Damasco acudirá a Ginebra 2 para que sea una conferencia "entre sirios"

Por Publimetro Colombia

Damasco, 29 oct (EFE).- El Gobierno sirio confirmó hoy su asistencia a la conferencia de paz de Ginebra 2 para evitar injerencias extranjeras, al tiempo que destituyó a su viceprimer ministro, Qadri Yamil, por sus contactos fuera del país.

Durante una reunión en Damasco con el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, el jefe de la diplomacia siria, Walid al Mualem, aseguró que su participación muestra que “el diálogo en Ginebra será entre sirios y bajo el liderazgo sirio”.

Al Mualem destacó que su Gobierno basa su decisión en el “derecho exclusivo del pueblo sirio a diseñar su futuro político y elegir a sus líderes”, según la agencia oficial Sana.

Asimismo, insistió en su rechazo a cualquier tipo de intervención extranjera durante su entrevista con Brahimi, centrada en preparar la conferencia de paz, prevista para el próximo noviembre.

Damasco ya había mostrado su disposición a participar en la misma, mientras que el principal grupo opositor, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), se mantiene reticente.

Mientras que la CNFROS adoptará una decisión definitiva al respecto a finales de la próxima semana, algunos grupos armados de tendencia islamista han considerado que acudir a Ginebra 2 equivale a una traición.

Brahimi, que llegó ayer a Damasco, explicó a los periodistas que prepara una conferencia “con la participación de las partes sirias” y que Ginebra 2 determinará “las características del periodo interino y de la fase posterior”.

Por ello, hoy se reunió también con algunos opositores como el jefe del Consejo de Coordinación Nacional Sirio, Hasan Abdel Azim, que aboga por una transición pacífica y respalda la participación de la oposición en Ginebra 2.

El enviado especial para Siria de la ONU y la Liga Árabe ha efectuado estos últimos días una gira por la región, que le ha llevado a Egipto, Jordania, Irak, Irán y Turquía, entre otros países, para recabar apoyos a la conferencia.

Este segundo encuentro de Ginebra fue propuesto por Washington y Moscú en mayo pasado para dar una salida política a la guerra civil y aplicar la iniciativa de transición acordada en la ciudad suiza en junio de 2012.

En una reciente entrevista, el presidente sirio, Bachar al Asad, aseguró que no se dan los “factores necesarios” para que Ginebra 2 tenga éxito y pidió tratar temas como “el cese de la financiación a los terroristas”.

La visita de Brahimi a Damasco concluirá mañana, miércoles, y todavía no está claro si se reunirá con Al Asad, como sí hizo en ocasiones anteriores.

Sobre la posición futura del mandatario, Brahimi tuvo que negar y calificar de “inexactas” unas declaraciones suyas publicadas ayer en la revista “Jeune Afrique”, en las que afirmaba que Al Asad podría contribuir a la transición hacia una nueva Siria, pero no como líder del país.

Las gestiones diplomáticas de hoy coincidieron con la decisión presidencial de destituir al viceprimer ministro, Qadri Yamil, una figura de la llamada “oposición interna”.

Las actividades y reuniones efectuadas por Yamil fuera de Siria “sin coordinación con el Gobierno” fueron uno de los motivos esgrimidos para adoptar esta medida.

Este político y economista ha mantenido encuentros en Moscú durante semanas e, incluso, se ha entrevistado con representantes estadounidenses.

Según el decreto por el que se le cesa de manera fulminante, el viceprimer ministro rebasó “el trabajo institucional y la estructura general del Estado”, se ausentó de su puesto de trabajo y no ejerció sus obligaciones.

Yamil, presidente del opositor Frente Popular para el Cambio y la Liberación, entró en el Ejecutivo en junio de 2012 como viceprimer ministro para Asuntos Económicos y como titular de Comercio, aunque dejó este último cargo tras una remodelación gubernamental el pasado agosto.

Su partido está considerado parte de la “oposición interna”, integrada por formaciones toleradas por el régimen que abogan por una reforma de sus estructuras.

Por otra parte, el presidente sirio emitió un indulto general para los crímenes cometidos antes del día de hoy y referidos al incumplimiento de la ley del servicio militar.

Serán amnistiados, si regulan su situación en 30 días, aquellos soldados que no se presentaron ante su unidad militar o aquellos reservistas que no respondieron a su convocatoria.

Pese a los esfuerzos mediadores, la violencia sigue sacudiendo Siria, donde desde marzo de 2011 han muerto más de 100.000 personas, según la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo