Las autoridades sursudanesas localizan 500 cadáveres en la ciudad de Bor

Por Publimetro Colombia

Yuba, 29 ene (EFE).- Las autoridades sursudanesas encontraron alrededor de 500 cadáveres en las búsquedas realizadas entre ayer y hoy en barrios residenciales de la ciudad de Bor, capital del estado de Jonglei (al noreste de Yuba), la mayoría de ellos mujeres, niños y ancianos.

Según dijo a Efe el director de la comisión de asistencia y rehabilitación de Jonglei, Gabriel Dineq Ayak, los cadáveres corresponden a personas fallecidas durante los choques registrados en la zona en las últimas semanas entre rebeldes y Ejército por el control de Bor, añadió la fuente.

Ayak aseguró también que continúan las operaciones de búsqueda de nuevos cuerpos en barrios residenciales de la ciudad, aunque el entierro de los cadáveres ya comenzó hoy y se extenderá durante los próximos dos días.

Esto se produce en el marco de las labores de “inspección, búsqueda y limpieza” de la ciudad, a donde los desplazados ya empezaron a regresar tras haber huido durante el conflicto de las últimas semanas.

“Estamos tratando de limpiar la ciudad y enterrar a los muertos, quienes fueron asesinados por los rebeldes, y todavía buscamos más cadáveres en distintas zonas de la ciudad”, especificó Ayak.

La misma fuente destacó que la tranquilidad ha vuelto a la ciudad después de que las fuerzas gubernamentales retomaran su control.

El conflicto en Sudán del Sur estalló el pasado 15 de diciembre, cuando el presidente del país, Salva Kir, acusó a su exvicepresidente y actual líder rebelde, Riek Mashar, de una intentona golpista.

Cerca de 10.000 personas han fallecido durante los enfrentamientos, según cálculos del Grupo Internacional de Crisis, una organización internacional no gubernamental especializada en el análisis de conflictos.

Al menos 335.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares por la violencia en Sudán del Sur y 78.000 se han refugiado en los países vecinos, calculó el pasado martes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Nairobi, 29 ene (EFE).- Siete detenidos políticos fueron liberados hoy por el Gobierno de Sudán del Sur y se encuentran en la capital keniana, Nairobi, confirmó hoy el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta.

“Me complace anunciar que hoy, el presidente de Sudán del Sur, Salva Kir, liberó y dejó bajo mi custodia a siete de los once detenidos bajo arresto en su país”, dijo.

“Podéis verlos detrás de mí”, manifestó en una rueda de prensa televisada, ofrecida en State House, la residencia oficial del jefe de Estado keniano en Nairobi.

En aparente buen estado de salud, los liberados dijeron que aunque reconocen a Kir como su presidente y no como “un enemigo”, urge una solución inmediata para el país.

“No sentimos resentimiento, solo estamos tristes por la crisis que atraviesa nuestro país justo después de lograr la independencia”, dijo el ex ministro de Justicia John Luk en nombre de los siete presos liberados, que llegaron esta tarde a Kenia.

Además del propio Luk, entre los liberados figuran Deng Alor, Kosti Manibe, Madut Biar, Cirino Hiteng, Geir Chuang Aluong y Chol Tong.

El Gobierno de Kir detuvo a once militares y políticos tras la presunta intentona golpista del exvicepresidente y actual líder rebelde, Riek Mashar, y su liberación ha sido una de las principales condiciones para el acuerdo de alto el fuego suscrito por ambos bandos el pasado 23 de enero en Adis Abeba.

Los otros cuatro detenidos permanecen bajo arresto en Sudán del Sur, aseguró Kenyatta, quien se comprometió en nombre de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) -el bloque regional mediador de África Oriental en la crisis de Sudán del Sur- a continuar con las conversaciones sobre ellos “con nuestro hermano” Kir.

Igualmente, los líderes del Este de África debatirán la manera de restablecer un mecanismo de monitorización y verificación del alto el fuego firmado hace seis días.

“Muchos amigos y compañeros se ofrecieron a contribuir a la verificación de este mecanismo. Les urjo a cumplir con sus obligaciones de forma inmediata”, puntualizó el mandatario keniano.

“En la cumbre de la IGAD en Nairobi el pasado mes acordamos que uno de los principales compromisos de Sudán del Sur debía ser la liberación de estos detenidos. Por ello, agradezco al Gobierno de Sudán del Sur el cumplimiento del acuerdo”, subrayó el presidente keniano.

El pacto de alto el fuego entre Kir y Mashar se logró tras varias semanas de negociaciones auspiciadas por la IGAD.

Ambas partes acordaron buscar una solución al asunto de los rebeldes detenidos por el Gobierno sursudanés, cuestión que había obstaculizado el diálogo.

Cerca de 10.000 personas han fallecido durante los enfrentamientos, según cálculos del Grupo Internacional de Crisis, una organización internacional no gubernamental especializada en el análisis de conflictos.

Al menos 335.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares por la violencia en Sudán del Sur y 78.000 se han refugiado en los países vecinos, según informó el pasado martes el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo