Irán insiste ante la ONU en su "nuevo enfoque" del conflicto nuclear

Por Publimetro Colombia

Viena, 28 oct (EFE).- Irán insistió hoy en asegurar que quiere traer aires nuevos al enquistado conflicto sobre su programa nuclear, en una nueva ronda de contactos celebrada en Viena con el organismo nuclear de la ONU, que se prolongará hasta mañana.

La reunión, la duodécima de este tipo que se celebra en 22 meses, seguirá mañana con el objetivo de pactar una ruta de inspecciones que permitan al Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) descartar de una vez por todas las dudas sobre si Teherán busca o no hacerse con armas atómicas.

“Tengo muchas esperanzas de que lograrán un buen resultado”, explicó el viceministro iraní de Exteriores, Seyed Abad Araqchi, sobre la reunión entre la delegación de su país y los inspectores del OIEA.

Fuentes de este organismo informaron de que los contactos continuarán mañana, sin que se indicara si esta prolongación significa si hay avances o no en la negociación.

Antes incluso de que los técnicos se sentarán a hablar, Araqchi conversó en privado con el director del OIEA, Yukiya Amano, en una reunión que calificó de muy útil.

El responsable iraní, número dos del equipo negociador en materia nuclear, insistió en el mensaje de renovación que Teherán lleva lanzando desde la llegada al poder en agosto del nuevo presidente iraní, Hasán Rohaní.

“Debemos mirar hacia el futuro para cooperar, para asegurar la naturaleza pacífica del programa nuclear de Irán”, aseguró Araqchi a los medios en Viena.

El viceministro se refirió a un “nuevo enfoque” por parte iraní para avanzar en la solución de un conflicto que lleva más de una década pendiente de resolución, desde que se desveló que Teherán había llevado a cabo experimentos nucleares clandestinos.

El propio Amano reclamó hoy pasos y avances concretos para resolver lo que calificó de “asuntos pendientes muy complicados”.

“Ha llegado el momento de tomar un nuevo enfoque para resolver los asuntos entre Irán y el OIEA”, declaró el diplomático japonés.

Hace 22 meses, el OIEA e Irán lanzaron una nueva iniciativa de contactos para pactar lo que denominaron un “procedimiento estructurado”, una especie de agenda para que los inspectores internacionales tengan acceso a instalaciones, documentos y científicos relacionados con el programa atómico.

Esa información tendría que servir para deshacer el nudo gordiano de si Irán esconde un programa militar nuclear, como temen Estados Unidos, sus aliados europeos e Israel, o si sus esfuerzos tienen sólo objetivos pacíficos, como argumenta Teherán.

Entre las principales dudas que plantea el OIEA se cuentan las sospechas de que en la base militar de Parchin se realizaron experimentos relacionados con armas nucleares.

Hasta ahora, Irán no sólo se ha negado a permitir el acceso de los inspectores a esta instalación, sino que ha realizado labores de limpieza que el propio OIEA advierte que impedirán averiguar qué actividades se realizaron allí, incluso si algún día se permite inspeccionar la base.

Las conversaciones de hoy en Viena llegan tras citas negociadoras de Nueva York y Ginebra entre Irán y el llamado grupo “5+1”, formado por los países miembros permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania.

Esas reuniones, que incluyeron contactos directos entre Irán y Estados Unidos, lograron ciertos avances, que se espera tengan su continuación, tanto mañana en Viena, como los próximos días 7 y 8 de noviembre, de nuevo en Ginebra.

Antonio Sánchez Solís

Viena, 28 (EFE).- Teherán y el OIEA, la agencia nuclear de las Naciones Unidas, concluyeron hoy su reunión sin un acuerdo, pero seguirán negociando mañana sobre una ampliación de las inspecciones atómicas en Irán.

Así lo informó un portavoz del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), sin dar más detalles sobre el contenido de las conversaciones que se celebraron en la sede de la ONU en Viena.

Este encuentro, el duodécimo en dos años, estuvo precedido por una reunión inédita entre el viceministro de Exteriores iraní, Seyed Abad Araqchi, y el director general del OIEA, Yukiya Amano.

En declaraciones a la prensa, el responsable iraní, nuevo número dos del equipo de Teherán en las negociaciones nucleares, expresó su confianza en que se logren “buenos resultados” en las conversaciones de Viena.

“Nuestros colegas negociarán sobre las propuestas hechas por Irán y el nuevo enfoque tomado por Irán. Tengo muchas esperanzas de que lograrán un buen resultado”, señaló Araqchi después de reunirse con Amano durante 90 minutos.

El director general del OIEA, por su parte, había destacado antes del encuentro la importancia de conseguir “avances concretos” para solventar los “asuntos pendientes” del programa nuclear iraní.

Los inspectores del OIEA, liderados por el finlandés Tero Varjoranta, insisten sobre todo en el acceso a la base militar de Parchin, cerca de Teherán, donde sospechan que se han realizado experimentos clandestinos con explosivos especiales.

Occidente teme que, bajo el paraguas de un supuesto programa pacífico, Irán esté trabajando en el desarrollo de materiales y capacidades que le permitan fabricar bombas nucleares.

Teherán rechaza este supuesto y alega necesidades energéticas y científicas para sus actividades nucleares.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo