Israel intensifica patrullas en la frontera y viola el espacio aéreo libanés

Por Publimetro Colombia

Beirut, 27 feb (EFE).- Líbano denunció hoy que Israel ha intensificado sus patrullas a lo largo de la frontera y sus vuelos sobre el territorio libanés, después de que el grupo chií Hizbulá amenazara con responder al ataque del pasado lunes contra una de sus bases.

La agencia nacional de noticias libanesa, ANN, informó hoy de que patrullas israelíes de infantería y blindados están movilizadas en la “línea azul” frente a las poblaciones de Wazani, Mtolle y Kfarchuba, y las granjas ocupadas de Chebaa, territorio este último disputado entre Siria, el Líbano e Israel.

La “línea azul”, que hace de frontera mientras esta no esté delimitada de forma definitiva, fue marcada por la ONU después de que Israel se retirara en mayo del año 2000 de la mayor parte del sur del Líbano tras una ocupación de 22 años.

Por su parte, el Ejército libanés indicó en un comunicado que un avión de reconocimiento israelí sin piloto violó el espacio aéreo libanés.

La aeronave entró por el sur del país a las 17.35 hora local (15.35 GMT) de ayer y salió a las 06.45 hora local (04.45 GMT) de hoy.

Ayer, Hizbulá confirmó que aviones israelíes bombardearon el pasado lunes una de sus posiciones en la frontera sirio-libanesa, y amenazó con responder a dicho ataque en el momento oportuno.

“Esta agresión no quedará sin respuesta de la Resistencia (Hizbulá), que elegirá el momento y el lugar”, advirtió el movimiento chií en un comunicado, en el que calificó ese acto de “agresión flagrante contra el Líbano y su soberanía”.

Por su parte, el presidente libanés, Michel Suleiman, pidió al ministro de Asuntos Exteriores, Gebran Basil, que estudie lo antes posible los informes relativos al bombardeo del lunes para presentar una queja contra Israel ante la ONU.

A pesar de que Israel se retiró del Líbano en el año 2000, viola con frecuencia la soberanía libanesa y la resolución de la ONU en este sentido, la 1701, que puso fin a la guerra que libró con Hizbulá en el verano de 2006.

Jerusalén, 27 feb (EFE).- Un palestino murió hoy durante una operación militar de las fuerzas israelíes en la localidad de Bir Zeit, próxima a Ramala, en Cisjordania ocupada, informaron a Efe fuentes locales.

Los hechos comenzaron a temprana hora de la mañana cuando cerca de 30 jeeps militares israelíes hicieron una incursión en Bir Zeit, situada en el área B -bajo control administrativo de la Autoridad Nacional Palestina y bajo seguridad israelí-, para arrestar a Moataz Awad Washaha, de 24 años, sospechoso de “actividad terrorista”.

Los soldados “bloquearon” su vivienda, donde permanecía atrincherado bajo el amparo de familiares que trataban de evitar el arresto.

“Después de que fuera llamado a entregarse, se encerró dentro de su casa, resistiendo de manera efectiva a la detención”, indicó el Ejército israelí en un comunicado.

“Bajo la premisa de que tenía armas en su poder, las fuerzas utilizaron diferentes medios con el fin de completar la detención, incluyendo munición real. El sujeto fue encontrado muerto y en su residencia se descubrió un rifle de asalto AK-47”, concluyó el texto.

Otras fuentes indicaron que la vivienda de Awad Washaha fue demolida durante la operación, en la que los efectivos israelíes dispararon gases lacrimógenos y un estudiante fue arrestado.

El cuerpo de Awad Washaha fue trasladado al hospital de Ramala.

Además, tres palestinos resultaron heridos a primera hora de la mañana de hoy en enfrentamientos con soldados israelíes en la ciudad norteña de Nablus.

Las hostilidades se desencadenaron tras la entrada de varios soldados en la ciudad cuando escoltaban a colonos judíos en su camino a la Tumba de José, indicó la agencia de noticias Maan.

En la víspera efectivos israelíes realizaron una incursión también en Nablus después de que un artefacto explosivo fuera lanzado contra un autobús israelí, acto en el que dos soldados fueron heridos, según fuentes militares.

Maan apuntó que cerca de 20 personas fueron interrogadas durante horas con el resultado de un detenido y posteriores enfrentamientos entre las partes que terminaron con un palestino de 19 años trasladado al hospital por heridas.

En un informe titulado “Gatillo fácil: el uso excesivo de la fuerza por parte de Israel en Cisjordania”, Amnistía Internacional (AI) denunció ayer que el Ejército y la Policía israelíes cometen constantes abusos de los derechos con una utilización “innecesaria, arbitraria y brutal” de la fuerza en los Territorios Ocupados de Palestina y lo hacen con “casi total impunidad”.

El Ejército israelí refutó hoy ese documento y lo consideró desequilibrado, ya que en su opinión omite tanto “el aumento sustancial de la violencia palestina” como lo que denomina “incitación”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo