El Salvador protesta ante Honduras y le pide desocupar la isla Conejo

Por Publimetro Colombia

San Salvador, 26 mar (EFE).- El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, protestó hoy ante su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, por la construcción de un helipuerto en la isla Conejo (Pacífico), cuya soberanía reclaman ambos países, y le pidió su “desocupación inmediata”.

El Salvador también denunció ante la ONU esa “actitud expansionista” de Honduras, informó la Casa Presidencial salvadoreña en un comunicado.

Funes le envió hoy a Hernández una carta con “su más enérgica protesta” a raíz de la visita que el mandatario hondureño hizo el sábado anterior a esa isla, donde inauguró un helipuerto, indicó el comunicado de la Presidencia.

“Mi Gobierno le presenta su más enérgica protesta al Gobierno de la República de Honduras por la realización de tales hechos, así como por las declaraciones vertidas en dichas ocasiones”, expresó el mandatario salvadoreño a Hernández, según el comunicado.

Funes agregó que “actuaciones como las presentes, afectan gravemente las fraternales relaciones que se han mantenido entre ambos Estados”.

“Mi Gobierno solicita al Gobierno de Honduras se abstenga de la realización de estos actos, solicitándole al mismo tiempo la desocupación inmediata de la isla salvadoreña de Conejo de conformidad a las normas del derecho internacional”, añadió el presidente de El Salvador.

Recordó que el Gobierno salvadoreño “ha protestado en reiteradas ocasiones por la ocupación ilegal y de facto de fuerzas militares hondureñas” en esa isla, que se encuentra en el golfo de Fonseca (Pacífico), que también comparte Nicaragua.

La Casa Presidencial informó que, además, el canciller salvadoreño, Jaime Miranda, le envió hoy una carta al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, notificándole las acciones de Honduras.

En esa carta, Miranda le expresa a Ban que “lamenta y condena la actitud de provocación que el Gobierno de Honduras realizó recientemente en la isla Conejo, en la que inauguró un helipuerto y otras obras de infraestructura, en clara violación a la soberanía de El Salvador en dicha isla”.

Según la carta del canciller, El Salvador considera que con estas acciones Honduras está mostrando “de manera irrefutable una actitud expansionista”.

Esa actitud es “consecuencia directa de la ocupación militar ilegal de Honduras en la isla Conejo, lo cual transgrede el derecho internacional y viola los propósitos y principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas, en particular el respeto de la soberanía de los otros Estados y la solución pacífica de las controversias”, señaló Miranda.

La isla Conejo es un peñón de menos de un kilómetro cuadrado y ambos países se disputan su soberanía desde hace varios años, aunque la actual controversia surgió en septiembre pasado.

Tegucigalpa, 26 mar (EFE).- Honduras calificó hoy de “impertinente” la protesta que hizo El Salvador luego de que el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, inauguró un helipuerto en la isla Conejo, que ambos reclaman como suya, e insistió a su vecino que cumpla la sentencia de la Corte de Justicia de La Haya.

“El Gobierno de la República de Honduras desestima la nota en referencia por considerarla impertinente”, subrayó el Ministerio hondureño de Relaciones Exteriores en un comunicado.

El presidente saliente salvadoreño, Mauricio Funes, le envió este miércoles a Hernández una carta con “su más enérgica protesta” a raíz de la visita que el mandatario hondureño hizo el sábado anterior a esa isla, donde inauguró un helipuerto, según un comunicado de la Casa Presidencial salvadoreña.

Funes, quien el próximo 1 de junio entregará el poder a su correligionario Salvador Sánchez Cerén, también pidió a Hernández que “se abstenga de la realización de estos actos, solicitándole al mismo tiempo la desocupación inmediata de la isla salvadoreña de Conejo de conformidad a las normas del derecho internacional”.

En ese sentido, Honduras reafirmó que la posesión de la isla Conejo, que se localiza en el golfo de Fonseca, nunca estuvo en disputa en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya durante el conflicto limítrofe entre ambos países y Nicaragua.

“Las únicas islas que estuvieron en disputa en el contencioso ante la Corte, fueron la Isla de El Tigre (que le pertenece a Honduras), y las islas Meanguera y Meanguerita (cuya propiedad es de El Salvador)”, apuntó.

El Gobierno hondureño indicó que “ve con profunda preocupación la falta de cumplimiento” por parte de El Salvador de la sentencia de la Corte Internacional que dio a Honduras la soberanía sobre la mayoría de territorios en disputa.

“La Corte Internacional de Justicia reconoció en su sentencia de 1992 que el régimen jurídico de dichas aguas (del Golfo de Fonseca) es el de co-soberanía, fallo que El Salvador persiste en desafiar, dando lugar a incidentes que podrían afectar la paz y la seguridad de la región”, enfatizó.

Añadió que han transcurrido 21 años desde que la CIJ dictó sentencia “sin que el Gobierno de El Salvador demuestre su disposición a negociar la proyección de los espacios marítimos de Honduras en el Océano Pacífico”.

El Gobierno hondureño también subrayó que “desea mantener relaciones pacíficas, fraternas y de amistad con sus vecinos” pero “demanda de ellos que respeten los derechos que le han sido reconocidos por el principal órgano judicial de las Naciones Unidas”.

Honduras también ha solicitado a la ONU que envíe un “alto representante” en misión de verificación al Golfo de Fonseca y que interceda para que su vecino acate la sentencia de la Corte de La Haya.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo