La UE impone un embargo de armas a la República Centroafricana

Por Publimetro Colombia

Bruselas, 23 dic (EFE).- La Unión Europea (UE) prohibió hoy la exportación de armas a la República Centroafricana, en cumplimiento de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada el pasado día 5, cuando se autorizó la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para restablecer el orden en el país.

El embargo de armas cubre también la asistencia financiera y técnica y los mercenarios armados, informó el Consejo de la UE, que aprobó la prohibición mediante el procedimiento por escrito.

La decisión incluye ciertas excepciones para el material bélico destinado exclusivamente a la Misión para la Consolidación de la Paz en la República Centroafricana (Micopax), la misión africana de apoyo a la República Centroafricana (MISCA) y las tropas francesas desplegadas en el país, indicaron los Veintiocho.

En la cumbre europea de los pasados días 19 y 20 los líderes de la UE acordaron que los ministros de Exteriores del bloque estudien en enero opciones para una misión comunitaria en la República Centroafricana, a partir de las propuestas que preparará en las próximas semanas la alta representante, Catherine Ashton.

La decisión responde principalmente a las reclamaciones de mayor solidaridad por parte de Francia, que tiene desplegados en el país 1.600 efectivos para apoyar a las tropas africanas que buscan estabilizar el país.

París ya recibe apoyo logístico de varios socios, pero la transformación de su misión en un operativo bajo bandera europea le permitiría acceder a financiación común, tal y como reclama el presidente galo, François Hollande.

Actualmente, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Polonia, España y Holanda facilitan a la misión francesa elementos como aviones de transporte, mientras que la mayoría de los estados miembros han dado su respaldo político a la operación.

La crisis de la República Centroafricana comenzó el pasado 24 de marzo, cuando la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder y se formó un Gobierno encabezado por el líder insurgente, Michel Djotodia.

Los enfrentamientos entre partidarios de los rebeldes de Séléka (musulmanes) y a las milicias de autodefensa cristianas “anti-balaka” está derivando en un conflicto religioso.

Los ataques se han cobrado hasta el momento un millar de muertes y unos 600.000 desplazados, según Amnistía Internacional.

Bangui, 23 dic (EFE).- Soldados chadianos de la Misión de la Unión Africana en la República Centroafricana (MISCA) abrieron fuego hoy contra una manifestación en Bangui, provocando la muerte de una persona, según informó la Cruz Roja del país.

Los manifestantes, de religión cristiana, se habían congregado a la entrada del aeropuerto de la capital de la República Centroafricana para pedir la dimisión del presidente del país, Michel Djotodia, y la marcha de los militares chadianos de la MISCA.

Además, los centenares de participantes en la concentración mostraban su apoyo a la “Operación Sangaris”, llevada a cabo por soldados franceses desplegados en el país y que trata de desarmar a las milicias rivales Séleka y “Anti-Balaka”, cuyos choques han sumido en el caos y la violencia a la República Centroafricana.

“Dos vehículos de los militares chadianos de la MISCA intervinieron, cargando contra la multitud y disparando contra los manifestantes”, precisó a Efe un testigo.

“La intervención (de los militares del Chad) dispersó la manifestación, pero la gente, enfurecida, prometió regresar al lugar”, dijo otro testigo.

El recuento provisional de la Cruz Roja local habla de un muerto y un herido.

Gran parte de la población de la República Centroafricana, mayoritariamente cristiana, rechaza la presencia en el país de los soldados chadianos de la MISCA, a quienes acusa de complicidad con los exrebeldes de Séleka, que derrocaron con un golpe de Estado al expresidente François Bozizé el pasado 24 de marzo.

Séleka -formada por musulmanes y que llegó al poder liderada por el actual presidente, Michel Djotodia, a quien sigue siendo leal- cuenta entre sus filas con numerosos mercenarios chadianos y sudaneses.

Francia tiene a 1.600 efectivos en la República Centroafricana en base a una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU y para apoyar a las tropas africanas que buscan estabilizar el país.

Los ataques de las milicias “Anti-Balaka” se desataron el pasado día 5 de diciembre, cuando llevaron el caos a Bangui, donde se registraron intensos tiroteos con artillería pesada.

Las Fuerzas de Seguridad hicieron frente a las milicias cristianas.

Las acciones de esos milicianos cristianos partidarios del derrocado presidente Bozizé ocurrieron antes de que la ONU autorizase la intervención militar de Francia, junto a una fuerza africana, para restablecer el orden en ese país.

Recientemente, se han registrado choques entre partidarios de Séléka y la milicias de autodefensa “Anti-Balaka” (“antimachete” en sango, la lengua nacional), que han atacado a civiles musulmanes, confesión de los miembros de Séléka, pero minoritaria en el país.

La crisis de la RC comenzó cuando, el pasado 24 de marzo, la capital fue tomada por los rebeldes de Séléka, que asumieron el poder en el país tras la huida de Bozizé al exilio, y se formó un Gobierno encabezado por el líder insurgente, Michel Djotodia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo