Egipto celebra un polémico tercer día de elecciones para legitimar a Al Sisi

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 28 may (EFE).- Las críticas arreciaron hoy en Egipto en la tercera jornada de las elecciones presidenciales, que no estaba prevista y que aparentemente no logró su objetivo de atraer a los votantes en masa para legitimar al exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi.

A cuentagotas acudieron los electores a los centros de votación, pese a los llamamientos de las autoridades y los medios estatales a una alta participación y las amenazas de castigar con una multa de unos 50 euros a aquellos que se abstuvieran.

La tasa de participación en los dos primeros días de las elecciones presidenciales en Egipto se situó en torno al 37 por ciento, según anunció anoche la Comisión Electoral Suprema, tras extender en un día el plazo para votar.

La controvertida decisión de la Comisión Electoral de ampliar un día los comicios, al margen de su eficacia, se ha interpretado como un intento desesperado de obtener una participación aceptable que no desluzca la previsible victoria del “mariscal”.

Numerosas voces se alzaron hoy contra esta medida, entre ellas las del único rival de Al Sisi, el izquierdista Hamdin Sabahi, que aseguró que las presidenciales “carecen de contenido democrático y de las mínimas garantías de libertad”.

Sin embargo, Sabahi anunció que continúa en la carrera electoral para no favorecer el boicot al que han instado los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines.

De esta forma, el izquierdista hizo oídos sordos a las peticiones de un buen número de sus seguidores y de activistas, que le instaron en las redes sociales a retirarse de las elecciones ante las irregularidades registradas.

Incluso se creó la etiqueta en Twitter “Retírate Sabahi”.

Una amalgama de activistas, entre ellos el ilegalizado Movimiento 6 de Abril, denunció “irregularidades” en el proceso electoral para favorecer al “candidato de los tanques”, antes de huir de la rueda de prensa ante la amenaza de desalojo policial.

Por su parte, la misión de observadores de la ONG Democracia Internacional subrayó en un comunicado que la extensión del voto levanta interrogantes sobre “la independencia de la Comisión Electoral, la imparcialidad del Gobierno y la integridad de los comicios”.

El máximo órgano electoral alegó ayer que la medida busca “dar la oportunidad de votar a los egipcios que residen lejos de sus centros de votación y a los que no pudieron hacerlo por la ola de calor”.

Las altas temperaturas fueron el argumento que algunos votantes dieron hoy a Efe. Como la anciana Um Mahmud, que votó por Al Sisi en la escuela Qawmiya, en el barrio cairota de clase media de Aguza.

Um Mahmud señaló que, por sus problemas de tensión, prefirió no acercarse en los días anteriores al colegio, en el que los funcionarios esperaban aburridos la llegada de votantes.

Una vocal hablaba por el móvil mientras comía un bocadillo, otra jugaba con su hijo en la zona en sombra del patio, y el presidente de una de las mesas organizaba el cierre de las urnas para ir a rezar.

Aunque no había prácticamente afluencia de votantes, uno de los jueces, que se identificó como Ihab, expresó su esperanza en que según avanzase la jornada y descendieran las temperaturas la participación aumentase.

Según la Comisión Electoral, en las dos primeras jornadas votó un 37 por ciento de los 54 millones de egipcios con derecho a voto, una cifra muy inferior al 50 por ciento de la segunda vuelta de las presidenciales de 2012, que ganó el depuesto Mohamed Mursi.

Si el primer día de elecciones destacó la alta presencia de mujeres, que en un ambiente festivo vitorearon a Al Sisi entre canciones patrióticas, el ambiente era hoy bastante desolador.

Pocos votantes se acercaron también al colegio Yusef al Sebai, en el distrito de Mohandisin. Uno de ellos, el joven carpintero Ahmed Ibrahim, agradeció la extensión de la votación porque el lunes y el martes estaba trabajando.

Ibrahim, que prefirió guardar en secreto el nombre de su candidato, solo pidió que el resultado “libere a Egipto de la pobreza y el terrorismo”.

Mientras la población se debate entre el deseo de estabilidad y de una democracia verdadera, los candidatos presidenciales valoran las repercusiones de estas atípicas elecciones.

Al Sisi se juega en los comicios demostrar que una gran parte de la población le respalda, y sus partidarios se han desgañitado en las televisiones llamando “traidores” a los que se abstienen.

Frente a ellos, los grupos revolucionarios aseguran que la abstención demostró que Al Sisi “no tiene un apoyo incondicional” y que el pueblo rechaza “dar un cheque en blanco o ceder bajo amenaza”.

El Cairo, 28 may (EFE).- Los colegios electorales en Egipto cerraron hoy en el tercer y último día de elecciones presidenciales en el país, en las que concurrieron como candidatos el exjefe del Ejército Abdelfatah al Sisi y el izquierdista Hamdin Sabahi.

Los centros de votación comenzaron a cerrar sus puertas a las 21.00 hora local (18.00 GMT), después de 12 horas de sufragio, informó la televisión estatal, que mostró imágenes del inicio del recuento de los votos.

La Comisión Electoral decidió ayer martes extender hasta hoy el proceso de elecciones presidenciales debido a la baja participación de los dos primeros días, una medida que fue criticada por las campañas de ambos candidatos.

A falta de datos oficiales, esta improvisada jornada electoral no logró, aparentemente, su objetivo de atraer a los votantes en masa para legitimar al favorito Al Sisi.

Según pudo constatar Efe, por tercer día consecutivo, los votantes se acercaban a cuentagotas a los colegios electorales, pese a que el primer ministro egipcio, Ibrahim Mehleb, amenazó ayer con multar con 500 libras (cerca de 52 euros) a los ciudadanos que no votasen.

Por otra parte, el ministro egipcio de Interior, Mohamed Ibrahim, agradeció en un comunicado “a los jueces, policías y militares haber protegido el proceso electoral con integridad a pesar de la carga que han soportado”.

Además, en declaraciones recogidas por la agencia estatal Mena, aseguró que la policía y el ejército “lograron proteger el proceso electoral en su totalidad”.

Ibrahim explicó también que se pondrá en marcha la tercera fase del plan de seguridad de Interior -establecido para estas elecciones- inmediatamente después del cierre de los colegios “para dar seguridad a los comités y los jueces”.

La última fase de ese plan se aplica tras el anuncio de los resultados, con una campaña de seguridad para mantener el orden en las calles del país ante posibles celebraciones de la victoria electoral.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo