Los "tories" luchan en su congreso contra las encuestas y la amenaza del UKIP

Por Publimetro Colombia

Londres, 29 sep (EFE).- El Partido Conservador del primer ministro británico, David Cameron, inició hoy en Manchester su congreso anual con llamativas promesas económicas y una postura firme hacia Europa ante la amenaza del antieuropeo partido UKIP.

Los “tories” rindieron homenaje a una de sus grandes figuras, la exjefa de Gobierno Margaret Thatcher, fallecida este año, para dar comienzo a un encuentro que celebrarán hasta el miércoles, a menos de dos años de las elecciones generales previstas para mayo de 2015, un tanto a la defensiva por su desventaja en las encuestas.

Un sondeo publicado hoy en el “Sunday Times” otorga el 42 por ciento en intención de voto a los laboristas, 31 por ciento a los “tories”, 13 por ciento al hasta ahora minoritario UKIP y un 9 por ciento a los liberaldemócratas, socios de Cameron en el Gobierno.

Como sucedió con los recientes congresos anuales de los partidos Laborista y Liberal Demócrata, la economía marca el ritmo político, en momentos en que los datos del PIB y los pronósticos del Banco de Inglaterra apuntan a una incipiente recuperación en el Reino Unido.

Si los laboristas prometieron congelar las facturas de la luz hasta 2017, hoy los conservadores quisieron reivindicarse como la única formación capaz de mejorar el nivel de vida de la clase media británica con medidas como facilitar la compra de viviendas.

El primer ministro ha acelerado la puesta en marcha de una iniciativa que permitirá a los británicos recibir del banco el 95 por ciento de una hipoteca para la compra de una vivienda, pues un 15 por ciento de la cuantía será garantizada por el Gobierno.

Cameron, que iba a lanzar en enero este programa que ahora entrará en vigor la próxima semana, negó hoy que esto pueda causar una nueva “burbuja” inmobiliaria y aseguró: “Como primer ministro, no me voy a quedar al margen de las aspiraciones” de una familia media que quiere comprar una propiedad y no puede hacerlo.

“El problema no es la falta de casas, es la ausencia de crédito barato”, manifestó en un programa dominical de la cadena BBC.

La cercanía de la cita electoral sienta la pauta del congreso conservador y fueron varios los dirigentes que hoy aseveraron que buscarán gobernar en solitario después de 2015 pese a su retroceso en los sondeos.

“Una coalición no es lo que quiero, no es lo que estoy planeando y, francamente, no es lo que necesita el país”, apuntó Cameron al ser preguntado por la posibilidad de renovar la alianza con los liberaldemócratas, mientras su ministro de Exteriores, William Hague, señalaba que votar a UKIP sólo favorece a los laboristas.

Otra encuesta divulgada hoy por BBC señala que el 22 por ciento de los concejales conservadores apuesta por un pacto con el Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP) para que no se divida el voto conservador en los comicios.

Hague, que descartó la posibilidad de tal pacto, advirtió de que “si un votante conservador contempla la posibilidad de votar por UKIP, por defecto produciría un Gobierno laborista, que es exactamente lo contrario a lo quiere para Europa, por ejemplo”.

Sus comentarios dejan claro que el Partido Conservador, cada vez más euroescéptico, teme la sangría de votos que puede causar la formación liderada por Nigel Farage, que exhibe un mensaje contrario a la inmigración y a la Unión Europea y aspira a convertirse en una fuerza significativa en las elecciones de 2015.

Hoy, Cameron volvió a exhibir un mensaje firme hacia Europa y a pedir una “radical” renegociación de los vínculos del Reino Unido y la UE, sobre la pertenencia a la cual ha prometido celebrar un referéndum si gana las elecciones de 2015.

David Cameron indicó que el Reino Unido podría abandonar la Convención Europea de Derechos Humanos si ello le impide deportar a inmigrantes ilegales y criminales que pongan en riesgo la seguridad.

“Como primer ministro, estoy menos interesado en la Convención que hayamos firmado; quiero saber si podemos mantener nuestro país a salvo. Así que, por ejemplo, ¿podríamos echar a gente que no tenga derecho a estar en el país, que lo amenace? Creo que deberíamos poder hacerlo”, apuntó el líder conservador.

Londres, 29 sep (EFE).- El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que el Reino Unido podría abandonar la Convención Europea de Derechos Humanos si esta compromete la seguridad del país.

En un programa dominical de la cadena BBC, Cameron indicó que haría “todo lo necesario” para garantizar que el Reino Unido pueda expulsar a aquellas personas que supongan una amenaza, algo con lo que no están de acuerdo sus socios liberaldemócratas en el Gobierno de coalición.

“Como primer ministro, estoy menos interesado en la Convención que hayamos firmado, pues quiero saber si podemos mantener nuestro país a salvo. Así que, por ejemplo, ¿podríamos echar a gente que no tenga derecho a estar en el país, que lo amenace? Creo que deberíamos poder hacerlo”, apuntó el líder conservador.

Preguntado directamente si el Reino Unido podría abandonar la Convención Europea de Derechos Humanos, respondió: “Podemos acabar así, pero vamos a ver cómo va el proceso y a hacer lo necesario para conseguir el efecto que queremos”.

El primer ministro británico insistió en que este país tiene derecho a deportar a inmigrantes ilegales y a criminales.

David Cameron, que ha prometido un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea si gana las elecciones de 2015, también insistió en la necesidad de reformar la UE para hacerla “más competitiva” y “menos burocrática”.

En la entrevista, el primer ministro conservador indicó que es preciso poner en marcha una renegociación “radical” de los vínculos del Reino Unido con la Unión Europea.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo