Nuevas protestas en Egipto contra la ley que limita derecho de manifestación

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 27 nov (EFE).- Cientos de personas volvieron hoy a salir a las calles del centro de El Cairo para protestar contra la nueva ley que limita el derecho de manifestación y reclamar la liberación de activistas detenidos la víspera.

Según pudo constatar Efe, los participantes se congregaron en la plaza Talaat Harb y gritaron consignas como “Ministerio del Interior son ‘baltaguiya’ (matones)” o “La revolución continúa”.

La marcha, que luego se desplazó a otras calles de la capital, había fue convocada por activistas independientes y contó con la autorización de la policía para que se celebrara entre las 16.00 hora local (14.00 GMT) y las 22.00 hora local (20.00 GMT).

Los jóvenes se manifestaron contra la nueva norma, ratificada el pasado domingo por el presidente interino, Adli Mansur, y que ha recibido fuertes críticas por parte de los grupos de derechos humanos.

Uno de los manifestantes, el periodista independiente Ahmed Abdin, dijo a Efe que quieren rechazar la ley de protestas y demostrar también “el espíritu de la revolución contra los Hermanos Musulmanes y el gobierno de los militares”.

Además, pidieron la liberación de las personas detenidas ayer, cuando las fuerzas de seguridad emplearon cañones de agua y gases lacrimógenos para dispersar una marcha no autorizada que había sido convocada frente a la sede de la Cámara baja del Parlamento.

Por otra parte, varios activistas, pertenecientes a diferentes corrientes revolucionarias, formaron en las últimas horas un nuevo grupo para pedir la abolición de esta nueva ley.

El nuevo grupo, bautizado como “Kulo Fishar” (Come palomitas de maíz) pretende “burlarse de la nueva ley”, dijo a Efe su fundador, Ali Asem.

Hoy mismo, Asem se dirigió a una comisaría de El Cairo para comprobar que el Ministerio del Interior todavía no había respondido a su solicitud para convocar una nueva protesta.

La nueva ley exige que se notifique a la policía con una antelación de tres a quince días cualquier convocatoria de protesta, además de incluir los lugares por los que pasará la marcha, su fecha y sus demandas, así como los datos personales y de contacto de quienes organicen el acto.

El Cairo, 27 nov (EFE).- Nueve de los diez miembros que ayer se retiraron del comité constituyente egipcio en protesta por la detención de activistas volvieron hoy a participar en los trabajos de la comisión, informó la agencia estatal de noticias Mena.

El único que se ausentó fue el secretario general del Sindicato de Periodistas, Diaa Rashuan, confirmaron a Efe fuentes de esa organización.

El arresto de activistas ayer causó la retirada provisional de diez de los cincuenta miembros del comité que está actualmente reformando la Constitución, dentro del proceso de transición estipulado tras la destitución militar el pasado julio del presidente islamista Mohamed Mursi.

El comité retomó hoy sus labores con la participación de la mayoría de sus integrantes, entre los que estaban los representantes del movimiento juvenil “Tamarrud” (rebelión), que instigó las protestas contra Mursi que llevaron a su destitución.

Un miembro de ese movimiento, Mohamed Adel, justificó a Efe la vuelta al comité porque ya fueron liberadas las mujeres detenidas, que -dijo- fueron dejadas en el desierto.

Según Adel, los que siguen arrestados “tenían documentos que incitan a la violencia contra el ejército y la policía”.

La Fiscalía ha decretado la detención preventiva de 24 de los 28 detenidos ayer, entre los que había siete periodistas, al tiempo que ordenó arrestar a uno de los fundadores del movimiento juvenil 6 de Abril, Ahmed Maher, y al conocido activista Alaa Abdel Fatah por infringir la ley de manifestaciones, al convocar una protesta sin notificar al Ministerio del Interior.

Los jóvenes protestaban contra la polémica ley que limita las protestas y que fue aprobada el pasado domingo por el presidente interino, Adli Mansur, pese a las fuertes críticas de grupos de activistas y de derechos humanos.

La nueva ley prohíbe, entre otros aspectos, concentraciones de más de diez personas sin autorización, limita las protestas frente a los edificios públicos y establecen duras penas para los infractores de la norma.

Para conseguir el permiso, los organizadores deben avisar a la policía con al menos tres días de antelación los detalles de las manifestaciones y, en caso de que su petición sea rechazada, pueden acudir a los tribunales. EFE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo