Las FARC esperan que la liberación de Scott influya positivamente en el proceso de paz

Por Publimetro Colombia

La Habana, 28 oct (EFE).- Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) señalaron hoy que esperan que la liberación el domingo del exmarine estadounidense Kevin Scott tenga una influencia positiva en el proceso de paz que la guerrilla sostiene con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

“Aspiramos que esta decisión unilateral de las FARC, que no exigió nada a cambio (de la liberación), ejerza influjos positivos en el avance de los acuerdos de paz”, indicó la delegación de paz de la guerrilla en una declaración leída en La Habana.

Tras cuatro meses secuestrado por las FARC, el exmarine estadounidense Kevin Scott Sutay fue liberado ayer domingo, gracias a un operativo en el que participaron el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y representantes de los gobiernos de Cuba y Noruega.

Según las FARC, se trata de un “gesto de paz” de la insurgencia “que había sido postergado por la intransigencia del Gobierno de Juan Manuel Santos al no permitir durante meses la intermediación humanitaria, primero de la exsenadora (colombiana) Piedad Córdoba y luego del reverendo (estadounidense) Jesse Jackson”.

“Sin duda, en la concreción de esta liberación jugó un papel decisivo la determinación del Departamento de Estado de los Estados Unidos”, indican las FARC en el comunicado que leyó ante la prensa la guerrillera Victoria Sandino.

El grupo rebelde agradeció además los “buenos oficios” del Comité Internacional de la Cruz Roja y de los gobiernos de Cuba y Noruega -países que actúan como garantes en los diálogos de paz colombianos- para que Kevin Scott pudiera reencontrarse con los suyos en Estados Unidos.

“Noruega y Cuba actuaron con la misma eficacia y discreción que los distingue como garantes en los diálogos de paz”, añade la guerrilla en su nota.

Como es habitual, las FARC dieron a conocer esta declaración antes de iniciarse en la capital cubana una nueva sesión de las conversaciones con el Gobierno de Santos, que siguen centradas en el tema de la participación política, segundo punto de la agenda del proceso de paz.

Bogotá, 28 oct (EFE).- El procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, manifestó hoy que las FARC y el Gobierno deben tener claro que aunque el país está expectante por las negociaciones de paz que se celebran en La Habana, “la paciencia tiene límites”.

Según el titular del Ministerio Público, las dilaciones del grupo insurgente en la mesa de conversaciones restan credibilidad al proceso y atentan contra el ideal de reconciliación del pueblo colombiano.

“Los desarrollos de las conversaciones de La Habana lo que han demostrado es la ausencia de voluntad de paz de las FARC, pero desde luego el país tiene todo el deseo de que ésta se concrete dentro de un marco de justicia y de respeto a las víctimas”, dijo Ordóñez a los periodistas durante una visita institucional a Cartagena.

El propio presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha manifestado su disconformidad porque las negociaciones no avanzan a la velocidad deseada, aunque confía en que los diálogos lleguen a buen puerto.

Las diálogos de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno colombiano cumplirán el próximo 12 de noviembre un año desde su inicio en La Habana y hasta ahora tan solo se ha llegado a un acuerdo en el primer punto de la agenda, sobre tierras y desarrollo rural.

La agenda de las negociaciones tiene cinco puntos y desde junio pasado las partes discuten el segundo, sobre participación política.

El pasado miércoles, cuando se inició el decimosexto ciclo de conversaciones, las FARC culparon al Gobierno de la falta de resultados por no aceptar las 99 condiciones presentadas por ese guerrilla para avanzar hacia un acuerdo sobre el segundo punto de la agenda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo