Los No Alineados abogan por reforzarse para hacer frente a los nuevos retos

Por Publimetro Colombia

Argel, 29 may (EFE).- El Movimiento de países No Alineados (NOAL) ha insistido hoy en Argel en la necesidad de reforzar la cooperación entre sus miembros y revitalizar su papel, para hacer frente a la coyuntura internacional marcada por “el continuo deterioro de la situación política, social, económica y financiera”.

En la declaración de Argel, acordada en la clausura de la XVII reunión ministerial de la NOAL, que concluyó hoy en la capital argelina, los países miembros hicieron hincapié en la amenaza del terrorismo, en los efectos devastadores de cambio climático, así como en la necesidad de erradicar la pobreza y reformar las estructuras de la ONU.

La declaración, de 18 puntos, también insta a avanzar hacia el desarme nuclear pero reconociendo el derecho a desarrollar la energía atómica, a la creación de un Estado Palestino o al refuerzo de la cooperación entre el NOAL y el grupo de países de los 77 países desarrollados (G77) más China.

El texto final también dedica un punto, el más pequeño, al compromiso de continuar los esfuerzos para promover los derechos de la mujer y reforzar su papel y su participación en todos los campos, y convoca a sus miembros a la “promoción y la protección de los derechos humanos”.

“El terrorismo es una seria amenaza a la estabilidad de los estados así como a la paz internacional y a la seguridad, ya que no reconoce fronteras, nacionalidad, etnia o religión”, asegura el documento que llama un “compromiso internacional” para combatir este fenómeno, el crimen internacional o el tráfico de drogas.

Las cuestiones sobre el terrorismo y la seguridad han sido dos de las más evocadas por los participantes en la reunión celebrada bajo el lema “Solidaridad reforzada para la paz y la solidaridad” y que ha contado con la presencia de medio centenar de ministros de Exteriores.

Para afrontar estos retos, los 119 miembros del NOAL se muestran determinados a “revitalizar y reforzar el papel y la influencia” del movimiento “como la principal plataforma política representante del mundo en desarrollo en los foros multilaterales, especialmente en las Naciones Unidas”.

Sobre este aspecto, el presidente del Comité Político de la conferencia, el ecuatoriano Luis Gallegos, subrayó a Efe que “el Movimiento no Alineado tiene que reestructurarse para afrontar las realidades contemporáneas”.

Asimismo, el escrito, como es habitual, insta a la reforma del sistema de Naciones Unidas de una manera “justa y democrática” para favorecer la promoción de “una paz duradera, de la seguridad internacional y del desarrollo”.

Algunos observadores han destacado a Efe la inclusión de la condena del uso “ilícito de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación”, en una referencia indirecta al espionaje de las comunicaciones realizado por varios países y en especial Estados Unidos.

Sobre esta cuestión se adoptó un documento separado que muestra el “total rechazo al uso de las nuevas tecnologías de comunicación en violación de la legislación internacional y todas las acciones de esta naturaleza que tengan como objetivo cualquier Estado miembro del NOAL”.

Por otro lado, las naciones no alineadas, que representan dos tercios de los miembros de los países de la ONU, pusieron el acento en la declaración en que “el número de gente que vive en la absoluta pobreza continúa aumentando en muchos países”, por lo que consideran que la “erradicación de la pobreza es el mayor reto global”.

Asimismo, insistieron en que los países más pobres son los que más caro pagan los efectos del cambio climático, por lo que piden que se intensifiquen las acciones para mitigar este proceso y reducir su impacto.

Varios participantes en el encuentro consultados por Efe, aunque opinaron que la militancia y los principios que vieron nacer a este movimiento durante la Guerra Fría, quizá estén desfasados, la continuación del NOAL está garantizada debido al peso que tiene en el seno de la ONU y a la importancia de que los países en desarrollo cuenten con un foro común.

Sin embargo, todos coincidieron en que su adaptación a los nuevos retos y las nuevas dinámicas internacionales son indispensables para su supervivencia y su éxito.

Argel, 29 may (EFE).- El presidente del Comité Político de la XVII conferencia ministerial de los países No alineados (NOAL), el ecuatoriano Luis Gallegos, subrayó hoy que los miembros de esta entidad se muestran de acuerdo en la necesidad de reestructurarse para afrontar los nuevos retos.

Uno de los temas centrales “en este momento es una visión de que el Movimiento no Alineado tiene que reestructurarse para afrontar las realidades contemporáneas”, dijo Gallego en una entrevista concedida a Efe al margen de la reunión del NOAL, que concluye hoy en Argel.

Gallegos, representante permanente de Ecuador ante la ONU en Ginebra, también indicó que los 119 países que integran el NOAL han percibido “el regreso a un tipo de bipolaridad después de los últimos acontecimientos”.

El diplomático ecuatoriano, que indicó que este “regreso” hace vigentes los principios fundacionales del NOAL (nacido en 1961 como reacción a los dos grandes bloques surgidos de la Guerra Fría), subrayó también que en la actualidad desde este foro se intenta favorecer la multipolaridad en todos los ámbitos.

“Tenemos necesidad de afianzar principios como el de no intervención, como el de solución pacífica de controversias, como el de desarme o como el de los derechos humanos”, insistió Gallegos.

Tras poner el acento en que “la mayor parte de la población del mundo está representada” en el NOAL, el político latinoamericano enfatizó: “los países en desarrollo tenemos que encontrar en las negociaciones del milenio post 2015 una hoja de ruta que supere la necesidades, las inequidades, la discriminación y el racismo que tenemos en los países del sur”.

Gallegos también destacó que para Ecuador es muy importante el papel del NOAL como “contrapeso entre las políticas de presión y entre los distintos grupos internacionales”.

En cuanto a la evolución de la escena política en los últimos años, el diplomático ecuatoriano hizo hincapié, más allá de los problemas y cuestiones que surgen entre cumbre y cumbre del NOAL, en la proliferación de nuevos conflictos.

“Si analizamos la situación en África, Medio Oriente, Cáucaso, Mar de la China, estamos viendo que poco a poco, y esto es una lectura personal, vamos encaminados a un proceso de confrontación mucho más grave, sin que los mecanismos de Naciones Unidas o los que hemos creado puedan frenar un enfrentamiento de ese tipo”, subrayó.

Por otra parte, sobre la continua propuesta del NOAL de reformar y democratizar el Consejo de Seguridad de la ONU, Gallegos insistió en que este “mecanismo se ha quedado obsoleto porque fue creado después de la Segunda Guerra Mundial”.

“El Consejo de Seguridad se ha quedado anquilosado en prácticas que muchas veces no solucionan las problemáticas de los países, sino que más bien las agravan”, opinó.

En este sentido, denunció que existe “un bloqueo a la posibilidad” de expandir el número de miembros del Consejo de Seguridad “y además de cambiar sustancialmente” su mecanismo de funcionamiento.

Para Gallegos, muchas veces la propuestas del NOAL no acaban aplicándose debido a lo que denominó las “presiones extramovimiento” llevadas a cabo por “estados, poderes económicos” o “nuevas entidades transnacionales”.

En este sentido, Gallegos cargó contra las empresas multinacionales sobre las que dijo que “en muchos de los casos son muy superiores en su poderío político que un estado nación chico”.

“Por eso el Ecuador promueve un tratado vinculante de derechos humanos y transnacionales”, dijo Gallegos, quien insistió en que dichas empresas “son extraterritoriales en sus acciones pero locales en sus efectos”.

La reunión ministerial del NOAL, que comenzó ayer, miércoles, y concluye hoy en la capital argelina, es el preámbulo de la cumbre de jefes de Estado, prevista para el año que viene en Caracas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo