El Ejército sursudanés intenta recuperar dos ciudades en manos de rlos ebeldes

Por Publimetro Colombia

Jartum, 23 dic (EFE).- El Ejército de Sudán del Sur movilizó hoy a sus efectivos para intentar recuperar el control de las ciudades de Bor y Bentiu, que están en manos de rebeldes, mientras que los combates ya han empezado a perjudicar al importante sector petrolero.

En declaraciones a Efe, el portavoz de las Fuerzas Armadas, Philip Aguer, explicó que las tropas están “a punto” de retomar Bor, capital del estado de Jonglei (el mayor del país) que está controlado desde el pasado jueves por los insurgentes.

Sin embargo, el general Peter Gadet, que dirige a los insurgentes en ese estado, dijo a la radio de la ONU en el país que las fuerzas leales al presidente sursudanés, Salva Kir, “se arrepentirán” si lanzan el anunciado ataque.

También han comenzado los movimientos de las fuerzas gubernamentales en dirección a Bentiu, bajo el control de los rebeldes desde hace dos días.

Esta segunda ciudad es la capital del estratégico estado de Unidad, situado en la frontera con Sudán y rico en petróleo.

Aguer reconoció que los rebeldes dominan los campos petrolíferos de ese estado, ante la ausencia del Ejército.

Esta situación ha llevado a la interrupción parcial de los trabajos en los pozos de Unidad, según el ministro de Petróleo, Stephen Dau, que no descartó que el Gobierno los cierre de forma permanente si siguen los combates.

La producción actual de petróleo en el país asciende a 250.000 barriles diarios, de los cuales 170.000 se producen en el estado de Alto Nilo, limítrofe con Sudán, y los otros 80.000 barriles en la vecina Unidad.

El Ejército mantiene el control de Alto Nilo, aunque en esa zona se han registrado algunos choques en la localidad de Nasir, y ha expulsado a los rebeldes en el área de Mangala, en el estado de Ecuatoria Central (sur), aseguró el portavoz militar a la radio de la ONU.

Por su parte, el mandatario reiteró hoy ante el Parlamento que está dispuesto a hablar con los opositores, si bien rechazó las condiciones impuestas por el exvicepresidente Riak Mashar, acusado de perpetrar un fallido golpe de estado el pasado 15 de diciembre, antes de entablar cualquier diálogo.

Tras reunirse con Rebecca Garang, viuda del líder rebelde de Sudán del Sur John Garang, para intentar hallar una solución política, Kir anunció la formación de un comité de crisis encabezado por el vicepresidente, James Wani Igga.

También destacó que Uganda y Kenia están comprometidas para llevar a cabo una mediación entre las partes enfrentadas.

Precisamente hoy llegó a Yuba el enviado de Estados Unidos, el embajador Donald Booth, que se entrevistó con miembros del Gobierno y de los rebeldes con el fin de evitar que la crisis derive en una guerra civil, informó a Efe el ministro sursudanés de Asuntos Exteriores, Barnaba Marial Benjamín.

EEUU confirmó la evacuación de todos los estadounidenses en la ciudad de Bor, después de retirar parte de su personal diplomático al igual que Londres, mientras que otros países como España han pedido la salida del país de sus nacionales.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, tiene previsto recomendar al Consejo de Seguridad que autorice un aumento del número de tropas de la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS).

Ban se mostró preocupado por la violencia étnica en el país, independizado de Sudán en 2011, donde han muerto cientos de personas desde el pasado día 15 y ha habido choques entre las tribus Dinka -a la que pertenece Kir- y Lou Nuer -de la que es miembro Mashar-.

La ONU también alertó de la grave situación humanitaria, sobre todo en Unidad y Jonglei, donde unas 17.000 personas han buscado cobijo en sus instalaciones en la ciudad de Bor, mientras que los refugiados ascienden a 20.000 en la capital.

Bruselas, 23 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) anunció hoy una ayuda de 50 millones de euros para responder a la crisis que se está intensificando en Sudán del Sur, a fin de evitar una “tragedia humanitaria”.

La comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a Crisis, Kristalina Georgieva, afirmó que “Sudán del Sur se encuentra al borde de una tragedia humanitaria” que hay que “evitar a toda costa”.

La mayoría del personal de agencias humanitarias ha abandonado el país desde que estalló el enfrentamiento armado hace nueve días, debido a la insostenible situación de seguridad, explicó.

“Tenemos ahora a decenas si no cientos de miles de ciudadanos de Sudán del Sur que están huyendo de la lucha armada en muchas partes del país. Algunos se han refugiado en campamentos de la ONU y otros están simplemente alejándose de las áreas afectadas o cobijándose en refugios provisionales”, abundó la comisaria.

Muchos heridos están buscando asistencia médica en hospitales completamente saturados, donde el personal trabaja sin descanso, agregó Georgieva.

Además, unos 200.000 refugiados, principalmente de las regiones vecinas de Kordofán del Sur y Nilo Azul, en Sudán, permanecen en el país y dependen de ayuda humanitaria externa.

La comisaria reconoció que la ayuda sirve de poco si no hay personal que pueda distribuirla y ocuparse de las víctimas, por lo que instó a las partes implicadas en el conflicto a permitir a los trabajadores humanitarios ejercer sus labores.

“Esto implica proporcionarles la seguridad necesaria y permitirles que ayuden a toda persona vulnerable, con independencia de a qué grupo étnico pertenece”, demandó la comisaria europea.

La Comisión Europea tiene expertos en ayuda humanitaria que colaboran con las ONG en Sudán del Sur y puede aportar a través del departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la UE la ayuda anunciada de 50 millones de euros, informó.

Desde la intentona golpista del pasado día 15, Sudán del Sur es escenario de combates y de una escalada de la violencia étnica que ha causado centenares de muertos.

Para tratar de evitar la crisis derive en una guerra civil, varios países africanos hacen esfuerzos mediadores y Estados Unidos ha decido mandar al enviado especial Donald Booth.

El joven país afronta el mayor desafío desde su nacimiento en julio de 2011, tras independizarse de Sudán.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo