La ONU trabajará para convocar en noviembre la conferencia de paz para Siria

Por Publimetro Colombia

Moscú, 28 sep (EFE).- Los miembros permanentes del Consejo de Seguridad (EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia y China) y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, han acordado trabajar para celebrar a mediados de noviembre la conferencia de paz para Siria en Ginebra, reveló hoy el ministerio de Exteriores ruso.

En una reunión informal entre los ministros de Exteriores de los cinco países y el mandatario de la ONU en el marco de la 68 Asamblea General de Naciones Unidas “se acordó llevar el asunto hacia la convocatoria de este foro hacia mediados de noviembre de este año”, señala un comunicado que ha publicado en su web la cancillería rusa.

“La conferencia debe dar inicio al diálogo intersirio con el fin de esclarecer el futuro orden en el país” árabe, explica la nota de Exteriores.

Horas después de que el Consejo de Seguridad aprobara hoy una resolución sobre la destrucción de armas químicas en Siria, Rusia destacó que “todos los participantes en el encuentro están de acuerdo en que la aprobación” de este documento “abre la vía para reavivar los esfuerzos para un arreglo político en Siria”.

Moscú también reiteró que la solución de la guerra civil en Siria “debe basarse en la Declaración de Ginebra de 30 de junio de 2012”, apoyada en principio por el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y que recoge la creación de un órgano de gobierno de transición formado por todas las partes en conflicto.

La diplomacia rusa informó que el representante especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Lahdar Brahimi, se pondrá en breve a trabajar con el Gobierno y la oposición sirios para avanzar en la convocatoria de la cita internacional.

Al igual que siempre, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, puso especial empeño “en la necesidad de garantizar que la representación de la oposición en la conferencia internacional, en el marco del diálogo con el Gobierno actual de Siria, sea capaz de expresar las posturas del espectro más amplio posible de las fuerzas políticas sirias”.

Hasta ahora, ni Moscú ni Washington, que propusieron en mayo la celebración de la conferencia, ni tampoco los distintos grupos de la oposición siria, han sido capaces de ponerse de acuerdo en el formato del evento que debería celebrarse en la capital suiza.

Una de las cuestiones más espinosas ha sido la negativa de Washington y de la oposición siria a que Irán se siente en la mesa de negociaciones.

Tampoco ha sido posible concretar la composición de las delegaciones que deberán enviar a la conferencia el Gobierno de Asad y la oposición.

Por si fuera poco, el Ejército Libre Sirio (ELS), uno de los grupos armados opositores más importantes en el país árabe, se negó a participar en la conferencia sin recibir antes las armas que necesita para restablecer el equilibrio militar sobre el terreno.

Beirut, 28 sep (EFE).- El presidente libanés, Michel Suleiman, negó hoy que hayan entrado en su país armas químicas del arsenal sirio e insistió en que el grupo chií Hizbulá, implicado en la guerra en Siria, también descarta esta posibilidad.

“No se han infiltrado armas químicas sirias en el Líbano y no existen pruebas de su presencia en el país”, dijo en una entrevista publicada hoy por el periódico árabe internacional Al Hayat.

Suleiman rechazó que sus relaciones con el grupo chií sean tensas, aunque apuntó que Hizbulá conoce su opinión contraria a la participación en los combates en Siria.

El líder de Hizbulá, Hasan Nasralá, aseguró hace cinco días que el régimen sirio no ha entregado a su grupo parte de su arsenal químico. “Nunca hemos pedido a nuestros hermanos sirios esas armas y tampoco lo haremos en el futuro”, subrayó.

La oposición siria ha acusado al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, de traspasar armas químicas a sus aliados regionales, Hizbulá e Irán, una posibilidad que también han apuntado EEUU e Israel.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer por unanimidad una resolución que condena el uso de armas químicas en Siria y advierte al régimen de Damasco de que habrá “consecuencia” si incumple sus compromisos internacionales.

Sobre Irán, Suleiman afirmó que ese país “no permitirá la utilización de armas de destrucción masiva”.

“El presidente (iraní) Hasan Rohaní apoya que el Líbano se mantenga alejado de los acontecimientos regionales y de sus repercusiones”, afirmó.

Preguntado por si las relaciones con Al Asad están rotas, respondió que solo están suspendidas desde la detención del exministro libanés de Información, Michel Samaha, en agosto del 2012 tras ser acusado, junto a dos altos responsables sirios, de urdir un plan para cometer atentados en el Líbano.

Suleiman señaló que Beirut trata con Damasco en la línea de los acuerdos de Taif, firmados en 1989 y que pusieron punto y aparte a tres lustros de guerra civil en el Líbano (1975-1990).

Refiriéndose a su próxima visita el martes a Riad, aliado de los rebeldes sirios, el mandatario libanés dijo que “Arabia Saudí siempre fue el principal defensor del Líbano en sus crisis políticas y económicas”.

La guerra en Siria ha tenido una fuerte repercusión en el Líbano, donde la población está polarizada entre partidarios y detractores del régimen de Damasco, y se han registrado enfrentamientos, atentados y secuestros.

Pekín, 28 sep (EFE).- El Ministerio de Asuntos Exteriores chino mostró hoy su satisfacción por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para acabar con el arsenal químico de Siria.

Así lo expresó un comunicado enviado este sábado por el portavoz del Ministerio, Qin Gang, un día después de que el Consejo votase de forma unánime a favor de la citada resolución.

La decisión del Consejo de Seguridad siguió a la aprobación en La Haya de un documento de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que será la encargada de dirigir un proceso que debe completarse durante la primera mitad de 2014.

Esta resolución es la primera que se produce tras más de dos años y medio desde el estallido de la guerra civil en Siria, que ha costado la vida a más de cien mil personas.

El respaldo unánime al plan es especialmente significativo por la presencia en el Consejo de Irán, tradicional aliado del régimen de Bachar al Asad.

En los próximos siete días, Damasco tendrá que facilitar a la organización el resto de datos sobre su arsenal químico, incluidos el tipo de gases y toxinas de los que dispone, los detalles de las municiones, y la localización exacta de todas las armas químicas y las plantas de producción.

China, miembro permanente -con derecho a veto- del Consejo de Seguridad, había votado al menos en dos ocasiones contra medidas a favor del endurecimiento de las sanciones contra el régimen de Bachar al Asad.

En una entrevista concedida a la televisión estatal china CCTV emitida el pasado lunes, Al Asad aseguró que su país está comprometido a cumplir el acuerdo alcanzado entre EEUU y Rusia para la destrucción de los arsenales químicos sirios, que incluye la supervisión por parte de inspectores internacionales de estas armas.

No obstante, matizó que aunque su Gobierno está dispuesto a permitir el acceso, otros pueden intentar impedirlo: “sabemos que esos terroristas obedecen las órdenes de otros países, y esos países pueden instigarles a bloquear la labor de los inspectores, y echar la culpa al Gobierno sirio”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo