Un portaaviones chino atraca por primera vez en el Mar de China Meridional

Por Publimetro Colombia

Pekín, 29 nov (EFE).- El portaaviones chino “Liaoning” atracó hoy por primera vez en una base militar del Mar de China Meridional, donde el país asiático mantiene reclamaciones territoriales con países vecinos y en medio de un aumento de las tensiones regionales.

Según la agencia oficial Xinhua, el “Liaoning” partió el martes del puerto oriental de Qingdao, cruzó ayer el estrecho de Formosa y llegó hoy a la base de Sanya, en la provincia insular china de Hainan.

En su primera misión en aguas diferentes a las de su base original en el Mar Amarillo, el portaaviones está acompañado por los destructores “Shenyang” y “Shijiazhuang” y las fragatas “Yantai” y “Weifang”.

El viaje de la flotilla se produce en medio de altas tensiones regionales, después de que el país asiático anunciara la ampliación de su zona de defensa aérea a coordenadas que sobrevuelan las islas Diaoyu/Senkaku, controladas por Japón pero que Pekín reclama desde hace décadas.

En su viaje a Hainan, el “Liaoning” (construido a partir de restos de un antiguo portaaviones soviético que China adquirió a Ucrania) cruzó el Mar de China Oriental, donde se encuentran las Diaoyu/Senkaku.

En el Mar de China Meridional, Pekín también mantiene reclamaciones territoriales, en este caso por los archipiélagos Spratly y Paracel, que se disputa con Vietnam, Filipinas y otras naciones del sureste asiático.

Tanto en el caso de las Diaoyu/Senkaku como en las islas meridionales, el conflicto esconde intereses económicos, ya que se estima que hay ricas reservas de petróleo y gas en las aguas próximas.

Pekín, 29 nov (EFE).- El Ejército chino confirmó hoy el envío de dos cazas a su zona de identificación aérea (ADIZ) en el Mar de China Oriental para vigilar a “docenas” de aviones de Estados Unidos y Japón que esta semana irrumpieron en este área sin previo aviso a Pekín.

Así lo confirmó hoy el coronel portavoz de las Fuerzas Aéreas del Ejército Popular de Liberación chino (EPL), Shen Jinke, quien adelantó que el envío de aviones cazas se convertirá en una “práctica habitual”, según recoge la prensa estatal.

Shen explicó que el EPL ordenó a dos aviones, Su-30 y Qian-11, “verificar la identidad” de las aeronaves que habían entrado en la zona el jueves.

El Ejército chino identificó dos aviones estadounidenses y diez japoneses

Según la información del Gobierno chino, los aviones de EEUU, dos bombarderos, hicieron dos incursiones en la ADIZ, mientras que los japoneses realizaron un total de siete.

Desde que China anunció la creación de la zona aérea el pasado sábado, se han sucedido las entradas en el espacio sin seguir la normativa de Pekín, que obliga a los aviones extranjeros a informar de su ruta.

El martes, Estados Unidos confirmó el envío de dos bombarderos desde su base de Guam en el Pacífico, mientras Japón ha enviado al menos diez aviones desde entonces.

Corea del Sur también ha confirmado varias incursiones sin obedecer la normativa china.

En tono belicoso, el diario oficial “Global Times”, del mismo grupo que el “Diario del Pueblo”, el medio portavoz del Partido Comunista chino (PCCh), instó hoy a las autoridades a “no titubear a la hora de tomar medidas contra Japón” si ese país desafía la ADIZ.

“Si esta tendencia continúa, habrá fricciones y confrontación, e incluso una tensión aérea similar a la de la Guerra Fría entre EEUU y la Unión Soviética”, advierte el diario.

También recalcó que “es urgente que China entrene a sus fuerzas aéreas para ultimar su preparación ante conflictos potenciales”.

“Nuestro objetivo final -continúa- es doblegar la fuerza de voluntad y ambición de Japón”.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang, insistió hoy en que la zona de defensa aérea “no está dirigida contra ningún país u objetivo específico”.

“Se trata de ejercer nuestro derecho a la autodefensa”, agregó Qin en su encuentro diario con la prensa en Pekín.

La decisión de China de crear esta zona en el Mar de China Oriental elevó la tensión en la región al incluir unas islas disputadas entre Pekín y Tokio, llamadas Diaoyu por los chinos y Senkaku por Japón.

China alega que Japón le arrebató las islas a finales del siglo XIX, mientras el país nipón defiende que el archipiélago, deshabitado pero rico en recursos naturales, no pertenecía entonces a ninguna administración.

Seúl, 29 nov (EFE).- Corea del Sur baraja ampliar su zona de defensa aérea después de la polémica decisión de Pekín de establecer un nuevo trazado de la suya en el Mar de China Oriental, informó hoy el Ministerio de Exteriores de Seúl.

La cancillería reveló, en un comunicado, que el Gobierno surcoreano “informó a China sobre la posibilidad de ampliar” la zona KADIZ “para proteger los intereses nacionales de la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur)”.

De momento, China “no ha expresado una postura particular” sobre la declaración de intenciones de Seúl, añadió el Ministerio.

También fue objeto de debate en el seno del Gobierno surcoreano cómo informar a los países de la región en caso de tomar la decisión.

“No podemos hacerlo de forma unilateral como China y causar fricciones con los países vecinos”, indicó a agencia local Yonhap un funcionario.

El Gobierno chino divulgó el pasado fin de semana el nuevo trazado de su área de identificación de defensa aérea (ADIZ) en el Mar de China Oriental, que se solapa con zonas que Seúl mantiene actualmente bajo su control, como el islote sumergido de Ieodo, unos 150 kilómetros al suroeste de la isla de Jeju.

De hacerse realidad la ampliación de la zona de defensa aérea surcoreana, ésta cubriría Ieodo, aseguraron hoy fuentes gubernamentales.

Corea del Sur exigió el jueves a China, durante una reunión viceministerial de defensa en Seúl, que modificara el trazado de su ADIZ para no violar los límites de las Fuerzas Armadas surcoreanas.

Pekín, sin embargo, rechazó de plano la petición surcoreana, lo que ha llevado a Seúl a plantearse ampliar su propia zona de defensa aérea.

El miércoles, un avión militar de Corea del Sur sobrevoló la nueva zona marcada por China sin dar previo aviso a Pekín, que por su parte aseguró haber “identificado” el vuelo “en concordancia con las normas de la ADIZ”.

El controvertido trazado de la zona de defensa aérea de China, que podría deteriorar sus lazos con los vecinos del noreste de Asia, ha generado una disputa aún más fuerte con Japón, ya que incluye las islas Senkaku/Diaoyu, cuya soberanía reclama Pekín aunque están administradas por Tokio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo