Brahimi llega a Damasco para garantizar la presencia del régimen en Ginebra 2

Por Publimetro Colombia

Damasco, 28 oct (EFE).- El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, inició hoy una visita crucial a Damasco en la que tratará de asegurar la presencia del régimen sirio en la conferencia de paz de Ginebra 2.

Brahimi se reunirá en la capital siria con responsables gubernamentales para preparar dicha cita, prevista para el próximo mes de noviembre, informaron a Efe fuentes oficiales sirias.

Todavía no se ha confirmado si se entrevistará con el presidente de Siria, Bachar al Asad, con el que ha mantenido varios encuentros en sus visitas a Damasco desde que asumió la mediación en el conflicto en agosto de 2012.

El mediador internacional se trasladó a Siria por carretera desde Líbano, donde llegó esta mañana procedente de Teherán, otra de las escalas de su gira por la región destinada a sumar apoyos para Ginebra 2.

Esta segunda conferencia de Ginebra fue propuesta por Estados Unidos y Rusia en mayo pasado para llegar a una solución política que ponga fin a la guerra civil y aplicar lo acordado hace año y medio en el primer encuentro celebrado en la ciudad suiza, en junio de 2012.

El régimen de Damasco ha adelantado que tiene intención de participar en Ginebra 2, mientras que la principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), se ha mostrado reticente.

En una entrevista el viernes pasado al canal de televisión libanés Al Mayadin, Al Asad aseguró que no se dan los “factores necesarios” para que Ginebra 2 tenga éxito.

El mandatario sirio subrayó que el conflicto no se solucionará a menos que la reunión incluya en su agenda temas como “el cese de la financiación y el apoyo a los terroristas”.

Respecto a la labor de Brahimi, Al Asad explicó que el diplomático argelino “intentó convencerle” la última vez de que no se presente a las elecciones presidenciales, un asunto que el jefe de Estado, afirmó, no debatirá con un extranjero.

La CNFROS decidirá por su parte su participación en Ginebra 2 durante una reunión en Estambul el 9 y el 10 de noviembre, aunque condiciona su asistencia a que se pacte la salida del poder de Al Asad.

Mientras el principal grupo opositor se muestra indeciso, diecinueve facciones armadas han rechazado la conferencia y consideran un acto de “traición” acudir a ella.

En un vídeo difundido en internet, estos grupos rebeldes de tendencia islamista -entre los que hay brigadas destacadas como Al Tauhid o el Ejército del Islam- subrayaron que “dialogar con el régimen es negociar con la sangre de nuestros mártires”.

Brahimi se reunirá el próximo 5 de noviembre en Ginebra con representantes de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU para preparar la conferencia, mientras que los jefes de la diplomacia árabe lo harán el próximo domingo.

Según anunció hoy en El Cairo la Liga Árabe, sus ministros de Exteriores celebrarán una reunión de urgencia para analizar los preparativos, a petición de la oposición siria.

El líder de la CNFROS, Ahmed al Yarba, pidió al secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, que ayude a la oposición a unificar su postura si finalmente deciden participar en Ginebra 2.

Sin embargo, los preparativos siguen encontrando grandes obstáculos, no solo en el interior de Siria, sino también fuera de sus fronteras.

El jefe del grupo chií libanés Hizbulá, Hasan Nasralá, acusó hoy a Arabia Saudí de obstaculizar el diálogo en Siria y los preparativos para Ginebra 2.

“Hay un Estado regional enfadado por lo que está ocurriendo en la región, Arabia Saudí, no es ningún secreto. Ha traído (a Siria) a decenas de miles de combatientes de todo el mundo y armas”, dijo Nasralá en un discurso por videoconferencia.

Sobre la reunión de Ginebra, el líder de Hizbulá afirmó que “lo único aceptable es una solución política a través de un diálogo sin condiciones”.

La llegada hoy de Brahimi a Siria se produce un día después de que la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) anunciara que Damasco le había enviado una “declaración formal” sobre su plan de destrucción de su arsenal químico dentro del plazo fijado.

Beirut, 28 oct (EFE).- El jefe del grupo chií libanés Hizbulá, jeque Hasan Nasralá, acusó hoy a Arabia Saudí de obstaculizar el diálogo en Siria y los preparativos de la conferencia de paz Ginebra 2, que busca encontrar una salida al conflicto sirio.

“Hay un Estado regional enfadado por lo que está ocurriendo en la región, Arabia Saudí, no es ningún secreto. Ha traído (a Siria) a decenas de miles de combatientes de todo el mundo y armas”, dijo Nasralá en un discurso por videoconferencia.

Sobre la reunión de Ginebra, prevista para noviembre próximo, el líder de Hizbulá afirmó que “lo único aceptable es una solución política a través de un diálogo sin condiciones”.

Nasralá señaló que “la incapacidad de los grupos armados” rebeldes de derrocar al régimen de Bachar al Asad demuestra que no hay solución militar al conflicto.

“Arabia Saudí está tratando de obstruir el diálogo en Siria y la conferencia de Ginebra 2, lo que acarreará más muerte y destrucción”, subrayó.

El líder chií -firme aliado de Damasco, mientras que Riad apoya a los rebeldes- advirtió de que esto tendrá repercusiones negativas en el Líbano y otros países de la región.

El régimen de Damasco ha anunciado que tiene intención de participar en Ginebra 2, pero la principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), se ha mostrado reticente.

En su discurso, Nasralá denunció también que Riad está presionando, junto a sus aliados libaneses de Corriente Futuro, para evitar la formación de un nuevo Gobierno en el Líbano y el funcionamiento del Ejecutivo saliente.

“Algunas partes paralizan el Líbano en espera de la caída del presidente Bachar al Asad”, agregó.

También se refirió al deterioro de la seguridad en el Líbano, sobre todo en la ciudad septentrional de Trípoli, donde los enfrentamientos de la última semana entre partidarios y adversarios del régimen sirio han causado al menos 14 muertos y más de un centenar de heridos.

Nasralá aseguró que se necesita “voluntad política” y la actuación del Ejército para restaurar la estabilidad, en vez de abrir la puerta a los yihadistas.

Al respecto, cito a grupos vinculados con Al Qaeda que luchan contra el régimen sirio, como el Estado Islámico de Irak y del Levante y el Frente Al Nusra.

El jeque alertó de que hay coches bomba preparados para estallar, después de que en los últimos meses varios atentados hayan dejado decenas de muertos en el Líbano.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo