Correa dice que la protesta de los médicos en Ecuador busca desgastar a su Gobierno

Por Publimetro Colombia

Quito, 24 ene (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que las protestas de médicos que han anunciado su renuncia en rechazo a la tipificación legal de la mala práctica profesional, estaba preparada para desgastar al Gobierno y anunció que 750 especialistas están listos para reemplazar a quienes dimitan.

El mandatario agregó que “no se excluye el estado de emergencia” frente a una eventual renuncia de un mayor número de galenos, pero precisó que “en realidad solo existe una renuncia” formalizada, mientras que la Federación Médica Ecuatoriana cifró en cerca de 500 las presentadas o en proceso de formulación.

Los galenos, que han anunciado protestas a partir del 4 de febrero, están en contra del inciso tercero del artículo 146 del Código Penal, que castiga con penas de 3 a 5 años las muertes ocurridas como consecuencia de una práctica profesional que incluya acciones peligrosas, ilegítimas o innecesarias.

Este inciso crea ambigüedad, según la Federación, preocupada por la interpretación que jueces y fiscales pueden hacer del artículo tal como aparece en el texto del nuevo Código Penal.

El código fue aprobado en diciembre y está pendiente de estudio por el Parlamento ecuatoriano tras un veto parcial del presidente ecuatoriano que, en todo caso, no hace referencia al artículo 146.

Correa explicó hoy que en el código penal vigente, que data de 1938, ya se castigaba el homicidio por mala práctica profesional, por lo que muchos médicos podían haber sido sancionados “pero nadie decía nada”.

En cambio, en el nuevo, el artículo sobre la mala práctica profesional, que calificó de “muy taxativo, muy restrictivo”, se precisan “las condiciones de responsabilidad por parte del profesional” y “se protege al profesional y a la víctima”.

El presidente calificó de “infamia”, “mentira” y “difamación” una carta de los médicos del hospital de la Seguridad Social de Ambato (centro) que asegura que el artículo “convierte el ejercicio de la más noble de las profesiones en un acto delictivo”.

“Nadie se va a ir preso por eso”, aseguró Correa, quien precisó que a quien se podría castigar con el nuevo texto legal es a las “clínicas clandestinas que ofrecían cirugías plásticas”.

“Cuántas jóvenes han muerto” por falta de instrumental o asepsia adecuada en centros de este tipo, se preguntó.

Además, indicó que para que un médico sea condenado por mala práctica profesional con el nuevo código deben concurrir los diferentes factores mencionados en el artículo y no basta con que se dé solo uno o dos de ellos.

El mandatario recordó que el artículo fue redactado con el consenso de los médicos y que más del 80 % de sus observaciones fueron tenidas en cuenta, aunque los especialistas aseguran que la redacción final del inciso tercero no es la del texto que se acordó.

Si la situación se agrava, “hay 750 especialistas de países amigos dispuestos a venir a trabajar” a Ecuador, reiteró el mandatario, quien hizo un llamamiento “a la inmensa mayoría de médicos” que apoyan al Gobierno “a no quedarse callados”, al igual que a los ciudadanos, víctimas sobrevivientes y familiares de fallecidos por malas prácticas.

“No vamos a dar marcha atrás”, agregó el gobernante.

Quito, 24 ene (EFE).- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo hoy que no dará marcha atrás en la nueva tipificación legal de la mala práctica profesional pese a las protestas de médicos que han anunciado su renuncia, y anunció que 750 especialistas están listos para reemplazar a quienes dimitan.

El mandatario agregó que “no se excluye el estado de emergencia” frente a una eventual renuncia de un mayor número de galenos, pero precisó que “en realidad solo existe una renuncia” formalizada, mientras que la Federación Médica Ecuatoriana cifró en cerca de 500 las presentadas o en proceso de formulación.

Los galenos, que han anunciado protestas a partir del 4 de febrero, están en contra del inciso tercero del artículo 146 del Código Penal, que castiga con penas de 3 a 5 años las muertes ocurridas como consecuencia de una práctica profesional que incluya acciones peligrosas, ilegítimas o innecesarias.

Este inciso crea ambigüedad, según la Federación, preocupada por la interpretación que jueces y fiscales pueden hacer del artículo tal como aparece en el texto del nuevo Código Penal.

El código fue aprobado en diciembre y está pendiente de estudio por el Parlamento ecuatoriano tras un veto parcial del presidente Correa que, en todo caso, no hace referencia al artículo 146.

“No vamos a dar marcha atrás”, dijo hoy el gobernante.

Correa explicó que en el código penal vigente, que data de 1938, ya se castigaba el homicidio por mala práctica profesional, por lo que muchos médicos podían haber sido sancionados “pero nadie decía nada”.

En cambio, en el nuevo, el artículo sobre la mala práctica profesional, que calificó de “muy taxativo, muy restrictivo”, se precisan “las condiciones de responsabilidad por parte del profesional” y “se protege al profesional y a la víctima”.

El presidente calificó de “infamia”, “mentira” y “difamación” una carta de los médicos del hospital de la Seguridad Social de Ambato (centro) que asegura que el artículo “convierte el ejercicio de la más noble de las profesiones en un acto delictivo”.

“Nadie se va a ir preso por eso”, aseguró Correa, quien precisó que a quien se podría castigar con el nuevo texto legal es a las “clínicas clandestinas que ofrecían cirugías plásticas”.

“Cuántas jóvenes han muerto” por falta de instrumental o asepsia adecuada en centros de este tipo, comentó

Además, indicó que para que un médico sea condenado por mala práctica profesional con el nuevo código deben concurrir los diferentes factores mencionados en el artículo y no basta con que se dé solo uno o dos de ellos.

El mandatario recordó que el artículo fue redactado con el consenso de los médicos y que más del 80 % de sus observaciones fueron tenidas en cuenta, aunque los especialistas aseguran que la redacción final del inciso tercero no es la del texto que se acordó.

Si la situación se agrava “hay 750 especialistas de países amigos dispuestos a venir a trabajar” a Ecuador, reiteró el mandatario, quien hizo un llamamiento “a la inmensa mayoría de médicos” que apoyan al Gobierno “a no quedarse callados”, al igual que a los ciudadanos, víctimas sobrevivientes y familiares de fallecidos por malas prácticas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo