Merkel y Kerry miran al futuro y apuestan por resolver diferencias en privado

Por Publimetro Colombia

Berlín, 31 ene (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, apostaron hoy por mirar al futuro y relanzar la alianza entre las dos países resolviendo fuera de los focos las evidentes diferencias que mantienen desde que se destapó el programa de espionaje masivo estadounidense.

La visita a Berlín, aunque breve, era obligada para Kerry, que viajó a Alemania para participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, que se inauguró hoy.

Su encuentro con Merkel, rodeado de expectación por ser la primera cita de alto nivel desde que se desvelaron las escuchas en suelo alemán de los servicios secretos de EEUU, que llegaron a pinchar el teléfono celular de la canciller, se saldó con mensajes conciliadores por ambas partes.

“La relación transatlántica es una prioridad central para Alemania. No puede ser puesta en cuestión por las diferencias de opinión ante determinados temas”, subrayó Merkel en una declaración sin preguntas en la sede de la Cancillería.

La dirigente alemana confió en resolver las discrepancias con Washington en un diálogo abierto, como siempre han hecho ambos países, y en avanzar “paso a paso, “aunque se tarde un tiempo”, sobre la base de los valores compartidos y los intereses comunes.

Aunque esta misma semana Merkel reconoció ante el Parlamento alemán las dificultades para cerrar una cuerdo bilateral de no espionaje con Washington, hoy no hubo recriminaciones públicas ante su invitado, que también guardó silencio al respecto.

“Somos aliados al margen de los baches en el camino”, manifestó Kerry, quien garantizó que se superarán las diferencias y malentendidos.

Antes de este encuentro, Kerry se había entrevistado con el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, y en una rueda de prensa conjunta ambos compartieron el mismo mensaje: la “madura amistad” de los dos países debe estar por encima de los contratiempos.

“No es ningún secreto que hemos atravesado un tiempo difícil”, “ahora es momento de mirar al futuro y reforzar nuestra alianza”, dijo Kerry.

Según afirmó Steinmeier, la amistad de los dos países no se ha roto y el reto es ahora restablecer la confianza, algo posible gracias a las “sólidas bases” que sustentan la relación bilateral desde hace décadas.

En el aeropuerto berlinés de Tegel, donde se celebró la rueda de prensa, Steinmeier recordó otro aeródromo ya cerrado, el de Tempelhof, como símbolo de los lazos que unen a la capital alemana con Washington.

Fue en ese aeropuerto donde aterrizaron durante meses los aviones del puente aéreo organizado por los aliados para facilitar a los berlineses todos los suministros que necesitaron durante el bloqueo soviético de la ciudad en 1948.

Al margen de las relaciones bilaterales, Kerry aprovechó su visita a Berlín para analizar con las autoridades alemanas la evolución de las principales crisis internacionales, con Siria, Irán y Ucrania como ejes de las conversaciones.

El secretario de Estado de EEUU quiso lanzar una advertencia clara al régimen de Damasco ante el retraso en la entrega del arsenal químico que debe ser destruido.

Bachar al Asad debe “cumplir sus compromisos” y respetar los plazos fijados y, si no lo hace, la comunidad internacional estudiará qué medidas tomar, dijo Kerry.

“No se retiró de la mesa ninguna opción cuando se aprobó la resolución de Naciones Unidas” con el plan para la destrucción del arsenal químico, recordó.

Tanto ante éste como ante otros conflictos el secretario de Estado confió en trabajar junto a Alemania.

“Tenemos un importante numero de retos globales y nuestra cooperación es mas importante hoy que nunca”, señaló mirando a Merkel, quien se comprometió a trabajar “mano a mano” con Washington.

Kerry elogió el creciente protagonismo de Alemania en la esfera internacional y recordó varias de las citas relevantes de este año, desde la reunión entre la UE y EEUU, hasta la cumbre de la OTAN y la visita de la canciller a la Casa Blanca, aún sin fecha.

Múnich (Alemania), 31 ene (EFE).- El ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, instó hoy a Estados Unidos a realizar un “gesto” para reparar el daño que infringió a las relaciones transatlánticas con las escuchas masivas de sus servicios de espionaje.

De Maiziére se posicionó de esta manera durante su intervención ante la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), un foro denominado el “Davos de la defensa” en el que desde hoy y hasta el domingo decenas de líderes políticos buscarán salidas a conflictos como los de Siria, Ucrania, Irán y Oriente Medio.

“Es necesario un gesto por parte de Estados Unidos a su socio más estrecho al otro lado del Atlántico”, afirmó el ministro alemán tras recalcar los “daños políticos” que han causado las revelaciones del extécnico de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden.

Su afirmación, una de las más directas que ha realizado un miembro del Ejecutivo alemán hasta la fecha sobre este asunto, fue recibida con un aplauso por la audiencia, compuesta por líderes políticos internacionales.

“No tenemos pruebas, no hay huellas dactilares, pero todo lo que oímos va en la misma dirección”, dijo De Maizière, que recordó que estuvo a cargo durante cuatro años de los servicios secretos alemanes y que en absoluto se le puede acusar de “ingenuo”.

A su juicio, es necesario que Washington coopere con su aliados y comparta con ellos información de inteligencia, tal y como sus socios hacen con Estados Unidos.

Poco antes de estas declaraciones, la canciller alemana, Angela Merkel, reconoció en una rueda de prensa conjunta con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, las “dificultades” surgidas en la relación bilateral tras el escándalo del espionaje, pero dejó claro que la relación entre los dos países está por encima de “los baches que surgen en el camino”.

Está previsto que entre hoy y el domingo se den cita en este foro, entre otros, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, el presidente del Consejo Europeo, Hermann Van Rompuy, el ministro de Defensa español, Pedro Morenés y el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo