Hollande está abocado a una remodelación de Gobierno por el revés electoral

Por Publimetro Colombia

París, 31 mar (EFE).- El presidente francés, François Hollande, prepara hoy, abocado por el revés electoral de la izquierda en las municipales, una remodelación de su Gobierno, en la que la principal incógnita es si cambiará al primer ministro, Jean-Marc Ayrault, por el titular de Interior, Manuel Valls.

A falta de una confirmación oficial, los medios de comunicación dan por hecho que va a hacer oficiales sus anuncios con ocasión de una intervención en el informativo televisivo de máxima audiencia, a las 20.00 locales (18.00 GMT).

Por la mañana, el jefe del Estado socialista recibió durante más de hora y media a Ayrault, quien anoche admitió que la elección municipal era “una derrota para el Gobierno y para la mayoría”, y dijo que asumiría “toda la parte de (su) responsabilidad”, aunque no ha dado pistas sobre si presentará su dimisión.

Hollande estuvo a continuación con Valls, que aparece como el favorito para el puesto de primer ministro.

En paralelo, Ayrault se entrevistó con el primer secretario del Partido Socialista (PS), Harlem Désir, para analizar el sentir de una formación que ayer salió sonada de la segunda vuelta de las municipales, tras la que va a tener que asumir la pérdida por parte de la izquierda y en favor de la derecha de las alcaldías de más de 150 ciudades de más de 9.000 habitantes.

Desde el PS, algunas de las voces más conocidas del ala izquierda, como la diputada Marie-Noelle Lienneman, reclamaron a Hollande abandonar el llamado “pacto de responsabilidad” para una reducción masiva de las cotizaciones sociales de las empresas, que debe formalizarse en las próximas semanas, y que ese paso vaya acompañado de un plan de disminución del gasto público de 50.000 millones.

En una línea similar, el jefe del grupo en el Senado de los ecologistas, Jean-Vincent Placé, advirtió de que su grupo no votará ese pacto tal y como está concebido, y reclamó como Lienneman medidas en favor del poder adquisitivo.

Desde la oposición de derechas, la gran ganadora de los comicios municipales, el presidente de la Unión por una Mayoría Popular (UMP), Jean-François Copé, instó al jefe del Estado a “hablar rápidamente”, porque “los franceses no entenderían que permaneciera silencioso después de una desautorización tan fuerte”.

“Hay que cambiar de política, probablemente también de Gobierno”, señaló en una entrevista a la cadena “BFM TV”.

La UMP y sus aliados han conseguido conquistar una decena de las grandes ciudades de más de 100.000 habitantes, en particular Toulouse, Saint-Etienne, Reims, Caen, Tours, Angers, Amiens o Limoges, que había sido gobernada por la izquierda desde 1912.

Entre esas grandes urbes, la izquierda logró salvar los muebles sobre todo en París, que tendrá como alcaldesa a la socialista franco-española Anne Hidalgo, pero también en Lyon, Estrasburgo y Nantes.

Otro elemento significativo del panorama municipal que dejan los comicios es cómo emerge el ultraderechista Frente Nacional (FN), que estará al frente de una docena de ayuntamientos en todo el país, el mayor el del distrito siete de Marsella, con una población de unas 150.000 personas.

Su segunda mayor conquista es Béziers (70.000 habitantes), aunque la mayor parte de los concejales de la lista ganadora no tengan carné del FN, empezando por el futuro alcalde, Robert Ménard, que no es otro que el fundador de Reporteros sin Fronteras.

La presidenta de esa formación, Marine Le Pen, habló hoy de “una victoria histórica” y se vio con alas de cara a los comicios europeos de mayo, donde confía que el suyo sea el primer partido de Francia.

Le Pen reiteró, en una entrevista radio-televisada a “RMC” y “BFM TV”, su objetivo de hacer saltar por los aires la Unión Europea, a la que culpa de “infringir un inmenso sufrimiento” a Francia: “Es la única forma de recuperar nuestra soberanía (…) y por tanto nuestra libertad”.

Por Angel Calvo

París, 31 mar (EFE).- El presidente de Francia, François Hollande, ofrecerá hoy una alocución televisada a las 20.00 hora local (18.00 GMT), en la que se espera que anuncie una remodelación gubernamental tras la derrota sufrida por los socialistas en las municipales francesas.

Se trata de una alocución grabada y de varios minutos de duración, indicaron fuentes del Elíseo, sede de la presidencia gala, citadas por los medios locales.

En ese discurso se prevé que el jefe del Estado aborde su hoja de ruta para los próximos meses y comunique un posible cambio de gabinete y de primer ministro, puesto que ocupa Jean-Marc Ayrault y para el que aparece como favorito el actual titular de Interior, Manuel Valls.

Hollande recibió esta mañana durante más de hora y media a Ayrault, quien anoche admitió que los comicios municipales fueron “una derrota para el Gobierno y para la mayoría”, y avanzó que asumiría “toda la parte de responsabilidad”, aunque no dio pistas sobre si iba a presentar su dimisión.

Los comicios, celebrados a dos vueltas ayer y domingo anterior, estuvieron marcados por una abstención histórica de cerca del 36,3 %, y arrojaron un balance muy favorable para el centro-derecha, que recuperó el terreno perdido en 2008, y un resultado histórico para el ultraderechista Frente Nacional (FN).

El centroderecha, según datos del Ministerio del Interior todavía provisionales, consiguió el 45,1 % de los votos, la izquierda el 40,5 %, la extrema derecha el 6,85 % y la extrema izquierda el 0,06 %.

“Hay que cambiar de política, probablemente también de Gobierno”, señaló hoy en una entrevista a la cadena “BFM TV” el presidente de la conservadora Unión por una Mayoría Popular (UMP), Jean-François Copé.

París, 31 mar (EFE).- La presidenta del Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, se mostró hoy confiada en que su partido, que rechaza ser catalogado en la escala derecha-izquierda, termine en cabeza de las elecciones europeas de mayo, tras el avance conseguido en las municipales ayer.

“Creo que el FN puede llegar en cabeza de las europeas” y conseguir que los franceses tomen conciencia del “inmenso sufrimiento que infringe” a Francia la Unión Europea (UE), declaró Le Pen en una entrevista radio-televisada por “RMC” y “BFM TV”.

Preguntada sobre si persiste en su idea de reventar la UE, contestó con un “sí”: “es la única forma de recuperar nuestra soberanía (…) y por tanto nuestra libertad”.

Con su formación ultraderechista, hizo hincapié en que “se ofrece a los franceses una alternativa”, porque tanto el Partido Socialista (PS) en el Gobierno como la Unión por una Mayoría Popular (UMP, el gran partido de la derecha), “tienen la misma visión europea”.

Le Pen explicó que “el 80 %” de lo que viven es resultado de decisiones tomadas a escala europea, es decir, resultado de “una coproducción UMP-PS” puesto que los dos están de acuerdo en cuestiones como la libre circulación de ciudadanos en el espacio Schengen.

Algo a lo que, recordó, el FN se opone porque “todo pueblo tiene derecho a decidir el control de sus fronteras”, como lo han hecho los suizos con su referéndum para limitar la inmigración.

Le Pen afirmó que la previsible remodelación del Gobierno del presidente socialista, François Hollande “no cambiará nada si no cambia de política”, y se mostró convencida de que esto último no ocurrirá porque el Ejecutivo francés se limita a seguir “la hoja de ruta de Bruselas”, que no es otra que “la austeridad, como en Grecia, como en España, como en Italia”.

Según sus previsiones, Hollande tras un nuevo revés en las europeas, y ante la falta de legitimidad de su Gobierno, se verá abocado a convocar elecciones legislativas, para las que reclamó la implantación de un sistema proporcional, que sería más favorable a su partido.

Al término ayer de los comicios municipales, el FN tendrá el control de 14 ayuntamientos y “probablemente 1.400 concejales”, según la presidenta del partido, que sin embargo quedó apeado de la victoria en Perpiñán, donde su candidato era el “número dos” de la formación de la extrema derecha, Louis Alliot, y salió derrotado frente a Jean-Marc Pujol, de la UMP, por un 44,9 % frente al 55,1 %, respectivamente.

El partido de Le Pen obtuvo ayer a escala nacional un 6,84 % de los sufragios, frente al 45,91 % de la derecha y el 40,57 % de la izquierda. Unas cifras que hay que relativizar, puesto que el FN sólo tenía candidaturas en 600 de los más de 36.000 municipios del país.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo