Santos espera lograr el acuerdo de paz con las guerrillas el próximo año

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 24 sep (EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió hoy que la comunidad internacional siga apoyando el proceso de paz en su país y expresó su deseo de que se logre un acuerdo de pacificación con los grupos guerrilleros para el próximo año.

“Mi deseo es que el fin del conflicto será la buena noticia que el presidente de Colombia traerá a esta asamblea el próximo año”, dijo Santos durante su intervención ante la 68 Asamblea General de Naciones Unidas.

Durante su discurso, dominado por el tema del conflicto armado en Colombia, Santos destacó la urgencia de buscar una salida pacífica con la guerrilla.

“Hacer la guerra, y yo la sé hacer, es más fácil que buscar la paz”, pero eso no sería responsable, subrayó el mandatario, quien advirtió que su país asiste a una “oportunidad real, tal vez la última” de lograr la paz.

La continuidad de una “coexistencia” dentro de un conflicto sin final sería “como condenar a millones de personas a muchos años más de violencia, miedo, pobreza, victimización”, enfatizó el jefe de Estado.

Al señalar que su generación “no ha conocido ni un solo día de paz”, Santos reiteró el mensaje de su Gobierno a la guerrilla de que “llegó el momento de cambiar las balas por los votos, las armas por los argumentos”.

“Queremos acabar nuestro conflicto sin renunciar a la justicia ni mucho menos a la verdad y a la reparación de las víctimas”, afirmó Santos, quien advirtió, no obstante, que “no habrá impunidad por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos de manera sistemática”.

El conflicto civil en Colombia, que se ha cobrado la vida de más de 220.000 personas, es el más longevo y el último del continente americano y ha llegado la hora de ponerle fin, dijo.

El mandatario colombiano comenzó su presentación con el caso de María Zabala, cuyo esposo y otros dos familiares fueron asesinados por un grupo de hombres armados en el Caribe colombiano hace dos décadas.

Pero Zabala es “una víctima entre muchas y todas tienen derecho a la justicia y la reparación”, señaló el jefe de Estado.

El Gobierno de Santos lleva a cabo diálogos de paz con la mayor guerrilla de Colombia, las FARC, en La Habana, con el auspicio de Cuba y Noruega, y el “acompañamiento” de Chile y Venezuela.

Las partes se disponen a debatir el problema del narcotráfico en Colombia, que, según Santos, es el “combustible” que alimenta la violencia.

El Gobierno colombiano también ha mostrado su disposición a emprender diálogos de paz con el segundo grupo guerrillero del país, el ELN.

Santos insistió en su intervención en que el conflicto armado está “alimentado” por el narcotráfico, “la principal fuente de financiación de la violencia y el terrorismo” en Colombia, y aseguró que si ese flagelo no existiera, ya se habría acabado la guerra en su país.

“Una Colombia sin coca y sin conflicto era una utopía que ahora podemos hacer posible, para beneficio de los colombianos y del mundo entero”, dijo el presidente, quien recordó que el problema del tráfico de drogas es uno de los temas que negocia con la guerrilla.

Santos añadió que si la comunidad internacional trabaja “unida” para resolver el problema de las drogas, a través de una visión “amplia” y sin intereses políticos o ideológicos de por medio, será capaz de poner coto a la violencia.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo