Socialdemócratas y Verdes avisan a Merkel de que su apoyo tendrá un precio

Por Publimetro Colombia

Berlín, 28 sep (EFE).- Socialdemócratas y Verdes alemanes, perdedores en los comicios del pasado domingo, advirtieron hoy a la canciller, Angela Merkel, de que no abdican de sus promesas electorales y de que las negociaciones para formar una coalición de gobierno serán duras.

Tras la cascada de dimisiones en los dos partidos de la oposición a lo largo de la semana, ambos se mostraron dispuestos a iniciar conversaciones exploratorias con la Unión Cristianodemócrata de Merkel (CDU) y su ala bávara de la CSU, que quedaron a cinco escaños de la mayoría absoluta y buscan socio para lograr un gobierno estable.

Está previsto que las primeras negociaciones con el Partido Socialdemócrata (SPD), cuyo candidato electoral, Peer Steinbrück abandonó ayer la primera línea de la política, tengan lugar la próxima semana, aunque las conversaciones podrían prolongarse hasta noviembre.

El camino hacia una “gran coalición” como la que dirigió Merkel en su primera legislatura (2005-2009) se aventura largo y tortuoso, ya que el SPD ha decidido que, si las negociaciones progresan, el acuerdo se someterá por primera vez al voto de los 470.000 militantes.

A pesar de que la gran coalición es la opción preferida para el 58 % de los alemanes, según una encuesta difundida por la segunda cadena pública de televisión ZDF, los primeros sondeos realizados entre la militancia socialdemócrata auguran un rechazo a esa opción.

“Una cosa está clara: No vamos a vender barato nuestros contenidos en el mostrador de las rebajas”, subrayó en declaraciones a la televisión regional WDR la dirigente del SPD y presidenta del “Land” de Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft.

La subida de impuestos para mejorar el estado del bienestar, el salario mínimo interprofesional y la reforma de las pensiones serán las principales reivindicaciones socialdemócratas.

“No tenemos ningún miedo a una gran coalición, pero tampoco lo tenemos a un gobierno de conservadores y verdes o a unas nuevas elecciones”, subrayó Kraft.

Desde las filas conservadoras, el presidente de Baviera, Horst Seehofer, respaldado por la mayoría absoluta que consiguió en las elecciones regionales celebradas una semana antes de las generales, criticó que las negociaciones puedan eternizarse y pidió que el Gobierno se constituya antes de fin de año.

En una entrevista que publicará mañana completa el “Bild am Sonntag”, Seehofer, partidario de la gran coalición y crítico con la decisión del SPD de consultar a la militancia, advirtió de que el país podría quedar “en ridículo”; “Alemania tiene una función de liderazgo en Europa y en el euro y, por lo tanto, global”.

Junto al SPD, la CDU/CSU tiene la opción de pactar con Los Verdes, cuarta y última fuerza del Parlamento tras los comicios que se reunió hoy en Berlín para analizar sus malos resultados.

El examen de conciencia, con todas las intervenciones abiertas a los medios de comunicación, duró horas y muchos dirigentes lamentaron haber olvidad su esencia de partido ecologista.

Los Verdes, que elegirá una nueva dirección en un congreso en octubre tras la dimisión de su cúpula, se conjuró a abordar una profunda revisión de programas y estructuras tras lograr el 8,4 % de los votos el pasado domingo, casi un millón menos que en los anteriores comicios.

Sobre las negociaciones para formar una coalición, su cabeza de lista en las elecciones, Jürgen Trittin, subrayó la necesidad de contar con un gobierno “estable” y de evitar nuevas elecciones que podrían llevar de nuevo al Parlamento a los liberales, socios de Merkel en esta legislatura, e incluso abrir su puerta a los euroescépticos de Alternativa por Alemania.

Pero recordó a la CDU/CSU que su partido está abierto a dialogar con “todas las formaciones democráticas”, lo que incluye a La Izquierda, que aglutina a excomunistas y disidentes del SPD.

La posibilidad de un gobierno entre socialdemócratas, verdes y La Izquierda se antoja sin embargo remota, ya que el SPD rechaza la opción.

Ante el próximo inicio de los contactos, también tomó la palabra el presidente de la Cámara de Industria y Comercio alemana, Eric Schweitzer, quien alertó del riesgo de que las conversaciones entre la CDU y el SPD deriven en “una coalición de subida de impuestos” que “pondría en peligro más de 100.000 puestos de trabajo”.

En una entrevista con el diario “Neuen Osnabrücker Zeitung”, Schweitzer instó a la Unión de Angela Merkel a mantener sus promesas electorales.

Noelia López

Berlín, 28 sep (EFE).- El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) exigirá a la canciller, Angela Merkel, seis ministerios en el próximo gobierno si quiere su participación en una gran coalición, según avanza hoy el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung”.

En una información que publicará este domingo pero que adelanta en su versión digital, este rotativo enumera algunas de las carteras que reclamarán los socialdemócratas a cambio de su apoyo la próxima legislatura, como los de Finanzas, Trabajo y Familia.

El SPD acordó el viernes iniciar conversaciones exploratorias con la Unión Cristianodemócrata (CDU) y su ala bávara CSU para analizar si es posible formar una gran coalición que facilite a Merkel un gobierno estable.

Se espera que los encuentros comiencen ya la próxima semana y todos los medios alemanes especulan con los asuntos que estarán en la mesa de negociación.

El ministerio de Finanzas desmintió hoy una información que publicará mañana el semanario “Spiegel”, avanzada también hoy, según la cual el ministro, Wolfgang Schäuble, ha encargado un estudio sobre una posible subida de impuestos a las rentas más altas, una de las propuestas estrella de los socialdemócratas en la campaña electoral, para allanar el camino a esa gran coalición.

La revista confirma las informaciones difundidas por otros diarios en días pasados, aunque rechazadas públicamente por los principales dirigentes de la CDU, y concreta la posible subida impositiva: el tipo máximo, situado ahora en el 45 % para las rentas superiores a 250.000 euros, podría pasar a entre el 46 y el 48 %.

El SPD es la primera opción de los conservadores alemanes para formar gobierno después de quedarse a cinco escaños de la mayoría absoluta, aunque mantienen también abierta su oferta a Los Verdes.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo