Obama advierte al Congreso que vetará las sanciones a Irán durante las negociaciones

Por Publimetro Colombia

Washington, 28 ene (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió hoy al Congreso que vetará cualquier proyecto de ley que incluya nuevas sanciones a Irán durante el plazo de negociaciones entre el Grupo 5+1 y el régimen iraní, y urgió a “darle una oportunidad de éxito a la diplomacia”.

“Déjenme aclarar algo: si este Congreso me envía ahora un nuevo proyecto de ley de sanciones que amenace con descarrilar estas negociaciones, lo vetaré”, dijo Obama durante su discurso del Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso.

“Por el bien de nuestra seguridad nacional, tenemos que darle una oportunidad de éxito a la diplomacia”, agregó.

“Si los líderes de Irán no aprovechan esta oportunidad, yo seré el primero en requerir la aplicación de más sanciones y estaré listo para ejercer todas las opciones necesarias para asegurar que Irán no fabrique un arma nuclear”, enfatizó.

Pero si los líderes iraníes “aprovechan esta coyuntura”, “entonces Irán podría dar un paso importante para volver a formar parte de la comunidad de naciones”, y EE.UU. habrá “solucionado uno de los desafíos principales en materia de seguridad de nuestra época, evitando los riesgos de una guerra”, prosiguió Obama.

El Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) alcanzó el pasado 24 de noviembre un acuerdo preliminar con Irán en virtud del cual el Gobierno iraní congeló desde la semana pasada los aspectos más polémicos de su programa nuclear, a cambio de un alivio moderado del régimen internacional de sanciones.

El Gobierno de Obama ha encontrado dificultades a la hora de vender ese acuerdo al Congreso de EE.UU., y desde hace dos meses trata de convencer a republicanos y demócratas en el Senado de que no aprueben un proyecto de ley bipartidista que impondría nuevas sanciones a Irán en caso de que fracasen las negociaciones.

Obama reconoció que las negociaciones para alcanzar un acuerdo definitivo, que se iniciarán a mediados de febrero en Nueva York, “van a ser difíciles”, y “es posible que no tengan éxito”.

“Tenemos muy claro que Irán apoya a organizaciones terroristas como Hizbulá, las cuales amenazan a nuestros aliados; y la falta de confianza entre nuestras naciones no va a desaparecer fácilmente”, admitió.

No obstante, subrayó que las negociaciones “no dependen de la confianza”, sino en el requisito de que todos los acuerdos a largo plazo que se acuerden “estén basados en acciones comprobables” que demuestren “que Irán no está fabricando una bomba nuclear”.

“Si John F. Kennedy y Ronald Reagan pudieron negociar con la Unión Soviética, indudablemente un país fuerte y seguro de sí mismo como Estados Unidos puede negociar con adversarios de menor peso en la actualidad”, subrayó.

En virtud del acuerdo preliminar con Irán, el 5+1 ha dejado sin efecto sanciones como la prohibición al país de transportar su petróleo, la de comerciar con oro y metales preciosos, las restricciones a los productos petroquímicos y el veto a ciertas transacciones financieras con bancos iraníes.

La apertura de EE.UU. a Irán le ha valido además una trifulca con su aliado Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha llegado a calificar el acuerdo negociado como “un pacto de ensueño” para Teherán.

Washington, 28 ene (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo hoy que, si se allanan las diferencias con el Gobierno afgano, un número reducido de tropas podría permanecer en Afganistán en 2015, pero eso no evitará que pueda declararse un fin a la larga guerra a finales de este año.

“Si el Gobierno afgano firma el acuerdo de seguridad que hemos negociado, es posible que un destacamento reducido de soldados estadounidenses permanezca en Afganistán con los aliados de la OTAN para llevar a cabo dos misiones limitadas: entrenar y asistir a las fuerzas afganas y realizar operaciones antiterroristas para perseguir a los restos de Al Qaeda”, dijo Obama.

“Porque, aunque nuestra relación con Afganistán cambie, hay algo que no va a cambiar: nuestra determinación de que los terroristas no lancen ataques contra nuestro país”, agregó el mandatario en su discurso del Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso.

Obama prometió que, “ahora las fuerzas afganas están al mando de su propia seguridad”, Estados Unidos cumplirá su acuerdo con la OTAN de completar la misión antes del fin de este año.

“Completaremos la misión allí junto con nuestros aliados a fines de este año y la guerra más larga de la historia estadounidense habrá llegado a su fin”, aseguró.

Estados Unidos tiene actualmente desplegados 38.000 militares en territorio afgano como parte de la misión de la Alianza Atlántica en Afganistán (ISAF), que también cuenta con unos 19.000 soldados de otras naciones, incluidos 259 españoles.

El número de tropas que permanecerá en el país a partir de 2015 sigue siendo un interrogante dado que el presidente afgano, Hamid Karzai, no ha firmado aún el acuerdo bilateral con EE.UU. para regular la seguridad a partir de 2014, a la espera, previsiblemente, del resultado de las elecciones presidenciales de abril.

La indecisión de Karzai ha tensado en las últimas semanas las relaciones entre EE.UU. y Afganistán, que este lunes sufrieron un nuevo revés con la decisión del Gobierno afgano de liberar a 37 prisioneros de la cárcel de Bagram, anteriormente dirigida por Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense ha condenado esa medida, dado que considera peligrosos a esos prisioneros por haber participado en ataques directos contra sus militares y las fuerzas armadas afganas.

A ello se suma una información publicada el mismo lunes por el diario The Washington Post, según la cual Karzai sospecha que Estados Unidos puede haber estado detrás de varios atentados atribuidos a insurgentes en el país, con el fin de debilitarle y fomentar la inestabilidad en Afganistán.

La Casa Blanca indicó la semana pasada que mantiene abierta la posibilidad de no dejar ningún soldado en Afganistán tras el fin de la misión de la OTAN, especialmente si persisten las diferencias con el país asiático.

El Departamento de Defensa ha propuesto que el número de tropas tras el fin de la misión de la ISAF sea de 10.000, nivel que considera necesario para proteger a diplomáticos y funcionarios de inteligencia, o que se lleve a cabo una retirada completa.

Precisamente el año pasado, Obama aprovechó su discurso sobre el Estado de la Unión para anunciar que 34.000 militares regresarían de Afganistán en el plazo de un año.

Washington, 28 ene (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que su país seguirá trabajando para que Siria logre “un futuro libre de dictadura, terror y miedo” y para que el conflicto en Oriente Medio acabe con un Estado palestino independiente y un “Estado judío” en Israel que no dude de su alianza con Washington.

Durante su discurso del Estado de la Unión ante ambas cámaras del Congreso, Obama dejó claro que Estados Unidos apoya en Siria a “aquella oposición que rechace la agenda de las redes terroristas”.

“Seguiremos trabajando con la comunidad internacional para dar paso al futuro que merece el pueblo sirio: un futuro sin dictaduras, terror ni miedo”, subrayó Obama.

Estados Unidos fue, junto a Rusia y con el apoyo de la ONU, el artífice del proceso de paz para Siria que se desarrolla en Ginebra, y donde persisten profundos desacuerdos sobre la ayuda humanitaria y, sobre todo, acerca de la entrega o no del poder por parte del presidente sirio, Bachar Al Asad.

El Gobierno de Obama actúa, además, como mediador en las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos que comenzaron en julio pasado con el objetivo de alcanzar un pacto definitivo en el plazo de nueve meses y que por ahora se encuentran en la fase de negociación de un acuerdo marco que delinee las claves para la paz.

“En este preciso momento, la diplomacia estadounidense está apoyando a los israelíes y los palestinos en unas negociaciones difíciles pero necesarias que están llevando a cabo para acabar con el conflicto en esa región”, afirmó Obama.

Esas negociaciones pretenden “conseguir dignidad y un Estado independiente para los palestinos, y paz y seguridad duraderas para el Estado de Israel, un Estado judío que sabe que Estados Unidos siempre estará a su lado”, agregó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo