Al menos 10 muertos en enfrentamientos de la UA con civiles armados en Bangui

Por Publimetro Colombia

Bangui, 30 mar (EFE).- Al menos diez personas han muerto en Bangui por disparos de soldados de la Misión de la Unión Africana en la República Centroafricana (MISCA) en un enfrentamiento con milicias civiles cristianas “Anti-Balaka”, informaron hoy a Efe fuentes militares y de Cruz Roja.

Según la MISCA, el contingente chadiano de las tropas de la Unión Africana (UA) fue víctima ayer de una emboscada por parte de uno de estos grupos armados, que se enfrenta desde el pasado diciembre en el país a los partidarios de los exrebeldes Séléka, de mayoría musulmana, que habían llegado al poder mediante un golpe de Estado en marzo de 2013.

“Los soldados chadianos volvían de una operación de búsqueda en el norte de la República Centroafricana, donde se incautaron de gran cantidad de armas, explosivos y municiones”, explicó a Efe el portavoz de la MISCA, Francis Che.

Aclaró que, “al llegar al -distrito de Bangui- PK12, (los soldados) cayeron en una emboscada de milicianos, aparentemente ‘Anti-Balaka’, y respondieron en la dirección de donde procedía el fuego”.

Una decena de personas murieron en el tiroteo, según fuentes de la Cruz Roja centroafricana.

Además, varias decenas de personas resultaron heridas, entre ellas dos soldados de la MISCA, y fueron trasladadas al Community Hospital de Bangui.

La MISCA defendió que sus soldados respondieron ante un ataque armado y que dos militares resultaron heridos de gravedad y su vehículo fue dañado.

“Los heridos son la prueba de que nuestros soldados fueron atacados y que, de hecho, no pudieron hacer otra cosa que responder”, dijo el portavoz de la MISCA.

Por su parte, el coordinador político de las milicias “Anti-Balaka”, Patrice Edouard Ngaïssona, negó que sus hombres tendieran una emboscada a los soldados de la MISCA.

“El PK12 está controlado por la MISCA y por las tropas francesas de la operación ‘Sangaris’. Ninguno de nuestros hombres disparó. Lo que sucedió fue un acto deliberado del contingente de Chad en la MISCA y es realmente lamentable”, afirmó Ngaïssona, en conversación telefónica con Efe.

El incidente causó ayer la paralización en la capital de República Centroafricana, mientras continuaron los enfrentamientos entre los hombres armados de los grupos “Anti-Balaka” y el antiguo grupo rebelde de la Convención de Patriotas por la Justicia y la Paz (PJCC, en sus siglas en francés) de Abdoulaye Hissène.

Desde el inicio de la ola de violencia el pasado diciembre, casi un millón de personas se han visto forzadas a huir en la República Centroafricana, de las cuales más de 650.000 son desplazados internos y cerca de 300.000 se refugian en países vecinos, especialmente en Chad y Camerún.

Se trata en su mayoría de musulmanes que huyen de los ataques de las milicias cristianas “Anti-Balaka”, grupos de civiles armados que desde el pasado diciembre realizan una campaña contra los partidarios de Séléka, en represalia por los abusos cometidos por este grupo rebelde a su llegada al poder.

Los enfrentamientos han llevado al conflicto a una espiral de violencia sectaria y religiosa en un país mayoritariamente cristiano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo