Carlos Mesa alega razones de Estado para defender la demanda marítima boliviana

Por Publimetro Colombia

La Paz, 29 abr (EFE).- El expresidente boliviano Carlos Mesa alegó hoy razones de Estado y su compromiso desde siempre con la causa marítima de su país para aceptar el encargo del gobernante Evo Morales de explicar y defender en el mundo el juicio planteado contra Chile en la Corte de La Haya por una salida al mar.

“Quiero destacar una actitud que me parece elogiable del presidente Morales: el presidente Morales está asumiendo este tema como una política de Estado”, afirmó el exmandatario (2003-2005) en una conferencia de prensa en La Paz.

En ese sentido, destacó que Morales ha tratado el asunto con los gobernadores oficialistas y los opositores y hará lo propio con los jefes políticos de los partidos de oposición representados en el Congreso.

Morales también se reunirá este miércoles con un grupo de expresidentes para evaluar los pasos dados hasta ahora.

“Mi expectativa, mi voluntad personal y estoy seguro de que así va ser es que el tema del mar no se politice, que no se utilice (…) ni desde el Gobierno, ni desde la oposición como un tema de campaña”, dijo el exmandatario.

Mesa subrayó que Bolivia está demostrando “una gran madurez en ese sentido” y confió en que “ni el presidente Morales va a utilizar el tema del mar en favor de sus aspiraciones electorales”, ni la oposición lo hará en relación a sus objetivos políticos.

El exmandatario encabezará misiones específicas para difundir, defender y explicar en escenarios multilaterales y bilaterales la causa boliviana y las razones de este país para demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Bolivia pidió en 2013 a la CIJ un fallo que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe una solución a su centenaria demanda de recuperar el acceso al Pacífico perdido en una guerra en 1879.

Mesa también destacó que aceptó la invitación de Morales porque tiene un compromiso desde siempre con la causa marítima.

“Se trata de una responsabilidad de Estado. Como ciudadano boliviano, como expresidente de la nación, no puedo rehuir una responsabilidad en la que todos estamos comprometidos”, subrayó.

El expresidente también precisó que su trabajo será “ad honorem”, es decir sin salario, que no será una tarea a tiempo completo, ni de funcionario, sino a partir de encargos concretos del presidente Morales para viajes que serán financiados por el Estado.

Mesa, que ha sido uno de los críticos del Gobierno de Morales en temas políticos, sostuvo que sus convicciones y puntos de vista no cambiarán, pero no los hará públicos en el exterior por un “mínimo de respeto” a la responsabilidad otorgada por el mandatario.

“Tenemos que entender que es un asunto de Estado y en un tema en el que mi compromiso es absoluto e inequívoco y lo ha sido antes de que tuviéramos la conversación y que yo aceptara esta encomienda del presidente”, agregó.

A su juicio, el proceso de la demanda boliviana ha culminado una primera fase consistente en que el país ha respaldado las razones del Gobierno para recurrir ante la CIJ y ahora corresponde otra fase en la que se posiciona el tema en el escenario internacional.

Uno de los puntos claves de la demanda, según Mesa, está en que Chile hizo compromisos unilaterales y voluntarios a lo largo de más cien años, la primera vez en 1895 cuando ese país reconoció que Bolivia necesitaba un acceso al mar “y se comprometía a dárselo”, tras la guerra y el tratado que fijó los límites de 1904.

A juicio de Mesa, la Cumbre del G77 y China que acogerá la ciudad boliviana de Santa cruz a mediados de junio por el cincuenta aniversario de ese organismo “debe tener el tema del mar como un aspecto fundamental”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo