Rusia propone usar medios móviles de EEUU para destruir armas químicas sirias

Por Publimetro Colombia

Moscú, 30 sep (EFE).- El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, señaló que las armas químicas sirias pueden ser destruidas mediante complejos móviles destinados a tal fin en poder de Estados Unidos y otros países, en una entrevista publicada hoy por el diario “Kommersant”.

“Existe la posibilidad, y seguramente será empleada, de usar complejos móviles para la destrucción de determinados tipos de sustancias venenosas. Los tienen Estados Unidos y otros países”, dijo el ministro ruso.

Precisó, no obstante, que la decisión de cómo proceder para destruir las armas químicas sirias, en cumplimiento de la resolución adoptada al respecto por el Consejo de Seguridad de la ONU, corresponde a los inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

“Deben verlo con sus propios ojos y determinar qué sustancias venenosas pueden ser destruidas in situ y qué se necesita para ello”, señaló Lavrov.

Otras sustancias podrán ser llevadas a otros países para su posterior destrucción, como contempla de manera excepcional la resolución de la ONU, toda vez que esta posibilidad está en principio excluida de la Convención para la Prohibición de Armas Químicas.

“La resolución de la ONU contempla la posibilidad de sacar del país parte de las sustancias venenosas para su destrucción en el extranjero”, a pesar de que según la convención sobre armas químicas éstas “deben destruirse en el territorio del país que las ha producido y las posee”, indicó el jefe de la diplomacia rusa.

Veinte expertos de OPAQ empezarán a partir de mañana su labor sobre el terreno en Siria, que en su primera fase se centrará en la verificación de la cuantía del arsenal.

“Los inspectores ya manejan una lista de objetivos militares (del programa de armas químicas) ofrecido por el Gobierno sirio. Aunque ha sido calificada como satisfactoria, a los inspectores les pueden surgir preguntas. Los sirios las responderán”, aseguró al respecto el titular de Exteriores ruso.

Moscú, 30 sep (EFE).- El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, consideró que la oposición siria podría volver a usar armas químicas, como ya hizo en el pasado según Moscú, para provocar una intervención militar extranjera en el país árabe.

En una entrevista publicada hoy por el diario “Kommersant”, el jefe de la diplomacia rusa dijo que tienen “serias sospechas de que estos intentos (de usar armas químicas) continuarán”, y reiteró que Rusia está convencida de que los ataques del 21 de agosto en Guta Oriental (afueras de Damasco) y los de marzo en Alepo fueron lanzados por los rebeldes.

Lavrov recordó que mientras Estados Unidos “no ha presentado sus pruebas” que demostrarían que la autoría del ataque corresponde al régimen del presidente sirio Bachar al Asad, Rusia “sí ha presentado las pruebas que llevan a la conclusión de que (el ataque químico) es obra de la oposición”.

“Los Estados promotores de la oposición, tanto en el plano político, financiero y militar, tienen la responsabilidad de no permitir que ésta ponga sus manos sobre arsenales de armas químicas, que no intente recibirlas desde fuera u orquestar provocaciones en Siria para echar la culpa al Gobierno para así provocar un ataque externo sobre Siria”, advirtió Lavrov.

El jefe de la Cancillería rusa pidió a los países occidentales y del Golfo Pérsico “que simpatizan con la oposición” que “envíen una señal (a los rebeldes) para que no se atrevan a socavar el proceso” iniciado en la ONU para destruir las armas químicas sirias.

El ministro ruso recordó que la resolución adoptada en la ONU sobre la destrucción de armas químicas en Siria contempla la posibilidad de usar la fuerza (en aplicación del Capítulo 7 de los Estatutos de Naciones Unidas) sólo si así lo decide en otra resolución el Consejo de Seguridad, en caso de que Gobierno sirio o la oposición se nieguen a cumplir el mandato internacional.

“Pero no vamos a dejar que nos den gato por liebre, como intentan hacer ahora en relación al episodio del 21 de agosto, cuando nos dicen que todos tienen claro que es obra del Gobierno” de Al Asad, advirtió.

Lavrov también se refirió a la regulación política de la guerra civil en Siria, que vuelve a ser una posibilidad factible tras la adopción de la resolución por el Consejo de Seguridad, y se congratuló por la inclusión en el documento de la Declaración de Ginebra de 30 de junio de 2012, que recoge la creación de un órgano de gobierno de transición formado por todas las partes en conflicto.

“Hasta ahora nuestros colegas occidentales se negaban a hacerlo sin interpretar, como decían, dicha declaración. Por interpretación entendían la vinculación de este comunicado con el Capítulo 7”, explicó el ministro ruso.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo