Al menos 20 civiles muertos en bombardeos del régimen en la provincia siria de Alepo

Por Publimetro Colombia

Beirut, 20 dic (EFE).- Al menos veinte civiles murieron hoy, entre ellos tres menores, por bombardeos de la aviación militar contra pueblos de la provincia de Alepo, en el norte de Siria, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Al menos once civiles fallecieron, uno de ellos un niño, después de que helicópteros del régimen lanzaran barriles con explosivos contra la localidad de Andan, en esa provincia.

Otras seis personas -dos de ellas menores- perdieron la vida en un ataque similar de los efectivos gubernamentales en las poblaciones de Tadaf y Al Bab, al noreste de la ciudad de Alepo, capital homónima de la provincia.

Asimismo, tres civiles perecieron en un bombardeo del Ejército en el pueblo de Qinesrín.

En la última semana Alepo y su periferia han sido el blanco de proyectiles y de ataques aéreos, en su mayoría de los efectivos gubernamentales, según activistas.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó hoy que más de un centenar de civiles han muerto en los últimos días de bombardeos del régimen sirio contra Alepo, cuyo control se disputan fuerzas gubernamentales y opositoras.

Según la ONU, el conflicto en Siria se ha cobrado las vidas de más de 100.000 personas desde su inicio en marzo de 2011, cifra que el Observatorio Sirio de Derechos Humanos elevó recientemente a más de 125.000 fallecidos.

Ginebra, 20 dic (EFE).- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) confirmó hoy que más de un centenar de civiles han muerto en los últimos días de bombardeos y otros tipos de ataques del régimen sirio contra la ciudad del Alepo, cuyo control se disputan fuerzas gubernamentales y opositoras.

“Más de cien civiles han sido asesinados en mercados, en una estación de autobuses y en otras zonas densamente pobladas”, afirmó el jefe de la delegación del CICR en Siria, Magne Barth.

La organización humanitaria, que aporta ayuda a las víctimas de conflictos en todo el mundo, indicó que los hospitales de Alepo están sobrepasados por la llegada de numerosos heridos, para los que no tienen suficientes fármacos ni suministros médicos.

El CICR pidió a las partes beligerantes que respeten los principios del derecho internacional, que establecen la prohibición de tomar como blanco a la población civil y atacar zonas residenciales de forma indiscriminada, entre otras restricciones en las prácticas de guerra.

“Pedimos a todos que se abstengan de utilizar explosivos con un amplio impacto en zonas urbanas residenciales”, precisó.

Barth señaló que, a pesar de los ataques continuados desde el pasado domingo, el CICR y la Media Luna Roja Siria continúan su trabajo en Alepo, donde abastecen de agua a millones de personas y están entregando material de invierno para los miles de detenidos en la prisión central de la ciudad.

Con la ofensiva militar contra Alepo, la principal ciudad del norte de Siria y que era hasta el estallido de la guerra su centro comercial, el Gobierno de Bachar al Asad intenta recuperar gradualmente el control del cinturón septentrional del país, que en su mayor parte está en manos de grupos armados de oposición.

Beirut, 20 dic (EFE).- La Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza opositora, acusó hoy al régimen de Bachar al Asad del “brutal e impactante asesinato” del médico británico Abas Jan, fallecido en una cárcel gubernamental en el país árabe.

En un comunicado, la agrupación exigió que se lleve ante la justicia a los autores del crimen y a quienes ordenaron que se perpetrara.

Afirmó que la muerte de Jan es la última de una serie de “atrocidades y crímenes contra la humanidad” en Siria.

La CNFROS expresó, además, su pésame a la familia de Jan, un cirujano ortopédico de profesión, que “mostró un valor excepcional al intentar aliviar el sufrimiento de las mujeres y niños sirios afectados por el conflicto”.

“Jan fue un hombre valiente y noble, siempre será un héroe ante los ojos del pueblo sirio”, concluye la nota.

La familia de Jan reveló hace tres días que éste había perdido la vida en prisión, un año después de ser detenido por efectivos gubernamentales en Alepo, en el norte de Siria, adonde, según sus allegados, había viajado para prestar ayuda a la población civil.

En un comunicado, el ministerio británico de Asuntos Exteriores expresó el martes su “profunda preocupación” por la noticia de la muerte de Jan e indicó que trataba de esclarecer el caso con el Ejecutivo sirio.

Según el informe médico entregado por el régimen de Damasco a las autoridades británicas, Jan, de 32 años, murió de asfixia tras haberse ahorcado en prisión. El documento agregaba que su cuerpo no presentaba signos de violencia o de uso de la fuerza de otras personas contra él.

Medios oficiales sirios señalaron que Jan había entrado ilegalmente en territorio sirio y había participado en actividades fuera de la ley.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo