El Pacto por México vive horas difíciles por la salida del izquierdista PRD

Por Publimetro Colombia

México, 28 nov (EFE).- El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) puso hoy en jaque el Pacto por México al anunciar su salida de ese instrumento por violaciones a los compromisos firmados en torno a las reformas en materia política y energética.

El presidente del PRD, Jesús Zambrano, explicó hoy que su formación política abandona ese convenio firmado hace casi un año por los tres principales partidos y el Gobierno de Enrique Peña Nieto porque ha sido marginado de la negociación de ambas reformas.

“Ni lo contenido hasta hoy en la reforma política, ni lo que se pretende sacar en la reforma energética” está incluido en el Pacto por México, aseguró el político, y acusó al gobernante PRI y al conservador PAN de “romper” ese instrumento y dinamitar la posibilidad de acuerdos.

A su vez, los dirigentes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN) dijeron estar sorprendidos por el anuncio del PRD y negaron que éste haya sido excluido del debate de las reformas.

El presidente del PRI, César Camacho, dijo en conferencia de prensa que los tres firmantes del Pacto por México han trabajado de manera conjunta en la reforma política que se procesa en el Senado, incluida una reunión que concluyó esta madrugada.

Desde mediados de agosto, “hemos sostenido al menos 15 reuniones, en las que se ha abordado este tema, en todas han estado presentes representantes del PRD”, afirmó.

En el análisis de la iniciativa de la reforma energética no ha habido reuniones bilaterales, solo intercambio de impresiones con los dos principales partidos de la oposición, añadió el político, quien dijo estar “extrañado” por la salida del PRD y le pidió explicaciones.

El dirigente del PAN, Gustavo Madero, consideró una “gran sorpresa” el anuncio, un “cambio intempestivo” y “desconcertante” frente a la actitud con la que venían trabajando dentro de la reforma política y energética.

“Es una decisión que el PRD toma unilateralmente y sin argumentos”, declaró a Milenio Televisión y añadió que el objetivo es dinamitar y boicotear la reforma energética bloqueando la política.

Y es que tanto el PAN como el PRD pusieron como condición sacar adelante la reforma político-electoral antes de la energética, la más importante de todas y que el Gobierno quiere que sea aprobada en el periodo legislativo que concluye el 15 de diciembre próximo.

El presidente del PAN negó que la reforma política esté siendo negociada al vapor y aseguró que tiene méritos propios y representa beneficios para la democracia mexicana que sería “irresponsable tirar por la borda porque quieren boicotear la reforma energética”.

Zambrano denunció que el dictamen de la reforma electoral no satisface “el objetivo de sacar del control de los gobernadores el manejo de los procesos electorales” y tampoco incorpora nada sobre la consulta popular que exige el PRD sobre la iniciativa energética.

“Quieren sacar la reforma política a mata caballo, a todo vapor, para inmediatamente después (…) sentarnos en la reforma energética”, pero “no lo vamos a permitir y no lo vamos a convalidar”, aseguró.

“Seguiremos fuera del Pacto si no se corrigen estas claras anomalías, estos claros atropellos, si no se reponen los procedimientos”, insistió el político, quien llamó a las fuerzas políticas “progresistas” a detener la reforma energética de Peña Nieto, que la izquierda considera privatizadora.

Los dirigentes del PRI y del PAN llamaron al PRD a regresar al Pacto para continuar el proceso reformista emprendido el 2 de diciembre de 2012 con la firma del acuerdo, que contiene alrededor de un centenar de compromisos en torno a temas fundamentales para el país.

En un acto en el norteño estado de Chihuahua, el presidente mexicano afirmó hoy que en el acuerdo político no necesariamente hay que “encontrar siempre unanimidad, pero sí el consenso suficiente, el respaldo mayoritario” para impulsar las reformas.

En cuanto a la energética, reiteró que manteniendo el Estado la propiedad de los hidrocarburos, el objetivo es hallar “mecanismos que posibiliten el desarrollo de las fuentes generadoras de energía de nuestro país” para abaratar los costos, atraer más inversiones y generar más empleo.

México, 28 nov (EFE).- El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) abandonó el Pacto por México y volverá cuando se corrijan todas las “anomalías” que tiene, anunció hoy su presidente, Jesús Zambrano.

“Ni lo contenido hasta hoy en la reforma política, ni lo que se pretende sacar en la reforma energética” está incluido en el Pacto por México, firmado el 2 de diciembre de 2012 entre el presidente Enrique Peña Nieto y los tres principales partidos del país, afirmó.

En una rueda de prensa en la capital mexicana, Zambrano aseguró que tanto el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) como el conservador Partido Acción Nacional (PAN) “están violando lo contenido en el Pacto” en estos temas.

La ruptura se produce tras conocerse el anteproyecto de dictamen de la reforma política, pocos días antes de que se cumpla un año del nacimiento del Pacto por México, que contiene alrededor de un centenar de compromisos en torno a temas fundamentales para el país.

El anteproyecto no agradó al partido de izquierda, sobre todo en lo que corresponde a la creación del Instituto Nacional Electoral (INE) y la reforma política del Distrito Federal, donde gobierna desde 1997.

“Hay que dejarlo claro, son ellos los que están rompiendo el Pacto, son ellos los que están dinamitando el Pacto y la posibilidad de acuerdos, el PRD no ha estado en el Pacto en estas materias”, apuntó.

“No regresaremos a los trabajos del Pacto si no se corrigen estas claras deficiencias, estos claros atropellos”, añadió el político izquierdista.

La decisión fue tomada en una reunión de trabajo entre el grupo del PRD en el Senado e integrantes de la dirección nacional.

El objetivo en materia política y electoral era lograr una “reforma de hondo calado y de amplia perspectiva estratégica”, pero “lamentablemente, hay que decirlo, nada de esto, de lo sustantivo se está contenido en estos avances que existen en el dictamen que se ha dado a conocer”, aseguró.

Entre otros asuntos, la iniciativa no menciona nada sobre la consulta popular que exige el PRD en el tema de la reforma energética y, en este sentido, Zambrano explicó que en las próximas horas entregarán al Congreso 1,7 millones de firmas de ciudadanos que piden que se realice la encuesta.

“Nosotros estamos fuera del Pacto y seguiremos fuera del Pacto si no se corrigen estas claras anomalías, estos claros atropellos, si no se reponen los procedimientos”, insistió el político.

Zambrano llamó “a todas las fuerzas políticas, democráticas y progresistas del país” para que trabajen juntos en un plan de acción contra la reforma energética presentada por Peña Nieto, que abre al sector privado la exploración y explotación de petróleo y gas a través de contratos de utilidad compartida.

“No vamos a compartir de ninguna manera este atraco que se quiere hacer contra el país, contra la nación en su conjunto y contra toda la sociedad mexicana”, aseveró sobre la iniciativa energética, que la izquierda considera privatizadora.

La empresa pública Petróleos Mexicanos (Pemex) mantiene el monopolio de la producción y distribución de hidrocarburos en el país, y aporta entre el 35 % y el 40 % de los ingresos fiscales del Estado.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo