El ministro de Economía israelí zanja la polémica ideológica con Netanyahu

Por Publimetro Colombia

Jerusalén, 29 ene (EFE).- El ministro de Economía de Israel, Naftalí Bennett, se disculpó hoy ante el primer ministro, Benjamín Netanyahu, por los ataques ideológicos que le lanzó estos últimos días, y que condujeron a una situación que amenazaba con romper la actual coalición de gobierno israelí.

“Si el primer ministro se ha ofendido no era esa mi intención”, dijo Bennett, líder del partido ultraderechista “Habayit Hayehudí” (Hogar Judío, vinculado esencialmente al movimiento colono israelí), en un acto público celebrado esta noche en el Mar Muerto.

La crisis entre ambos políticos se originó en una inusual crítica del ministro a la idea de Netanyahu de que, en un eventual acuerdo de paz con los palestinos, algunos colonos judíos quedasen bajo soberanía palestina con tal de no desplazarlos de sus hogares.

“Una nueva idea ha emergido: Los judíos pueden vivir en sus tierras pero bajo soberanía palestina. Esto no puede ocurrir”, dijo Bennet.

“¿Saben por qué los judíos no pueden vivir bajo soberanía palestina y los palestinos no pueden gobernar a los judíos? Porque los matan”, afirmó en referencia a la conocida como “masacre de Hebrón” de 1929, en la que fueron asesinados 67 judíos cuando toda la zona estaba bajo Mandato británico.

Bennett también acusó a Netanyahu de que dividirá “nuestra capital” (Jerusalén) y “nuestra tierra” si llega a aceptar los términos del plan del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, para la paz entre israelíes y palestinos.

Esta noche, Bennett afirmó que “hay gente interesada en convertir un debate de sustancia sobre el futuro de nuestro Estado, en un ataque personal que no existió nunca”.

“Respeto al primer ministro, respeto su liderazgo en estas circunstancias nada fáciles, lo apoyo cuando es necesario y lo critico cuando también lo es, porque lo considero mi obligación”, subrayó poco antes de insistir en que “dejar a israelíes bajo soberanía palestina es peligroso”.

El primer ministro, que aseguró tener otras combinaciones para mantener estable su coalición de gobierno, había dado hoy un ultimátum a Bennett para que se disculpara antes de la próxima reunión del Consejo de Ministros el domingo, so pena de verse cesado junto con el resto de los ministros de “Habayit Hayehudí”.

Fuentes de este partido dijeron a la edición electrónica del diario Yediot Aharonot que con esas palabras Bennett “daba por zanjada” la polémica, y que Netanyahu “no debe esperar más” declaraciones ni disculpas.

“Si Netanyahu aún quiere cesarnos e ir a elecciones, estamos preparados”, aseguraron.

Aunque de la misma línea ideológica (derecha nacionalista sionista) que el partido Likud (que encabeza Netanyahu y es la fuerza mayoritaria en la coalición de gobierno de Israel), “Habayit Hayehudí” es más radical en sus posturas sobre la colonización y mucho menos flexible en su disposición a hacer concesiones a los palestinos por un acuerdo de paz.

Dicha fuerza se incorporó al gobierno encabezado por Netanyahu tras quedar en cuarto lugar, con doce diputados, en las elecciones legislativas celebradas en 2013.

Por el momento ni el primer ministro, ni ninguno de sus asesores, han hecho valoraciones sobre si la disculpa del líder nacionalista es suficiente o no.

Jerusalén, 29 ene (EFE).- El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, exigió hoy disculpas a su ministro de Economía y principal socio de Gobierno, Naftalí Bennett, por sus recientes ataques y le advirtió de que tiene otras opciones para crear una nueva coalición.

Netanyahu, líder del partido derechista “Likud”, y Bennet, que encabeza la formación ultraderechista y pro colona “Habayit Hayehudi”, mantienen desde hace días una intensa polémica, que hoy subió de tono, a causa del futuro de los asentamientos judíos en caso de un acuerdo marco con los palestinos.

“Bennett ha recibido un mensaje claro. Debe disculparse de forma clara e inequívoca, de otra forma deberá pagar el precio”, afirmó la oficina del primer ministro, en declaraciones divulgadas este miércoles por la prensa local.

El ministro de Economía volvió a criticar ayer, martes, la posibilidad de que un acuerdo de paz con los palestinos incluya el desalojo de las colonias en Cisjordania o que estas queden bajo soberanía palestina, como se baraja en la negociación que auspicia el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

“Nuestros padres y nuestros descendientes no perdonarán a aquel líder israelí que entregue nuestras tierras y divida nuestra capital”, dijo el conflictivo ministro entre numerosos aplausos en un discurso en el Instituto de Estudios de Seguridad Nacional, en Tel Aviv.

“Una nueva idea ha emergido: Los judíos puede vivir en sus tierras pero bajo soberanía palestina. Esto no puede ocurrir”, agregó.

“¿Saben por qué? ¿Saben por qué los judíos no pueden vivir bajo soberanía palestina y los palestinos no pueden gobernar a los judíos? Porque los matan”, afirmó Bennett, citado por el diario local “Haaretz”, en referencia a una masacre de judíos en la ciudad cisjordana de Hebrón en 1929.

Según el diario “Haaretz”, la crisis con Benett llevó a Netaynahu a cancelar una sesión prevista para este miércoles con varios ministros que tenía como objetivo estudiar el impacto del boicot de ciertas compañías y organizaciones a Israel.

Horas antes, y en el mismo foro, había sido proyectado un vídeo en el que el primer ministro palestino, Mahmud Abas, tendía la mano a Netanyahu, le ofrecía una reunión cara a cara y advertía de que la retirada de Israel de Cisjordana debería ser gradual pero completa, con un periodo de transición máximo de tres años.

El primer ministro israelí tomó la palabra después de su socio en el Gobierno, pero no aludió directamente a una polémica que amenaza la actual coalición y se limitó a indicar que no tiene intención de que el futuro estado sea binacional, en un discurso que los expertos israelíes explican hoy como un paso más hacia el centro.

“Lo que Netanyahu quiso decir es: Yo soy el centro. Mis posturas son de consenso y la opinión pública está conmigo y no con Benett”, escribe este miércoles en “Haaretz” el analista político Barak Ravid.

Con doce legisladores, la formación de Bennett es la cuarta en número de escaños en la Kneset, pero tercera en la coalición del gobierno, pues el Partido Laborista, con 15 diputados, es el principal de la oposición.

La semana pasada, un responsable del minoritario partido centrista “Hatnuá”, que lidera la ministra de Justicia y jefa del diálogo con los palestinos, Tzipi Livni, ya instó a Netanyahu a romper la coalición y crear una nueva que contribuya a apuntalar los esfuerzos de paz.

Ramala, 29 ene (EFE).- Un joven palestino murió hoy por disparos de las tropas israelíes en la localidad cisjordana de Ein Siniyam, informaron fuentes médicas palestinas y del Ejército israelí.

Un portavoz del hospital de Ramala, la capital administrativa palestina, confirmó que Mohamad Mubarak, de 22 años y natural del campo de refugiados de Jalazun, ingresó cadáver en ese centro con tres balazos en la espalda.

Horas antes, el Ejército israelí informó de que soldados apostados en un puesto del asentamiento de Ofra abrieron fuego contra un palestino que, de acuerdo con esa versión, disparó contra su posición.

“Un terrorista palestino abrió fuego contra un puesto del Ejército (…) Los soldados respondieron de inmediato con el fin de eliminar la amenaza”, indicó un comunicado militar.

En otro mensaje difundido varias horas después, el Ejército agregó que “las investigaciones (del suceso) sugieren que el terrorista disparó contra vehículos civiles que circulaban por la zona, antes de disparar a los soldados”.

Sin embargo, la agencia de noticias palestina Maan explicó, por su parte, que la víctima mortal es un joven que trabajaba con la compañía Al-Tarifi en un proyecto de la agencia de cooperación estadounidense USAID y que no iba armado.

Algunos testigos dijeron a ese medio que el hombre fue interrogado previamente por los soldados y registrado, y que después de dispararle impidieron que llegara la ambulancia.

Consultada por Efe, una portavoz militar israelí insistió en que “los soldados alcanzaron a la persona que había disparado contra la posición” y que “saben que el individuo trabajaba en el lugar”.

“Todo el caso está siendo investigado, de lo que no hay duda es de que en el lugar los soldados encontraron un arma”, aseguraron otras fuentes militares a Efe, poco después de que la Oficina del Portavoz del Ejército enviara a los medios dos fotos en las que se ve un subfusil automático sobre el asfalto, supuestamente recogido del lugar de los hechos.

El ministro de Infraestructura y Vivienda de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Maher Ghneim, denunció que Mubarak fue “asesinado a sangre fría” e instó a las organizaciones internacionales de derechos humanos a investigar las circunstancias del suceso.

Sobre las alegaciones israelíes, el Ministerio desmintió que el joven estuviera armado y aseguró que lo que llevaba en la mano cuando fue alcanzado por los disparos era una señal para dirigir el tráfico.

Esta tarde decenas de jóvenes del campo de refugiados en el que vivía la víctima se echaron a las calles del centro de Ramala y obligaron a cerrar algunos de los comercios en señal de duelo, enfrentándose a la Policía palestina, que practicó un número indeterminado de arrestos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo