La primera ministra tailandesa acepta reunirse con el jefe de las protestas

Por Publimetro Colombia

Bangkok, 27 feb (EFE).- La primera ministra interina de Tailandia, Yingluck Shinwatra, aceptó hoy reunirse con el jefe de las protestas antigubernamentales, Suthep Thaugsuban, pero puso varias condiciones, como el cese de las manifestaciones.

Yingluck, de gira por el norte del país, indicó que el diálogo tendrá que organizarse dentro del marco constitucional y exigió que antes paren las protestas y se completen las elecciones parlamentarias del 2 de febrero, que deben repetirse en varias circunscripciones, según el grupo estatal de comunicación MCOT.

La Comisión Electoral tiene previsto repetir las votaciones canceladas por las protestas las dos últimas semanas de abril.

Las declaraciones de Yingluck responden a las manifestaciones hechas hoy por Suthep, quien se mostró dispuesto a reunirse con la primera ministra del país.

“Tan solo decirme el día y la hora. Pero la conversación tiene que ser cara a cara y retransmitida en directo por todos los canales de televisión para que todos los tailandeses puedan escuchar lo que se dice”, dijo Suthep en un mitin a sus seguidores en uno de los campamentos que mantienen en la capital.

El líder de los antigubernamentales y Yingluck se han reunido con anterioridad sin resultados aparentes.

Suthep ha dicho en varias ocasiones que solo disolverá las protestas cuando el Gobierno dimita y se forme un comité popular electo que reforme el sistema político para erradicar la corrupción y lo que él llama “regímenes de Thaksin”, para después llamar a las urnas.

Thaksin Shnawatra, hermano mayor de Yingluck, o un factótum, han ganado todas las elecciones celebradas en Tailandia desde 2001.

Thaksin fue primer ministro desde 2001 hasta 2006, cuando un golpe militar incruento lo depuso.

Desde entonces, los seguidores y detractores del magnate combaten al Gobierno de turno con movilizaciones populares.

La disposición a dialogar de Suthep, viceprimer ministro del Partido Demócrata entre 2008 y 2011, surge después de que un respetado monje budista miembro de las protestas y el ex primer ministro Somchai Wongsawat, cuñado de Thaksin, iniciaran el lunes pasado negociaciones exploratorias bajo el auspicio de la Comisión Electoral.

Al menos 23 personas han muerto y más de 750 han resultado heridas desde que Suthep renunció a su escaño parlamentario, dejó el Partido Demócrata, asumió el liderazgo de los manifestantes y empezaron a ocupar ministerios, el 25 de noviembre de 2013.

Bangkok, 27 feb (EFE).- El jefe de las protestas antigubernamentales en Tailandia, Suthep Thaugsuban, se mostró hoy dispuesto a reunirse con el Gobierno, pero siempre que sea con la primera ministra, Yingluck Shinawatra.

“Tan solo decirme el día y la hora. Pero la conversación tiene que ser cara a cara y retransmitida en directo por todos los canales de televisión para que todos los tailandeses puedan escuchar lo que se dice”, dijo Suthep en un mitin a sus seguidores en uno de los campamentos que mantienen en la capital, según el diario local “Bangkok Post”.

El líder de los antigubernamentales y Yingluck se han reunido con anterioridad sin resultados aparentes.

Suthep ha dicho en varias ocasiones que solo disolverá las protestas cuando el Gobierno dimita y se forme un comité popular electo que reforme el sistema político para erradicar la corrupción y lo que él llama “regímenes de Thaksin”, para después llamar a las urnas.

Thaksin Shnawatra, hermano mayor de Yingluck, o un factótum han ganado todas las elecciones celebradas en Tailandia desde 2001.

Thaksin fue primer ministro desde 2001 hasta 2006, cuando un golpe militar incruento lo depuso.

Desde entonces, los seguidores y detractores del magnate combaten al Gobierno de turno con movilizaciones populares.

La disposición a dialogar de Suthep, viceprimer ministro del Partido Demócrata entre 2008 y 2011, surge después de un respetado monje budista miembro de las protestas y el ex primer ministro Somchai Wongsawat, cuñado de Thaksin, iniciaran el lunes pasado negociaciones exploratorias bajo el auspicio de la Comisión Electoral.

Al menos 23 personas han muerto y más de 750 han resultado heridas desde que Suthep renunció a su escaño parlamentario, dejó el Partido Demócrata, asumió el liderazgo de los manifestantes y empezaron a ocupar ministerios, el 25 de noviembre de 2013.

Bangkok, 27 feb (EFE).- La alta representante de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instaron hoy al diálogo en Tailandia para acabar con la escala de violencia en torno a las protestas.

“La alta representante está profundamente preocupada por los serios incidentes de violencia política en Tailandia. La muerte de niños es particularmente alarmante”, señaló en un comunicado un portavoz de la oficina de Catherine Ashton.

Cuatro niños fallecieron en los últimos días debido a sendos ataques contra los manifestantes antigubernamentales en Bangkok y en la provincia de Trat, situada en el sureste del país, y los tiroteos y explosiones se repiten casi cada noche en torno a las protestas.

“La alta representante expresa su más profunda simpatía a las familias de las víctimas. Llama a todas las partes en Tailandia a actuar con la mayor moderación para evitar más violencia. Reitera su llamamiento urgente al diálogo que lleve a una solución política perdurable basada en principios democráticos”, dice la nota.

El secretario general de la Unión Europea, Ban Ki-moon, también expresó su “disposición” a respaldar a ambas partes y al pueblo de Tailandia para que entablen un diálogo que acabe con la escalada de violencia en el país.

En un comunicado, un portavoz de Ban señaló que el responsable de Naciones Unidas urge a ambas partes a respetar los derechos humanos y el Estado de derecho.

En las últimas semanas ha aumentado la violencia relacionada con las protestas de grupos antigubernamentales, que desde diciembre acampan en varias zonas de la capital.

Los antigubernamentales exigen que un consejo no electo sustituya al Gobierno y apruebe reformas para cambiar el sistema político, que consideran corrupto, antes de acudir a las urnas.

Al menos 23 personas han fallecido y más de 750 han resultado heridas desde que las protestas, que arrancaron en octubre y se intensificaron en noviembre con la ocupación de ministerios y oficinas gubernamentales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo