Crece la tensión entre las dos Coreas tras un intercambio de fuego en el mar

Por Publimetro Colombia

Seúl, 31 mar (EFE).- La tensión entre las dos Coreas se intensificó hoy después de que los ejércitos de Pyongyang y Seúl intercambiaran fuego de artillería sobre las aguas de la conflictiva frontera del Mar Amarillo.

Tras anunciar el inicio de nuevos ejercicios con fuego real al norte de la frontera marítima que separa a ambos países, el Ejército Popular norcoreano lanzó unas 500 rondas de artillería, de las que aproximadamente 100 cayeron en el lado del Sur, aseguró el Ministerio de Defensa de Seúl.

Ante esta inusual acción, la Fuerza Naval surcoreana respondió inmediatamente con el lanzamiento de varias decenas de obuses autopropulsados howitzer K-9 hacia aguas del Norte.

Más tarde el Ejército envió aviones de combate F-15 a la zona ante la posibilidad de nuevos incidentes y se llevó a cabo la evacuación a refugios de los residentes de las islas surcoreanas cercanas a la frontera del Mar Amarillo.

Seúl también advirtió de que el régimen norcoreano ha desplegado unos 1.000 cañones de artillería y 70 aerodeslizadores a lo largo de su costa suroccidental.

El intercambio de artillería en la línea fronteriza ha sido el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong, lo que se saldó con cuatro muertos, dos de ellos civiles.

Los líderes del Gobierno y la oposición en Corea del Sur condenaron al régimen de Kim Jong-un tras el incidente de hoy, que han calificado como “una provocación” de Pyongyang que pone en riesgo la paz en el noreste de Asia.

Por su parte, China, aliado histórico de Corea del Norte e importante socio comercial del Sur, instó a ambos Gobiernos a “actuar con moderación, evitar medidas que puedan elevar la tensión y hacer esfuerzos conjuntos para mantener la paz y la estabilidad”.

Por su parte, el Comando del Armisticio Militar del Mando de las Naciones Unidas en la fronteriza aldea de la tregua de Panmunjom envió un fax a Corea del Norte para pedirle que cese sus maniobras con fuego real y proponer una reunión a nivel general para aliviar la tensión.

La disputada frontera del Mar Amarillo es una de las áreas más sensibles y conflictivas de la región que ha sido escenario en los últimos años de otros sucesos de diversa gravedad como el hundimiento del buque Cheonan en marzo de 2010, con 46 muertos, que Corea del Sur atribuye al Norte.

En el caso de hoy, el intercambio de artillería entre las dos Coreas ha elevado aún más la tensión en un ambiente ya caldeado por los ejercicios militares que Seúl y Washington realizan en territorio surcoreano desde finales de febrero hasta el 28 de abril y en los que participan 7.500 efectivos estadounidenses.

Corea del Norte respondió las pasadas semanas al Foal Eagle, que considera un “ensayo de invasión” a su país, con el lanzamiento al mar de decenas de proyectiles de corto alcance y dos de sus misiles Rodong de medio alcance que desataron una dura condena de la comunidad internacional.

Además, este domingo el país comunista anunció en un comunicado que “no descarta un nuevo tipo de prueba atómica para elevar la capacidad de disuasión nuclear” ante la “amenaza” que plantea EEUU.

Hoy el ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung-se, advirtió al Norte de que tendrá que pagar un “alto precio” si lleva a cabo otro test nuclear, aunque Seúl cree que no existen signos en el país vecino que apunten a una acción de este tipo de forma inminente.

Por otra parte, el progresivo aumento de la tensión en la península coreana durante las últimas semanas ha interrumpido el prometedor proceso de diálogo abierto por Seúl y Pyongyang a principios de año con el objetivo último de establecer una etapa duradera de paz.

Ambas Coreas protagonizaron en febrero su primer encuentro de alto nivel en siete años, celebraron una histórica reunión de familias separadas y se comprometieron a continuar las negociaciones de paz, aunque los hechos de las pasadas semanas han sembrado más bien pesimismo sobre el futuro del proceso.

Corea del Sur, que cuenta con el apoyo militar de EEUU, permanece técnicamente enfrentada con el Norte desde la Guerra de Corea (1950-53), finalizada con un armisticio que nunca se ha llegado a reemplazar por un tratado de paz definitivo.

Washington, 31 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. condenó hoy las acciones “peligrosas y provocadoras” de Corea del Norte, que inició nuevos ejercicios con fuego real al norte de la frontera marítima con Corea del Sur, y reafirmó su compromiso con la defensa de sus aliados en la región.

Las “continuas amenazas y provocaciones” de Corea del Norte “agravan las tensiones y su aislamiento”, indicó en un comunicado enviado a Efe un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jonathan Lalley.

“Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso con la defensa de nuestros aliados y permanecemos en estrecha coordinación tanto con Corea del Sur como con Japón”, añadió el portavoz.

La tensión entre las dos Coreas se intensificó este lunes después de que los ejércitos de Pyongyang y Seúl intercambiaran fuego de artillería sobre las aguas de la conflictiva frontera del Mar Amarillo.

Tras anunciar el inicio de nuevos ejercicios con fuego real al norte de la frontera marítima que separa a ambos países, el Ejército Popular norcoreano lanzó unas 500 rondas de artillería, de las que aproximadamente 100 cayeron en el lado del Sur, según aseguró el Ministerio de Defensa de Seúl.

Ante esta inusual acción, la Fuerza Naval surcoreana respondió inmediatamente con el lanzamiento de varias decenas de obuses autopropulsados howitzer K-9 hacia aguas del Norte.

Seúl también advirtió de que el régimen norcoreano ha desplegado unos 1.000 cañones de artillería y 70 aerodeslizadores a lo largo de su costa suroccidental.

El intercambio de artillería en la línea fronteriza ha sido el primero desde noviembre de 2010, cuando Corea del Norte bombardeó la isla surcoreana de Yeonpyeong, un suceso que se saldó con cuatro muertos, dos de ellos civiles.

Moscú, 31 mar (EFE).- Rusia responsabilizó hoy a Estados Unidos de generar tensión entre las dos Coreas al participar en ejercicios militares conjuntos con la del Sur, al tiempo que condenó las declaraciones norcoreanas sobre la posibilidad de nuevos ensayos de su armamento nuclear.

“Las periódicas escaladas de tensión en la región coinciden con los grandes ejercicios militares conjuntos de EEUU y Corea del Sur. Hemos expresado reiteradamente lo intolerable de una actividad militar excesiva en Asia Nororiental”, denunció el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso en un comunicado publicado en su web.

La Cancillería lamentó que las maniobras conjuntas de EEUU y Corea del Sur incluyan ejercicios “provocadores como el lanzamiento de bombas desde bombarderos estratégicos y operaciones de salto con paracaídas con toma de ‘centros administrativos’ extranjeros”.

El Ministerio de Exteriores de Corea del Norte anunció ayer en un comunicado que el país “no descarta un nuevo tipo de prueba atómica para elevar la capacidad de disuasión nuclear” del país frente a la “amenaza” que, a juicio del régimen, plantea Estados Unidos.

“Preocupa el endurecimiento mutuo de la retórica, que incluye la declaración sobre nuevos ensayos nucleares por parte de Corea del Norte”, dijo al respecto la Cancillería rusa, que pidió a las partes “manifestar la máxima contención y no permitir declaraciones y acciones que puedan llevar a una mayor degradación” del conflicto.

Las dos Coreas intercambiaran hoy fuego de artillería sobre las aguas de su frontera del Mar Amarillo, una de las áreas más sensibles de la región, que ha sido escenario de otros sucesos de diversa gravedad como el hundimiento del buque Cheonan en marzo de 2010, con 46 muertos, que Corea del Sur atribuyó al Norte.

Corea del Sur permanece enfrentada con la del Norte desde la guerra de 1950 a 1953, a la que puso fin un armisticio que nunca se ha llegado a reemplazar por un tratado de paz definitivo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo