Departamento de Justicia demandará a Carolina del Norte por ley de sufragio

Por Publimetro Colombia

Charlotte (NC), 30 sep (EFEUSA).- El Departamento de Justicia federal anunció hoy que presentará una demanda contra el estado de Carolina del Norte para detener la puesta en marcha de su nueva ley de voto, que exige a los votantes presentar un documento con fotografía.

En conferencia de prensa, el fiscal general, Eric Holder, explicó que desafiará las provisiones críticas de la legislación HB 589, firmada el pasado mes de agosto por el gobernador republicano, Pat McCrory, en base a la no discriminación contemplada en la Ley de Derechos Electorales.

“Al restringir la participación de los votantes, esta legislación reduce, en vez de aumentar, el acceso al proceso electoral”, enfatizó Holder.

“Permitir limitaciones al derecho del sufragio de forma desproporcionada en los votantes de las minorías es incompatibles con nuestros ideales como nación. Utilizaré todos los recursos legales para luchar contra la discriminación racial y salvaguardar el derecho de todos los estadounidenses a votar”, añadió.

La acción legal busca eliminar las restricciones de la ley que reduce las jornadas de voto anticipado y el registro y sufragio el mismo día, la presentación de una identificación gubernamental con foto, el no permitir que los estudiantes utilicen su carnet estudiantil para sufragar, y el preregistro entre las edades de 16 y 17 años.

Carolina del Norte se convirtió en el primer estado del país en aprobar este tipo de legislación restrictiva de sufragio después de que la Corte Suprema decidiera en junio pasado anular partes de la Ley de Derecho al Voto de 1995, la cual protege el sufrago de las minorías raciales.

Por una votación de 5 a 4, el Supremo invalidó la sección que obligaba a algunos estados y condados considerados de “tradición discriminatoria” -la mayoría localizados en el sur del país-, a recibir permiso del Gobierno federal antes de llevar a cabo cualquier modificación electoral.

Con la demanda de hoy, la Administración Obama pide a un tribunal que coloque las previsiones de la nueva ley de sufragio de Carolina del Norte bajo “escrutinio” por un periodo indefinido.

Holder dijo que no permitirá que los estados interpreten la decisión del Tribunal Supremo como “una veda abierta para que se menoscabe el derecho al voto”.

Por su parte, el gobernador McCrory describió hoy la demanda del Departamento de Justicia contra el estado de “extralimitada y sin méritos”.

“Estoy convencido que hemos hecho lo correcto. Creo que esta es una buena ley. Y estoy en total desacuerdo con la acción que el fiscal general ha tomado”, afirmó el gobernador republicano, quien junto a los legisladores de su partido, justificaron la HB 589 para “salvaguardar la integridad del proceso electoral y evitar los fraudes”.

Asimismo, McCrory anunció que el estado contratará los servicios de una firma de abogados para coordinar con la oficina del fiscal general del estado, Roy Cooper, quien es demócrata, las acciones para defender la ley.

“Esta acción legal sólo generará gastos y prolongadas batallas legales y costosas para los contribuyentes estatales y federales”, enfatizó el republicano, con menos de un año a la cabeza de Carolina del Norte.

Las organizaciones que defienden los derechos de los votantes como la Unión Americana de los Derechos Civiles (ACLU) y el capítulo de Carolina del Norte de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), recibieron hoy con beneplácito el anuncio del Gobierno federal.

El reverendo William Barber, presidentes de la NAACP del estado, acusó al gobierno republicano de McCrory de “conspirar” para suprimir drásticamente el voto de las minorías, especialmente afroamericanos, hispanos, y personas de la tercera edad.

Un análisis de la Junta de Elecciones de Carolina del Norte arrojó que más de 300.000 residentes del estado no poseen una identificación estatal o federal con foto.

“La buena gente de Carolina del Norte está disgustada cuando conoce que los derechistas han creado un mito de que existe un problema de fraude electoral en el estado. Esta ley es inmoral e inconstitucional”, enfatizó Barber en un comunicado de prensa.

En las elecciones de 2012, unos 2,5 millones de personas sufragaron temprano, más de la mitad del total del electorado de Carolina del Norte, un 71 % fueron afroamericanos, que generalmente favorecen al Partido Demócrata, en contraste con 52 % de los blancos.

Por su parte, la ACLU resaltó que en años reciente el estado había progresado enormemente en relación al incremento de votantes en las urnas, y que con la nueva ley, “todo se perdería”.

Por su parte, la senadora demócrata del estado, Kay Hagan, aplaudió la decisión del Gobierno federal y resaltó que la ley de sufragio de Carolina del Norte, “va en contra de la tradición y orgullo de nuestro estado de eliminar las barreras de la participación al proceso democrático”.

El Departamento de Justicia entabló también una demanda el pasado mes de agosto contra el estado de Texas por exigir a sus votantes presentar un documento de identidad con fotografía.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo