Tailandia crea un Consejo de Reforma para salir del atolladero político

Por Publimetro Colombia

Bangkok, 25 dic (EFE).- El Gobierno interino de Tailandia propuso hoy crear un Consejo no gubernamental para acometer amplias reformas en el país, con el objetivo de calmar las manifestaciones que amenazan con bloquear las elecciones de febrero.

“Mi Gobierno ha escuchado las sugerencias de varias partes expresadas en numerosas reuniones de que Tailandia necesita una reforma de dimensión social, política y económica”, declaró la primera ministra en funciones, Yingluck Shinawatra, durante un mensaje emitido por las televisiones locales.

Yingluck, quien el 9 de diciembre anunció la disolución del Parlamento y la celebración de elecciones anticipadas a raíz de las masivas manifestaciones antigubernamentales en Bangkok, señaló que el nuevo organismo no formará parte del Gobierno y sus miembros serán elegidos por una comisión independiente.

El Consejo para la Reforma de Tailandia, como ha sido bautizado el comité, estará formado en un inicio por 2.000 representantes de todos los grupos profesionales y organizaciones del país, quienes elegirán a las 499 personas que lo conformen.

Sus tareas incluyen “estudiar y preparar propuestas para modificar la Constitución”, “la reestructuración económica y social”, “leyes y otras regulaciones para asegurar la transparencia del sistema electoral”, y “la prevención y eliminación de la corrupción en las agencias públicas”.

La primera ministra interina tailandesa apuntó que el nuevo consejo trabajará de manera conjunta con el Gobierno electo formado tras los comicios previstos para el 2 de febrero, a los que ella se presentará como primera candidata del Partido Puea Thai.

“Ambos, Gobierno y el Comité Popular para la Reforma Democrática (el principal grupo manifestante) están de acuerdo en que Tailandia necesita una reforma nacional. Pero ambos discrepan sobre si la reforma o las elecciones deben venir primero”, señaló Somkiat Tangkitvanich, presidente del Instituto para la Investigación y Desarrollo de Tailandia, al diario “The Nation”.

La oferta gubernamental surge un día después de que el grueso de los manifestantes levantara el campamento establecido alrededor del Estadio Thai-Japonés, al que los candidatos y partidos políticos deben acudir antes del viernes para formalizar su candidatura a las elecciones.

“Les hemos hecho saber a la Comisión Electoral y al Gobierno que si prosiguen con las elecciones se encontrarán con la resistencia del pueblo a cada paso”, declaró el líder manifestante, Suthep Thaugsuban, quien ayer encabezó la marcha de regreso hacia el Monumento para la Democracia, campamento base del grupo.

Los antigubernamentales amenazaron con boicotear los actos de campaña y con bloquear todos los colegios electorales de Bangkok la jornada de los comicios.

“Queremos ver si algún candidato se atreve a subirse al escenario en busca de votos (…) No sabemos cómo los candidatos van a ser capaces de hacer campaña en Bangkok o en las provincias del sur (donde el movimiento antigubernamental es más fuerte)”, retó Suthep.

El líder antigubernamental, quien fue vicepresidente con el Partido Demócrata entre 2008 y 2011, amenazó con alargar el bloqueo de Bangkok hasta lograr terminar con la influencia en la política del país del ex primer ministro, depuesto en un golpe militar en 2006, Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck, exiliado desde 2008 en Dubai donde elude una condena por corrupción y, según sus detractores, dirige el gobierno en favor de sus intereses.

Los antigubernamentales rechazan los comicios y exigen antes la formación de un consejo popular no electo que reforme el sistema político, aunque de momento, no han aclarado cómo se elegiría este órgano ni qué cambios debería realizar.

El Partido Demócrata, principal grupo opositor, anunció el pasado sábado que nadie de su formación se registrará para concurrir a los comicios debido a su pérdida de confianza en el actual sistema político, sobre el que pidió que se aborde su reforma antes de ir a las urnas.

Tailandia arrastra una grave crisis política desde el golpe militar de 2006 con frecuentes manifestaciones y protestas callejeras que buscan paralizar al Gobierno de turno.

Las autoridades tailandesas también anunciaron hoy la ampliación hasta finales de marzo de la aplicación de la Ley de Seguridad Interna en Bangkok y varias provincias anexas para hacer frente a las manifestaciones que buscan la caída de la administración interina.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo