Obama dice que la tensión entre EE.UU y Rusia por Ucrania "no es la Guerra Fría"

Por Publimetro Colombia

West Point (EE.UU.), 28 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró hoy que la tensión entre EE.UU. y Rusia por la situación en Ucrania no supone un regreso a la Guerra Fría, porque lejos de tratarse de un enfrentamiento de dos bloques como entonces, hoy Rusia está “aislada” en su posición.

“Las acciones recientes de Rusia en Ucrania recuerdan a los días en los que los tanques soviéticos entraron en el este de Europa. Pero esto no es la Guerra Fría”, dijo Obama en un discurso sobre política exterior en la Academia Militar de West Point (Nueva York).

“Nuestra capacidad de dar forma a la opinión mundial ayudó a aislar a Rusia de inmediato. Debido al liderazgo estadounidense, el mundo condenó inmediatamente las acciones de Rusia”, alegó.

En marzo pasado, Rusia se anexionó la península ucraniana de Crimea, tras un referéndum de su población, mayoritariamente rusahablante, consulta que fue rechazada por EE.UU. y la Unión Europea.

El mandatario estadounidense citó la imposición coordinada de sanciones con la Unión Europea (UE) y el G-7, la cooperación en la OTAN y la ayuda financiera a Ucrania del Fondo Monetario Internacional (FMI), además de la asistencia de los observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

“Esta movilización de la opinión mundial y las instituciones sirvió como un contrapeso a la propaganda rusa, la presencia de las tropas rusas en la frontera (con Ucrania), y las milicias armadas”, argumentó.

Recordó que este fin de semana hubo elecciones presidenciales en Ucrania con “millones de votos”, y reconoció que aún no es posible saber “cómo se desarrollará la situación” y que “habrá graves retos”.

“Pero el habernos mantenido del lado de nuestros aliados y en nombre del orden internacional ha dado una oportunidad al pueblo ucraniano para elegir su futuro”, afirmó Obama.

El presidente describió la situación en Ucrania como uno de los “nuevos peligros” que enfrenta el mundo, entre los que citó “la agresión de Rusia contra antiguos Estados soviéticos” o “la preocupación de los vecinos de China por el poder económico y el alcance militar” de esa potencia.

West Point (EE.UU.), 28 may (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, defendió hoy su preferencia por la contención ante quienes abogan por responder a cualquier crisis con una intervención militar, al recordar que algunos de los mayores errores que ha cometido su país ocurrieron cuando se precipitó a una guerra.

“El Ejército es, y siempre será, la columna vertebral del liderazgo de EE.UU.. Pero la acción militar no puede ser el único, ni siquiera el principal, componente de nuestro liderazgo en cada instancia”, dijo Obama en un discurso en la Academia Militar de West Point (Nueva York).

“Sólo porque tengamos el mejor martillo no significa que cada problema sea un clavo”, argumentó el mandatario.

Obama respondió así a sus críticos en el ala republicana del Congreso, que le acusan de haber sido demasiado cauto y haber perdido oportunidades estratégicas clave por negarse a actuar militarmente, especialmente en el caso de Siria.

“Creo en el carácter excepcional de EE.UU. con cada fibra de mi ser. Pero lo que nos hace excepcionales no es nuestra capacidad de desobedecer las normas internacionales y la legalidad; es nuestra voluntad de afirmarlas a través de nuestras acciones”, sentenció.

“No todo problema tiene una solución militar. Desde la Segunda Guerra Mundial, algunos de nuestros errores más costosos no han procedido de nuestra contención, sino de nuestra voluntad de precipitarnos a aventuras militares sin pensar en las consecuencias, sin construir legitimidad y apoyo internacional, o consultar con el pueblo estadounidense sobre el sacrificio requerido”, sostuvo.

Por tanto, afirmó que EE.UU. “usará la fuerza militar unilateralmente si es necesario, cuando sus intereses básicos lo demanden”, es decir, cuando su pueblo o su forma de vida “se vean amenazados o la seguridad de sus aliados esté en peligro”, e incluso en esas circunstancias, “la opinión internacional importa”.

“Pero cuando los asuntos de preocupación global no supongan una amenaza directa a Estados Unidos, entonces el umbral para la acción militar debe ser más alto. En esas circunstancias, no debemos actuar solos”, argumentó.

“Deberemos movilizar a nuestros aliados para tomar acciones colectivas. Debemos ampliar nuestras herramientas para incluir la diplomacia y el desarrollo, las sanciones y el aislamiento, los recursos a la ley internacional, y -si es justa, necesaria y efectiva- la acción militar multilateral”, afirmó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo