Putin ordena devolver las armas a las unidades ucranianas de Crimea leales a Kiev

Por Publimetro Colombia

Moscú, 28 mar (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó hoy devolver a Ucrania el armamento, equipos, barcos y aviones de las unidades militares en Crimea que guardaron lealtad a Kiev hasta el último momento.

Al mismo tiempo, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, anunció que “el repliegue (desde Crimea) de las unidades del Ejercito ucraniano que manifestaron su voluntad de seguir al servicio de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha concluido”.

“Ha concluido el cambio de los símbolos estatales en todos los navíos y destacamentos que se han pasado al bando del Ejército ruso”, dijo Shoigu en un encuentro del presidente con altos oficiales rusos.

Putin felicitó a los militares de la Flota rusa del Mar Negro, con base en Crimea, por su sangre fría y profesionalidad.

“Los recientes acontecimientos en Crimea han sido un serio examen. Han sido una demostración de las nuevas posibilidades de nuestras Fuerzas Armadas y la alta moral de sus efectivos”, dijo el líder del Kremlin.

Putin destacó que la actitud de los militares rusos en Crimea “ha permitido evitar las provocaciones y el derramamiento de sangre, y garantizar las condiciones para la celebración pacífica y libre del referéndum” sobre la incorporación de la península a Rusia.

“Por delante tenemos un importante trabajo para modernizar las estructuras militares (rusas) en Crimea, concluyó.

Moscú, 28 mar (EFE).- El Kremlin anunció hoy que Rusia denunciará los acuerdos con Ucrania sobre la permanencia de la Flota rusa del mar Negro en Crimea, península que entró a formar parte la pasada semana de la Federación Rusa.

Durante la reunión hoy del Consejo de Seguridad de Rusia presidida por el presidente, Vladímir Putin, se decidió comenzar el proceso de denuncia de varios acuerdos bilaterales con el país vecino, anunció Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Entre esos acuerdos figurarían aquellos que estipulan las condiciones de la estancia de la flota rusa en el puerto de Sebastopol y el pago del alquiler, y que fueron suscritos en Kiev en mayo de 1997, según las agencias locales.

También denunciará Moscú el acuerdo suscrito en abril de 2010 en Járkov en presencia del ahora depuesto presidente, Víktor Yanukóvich, sobre la prolongación de la estancia de la flota rusa por otros 25 años, desde 2017 hasta 2042.

Precisamente, ese acuerdo desató en su momento fuertes críticas entre la oposición ucraniana que acusó a Yanukóvich de “traicionar los intereses nacionales”, tras lo que convocó protestas antigubernamentales.

Supuestamente, Yanukóvich violó el artículo 17 de la Constitución que no permite la presencia de bases extranjeras en territorio ucraniano.

En su momento, algunos opositores se mostraron alarmados sobre la posibilidad de que esto fuera el comienzo de la devolución a Moscú de Crimea, que el líder soviético Nikita Jruschov cedió a Ucrania en 1954.

Tras la victoria de la Revolución Naranja en 2004, el presidente, Víctor Yúschenko, propuso no renovar el acuerdo de arrendamiento del puerto de Sebastopol a la flota rusa que expiraba en 2017, pero Yanukóvich lo prorrogó poco después de llegar al poder.

Por otra parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó hoy devolver a Ucrania el armamento, equipos, barcos y aviones, pero sólo de aquellas unidades militares en Crimea que guardaron lealtad a Kiev hasta el último momento.

Según fuentes oficiales ucranianas, de los casi 20.000 militares ucranianos emplazados en la península sólo 4.000 decidieron regresar a Ucrania, mientras el resto se pasaron al bando ruso.

Durante una reunión con Putin, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, anunció que “el repliegue (desde Crimea) de las unidades del Ejercito ucraniano que manifestaron su voluntad de seguir al servicio de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha concluido”.

Moscú, 28 mar (EFE).- Moscú denunció hoy que Occidente chantajeó y forzó a varios países para que apoyaran la resolución aprobada ayer por la Asamblea General de la ONU sobre la integridad territorial de Ucrania y la invalidez de la incorporación de Crimea a Rusia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso se refirió a una “presión imperdonable, incluidos el chantaje político y amenazas económicas, que se ejerció sobre un grupo nutrido de países para que votaran a favor” de la resolución.

La cancillería, en un comunicado publicado en su página web, lamentó “la perseverancia, merecedora de un uso mejor, con la que Kiev y sus ‘abogados’ extranjeros intentan distorsionar los alarmantes procesos que ocurren en Ucrania”.

“Se ha puesto a toda marcha lo que ha quedado de la máquina propagandística de la ‘guerra fría’ para quitar importancia a la crisis política más profunda en Ucrania y echar la culpa por la escalada de tensión a la Federación de Rusia”, reza el comunicado.

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, aseguró al Canal Uno de la televisión rusa que “muchos países se quejaron de haber sufrido una presión colosal por parte de países de Occidente para apoyar la resolución”.

“Por lo visto, esa táctica de presión que utilizan nuestros colegas occidentales ha tenido cierto éxito, dado que algunos países votaron sí, aunque haciendo de tripas corazón”, aseveró.

La Asamblea General de la ONU aprobó ayer una resolución que apoya la integridad territorial de Ucrania, señala que el referéndum de Crimea “no es válido” y pide que se resuelva pacíficamente la crisis creada por su anexión a Rusia.

En un texto no vinculante aprobado por 100 votos a favor, 11 en contra y 58 abstenciones, la Asamblea subrayó que la consulta popular del pasado 16 de marzo en la península de Crimea “no tiene validez” porque “no fue autorizada” por el Gobierno de Kiev.

Votaron en contra países como Nicaragua, que también condenó las sanciones económicas contra Rusia impuestas por EEUU y la UE, y Cuba, que criticó “el doble rasero y la hipocresía” de la posición de la OTAN en este conflicto.

A favor de la resolución aprobada se pronunciaron diversos países de América Latina, como Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá y Perú.

Junto a Rusia, votaron en contra Armenia, Bielorrusia, Bolivia, Corea del Norte, Cuba, Nicaragua, Sudán, Siria, Venezuela y Zimbabue, mientras China, India y otros latinoamericanos como Argentina, Brasil, Ecuador o Uruguay se abstuvieron.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo