Los palestinos temen que un ataque a Siria haga prender la llama en la región

Por Publimetro Colombia

Ramala/Gaza, 31 ago (EFE).- Los palestinos viven en la incertidumbre los últimos acontecimientos en Siria y tienen sentimientos encontrados sobre si Damasco o sus aliados podrían responder con un ataque dirigido a Israel que suma en la violencia a la región.

En la franja de Gaza, que gobierna el movimiento islamista Hamás, la mayoría de la población rechaza una intervención de Estados Unidos en Siria “a pesar de las masacres cometidas por el régimen de Bachar Al Asad contra el pueblo sirio y, también, contra los refugiados palestinos que viven allí”, asegura a Efe el analista palestino Hasan Abdo.

En Cisjordania hay la misma sensación: aunque algunos defienden la necesidad de hacer caer a Al Asad por los medios que sean, la mayoría opina que Occidente no debe intervenir y temen que un eventual ataque encienda la mecha en la zona.

“El mundo debe apoyar al pueblo sirio a librarse del dictador Asad, pero nos oponemos a una intervención (norte)americana y aliada en Siria, porque rechazamos cualquier intervención extranjera en asuntos árabes”, aseguró a Efe Fadi Abu Al Yidyan, profesor palestino de 37 años que creció en Siria y se trasladó a Gaza en 1996.

Muchos en la franja están convencidos de que un bombardeo occidental a Siria provocaría que milicias palestinas simpatizantes con Damasco, como la Yihad Islámica o el Frente Popular para la Liberación de Palestina (PLFP), respondan lanzando cohetes contra Israel, lo que llevaría a bombardeos israelíes sobre Gaza.

No se espera, sin embargo, una reacción de Hamás, que apoyó la revolución contra el régimen sirio y sacó de Damasco su sede política en el exilio hace más de un año.

“Los países árabes deben trabajar duro para calmar la situación y ayudar al pueblo sirio a lograr su libertad”, declaró a Efe Salah El Bardaweel, alto cargo de Hamás en Gaza, que acusa a Estados Unidos de “mantener silencio durante dos años de masacres y crímenes contra la humanidad en Siria y decidir actuar solo cuando ha utilizado armas químicas por temor a que se usen también contra Israel”.

El posible ataque, valoró, no está dirigido a “ayudar a llevar la democracia o la libertad a Siria”, sino únicamente “a ayudar a Israel”.

“EEUU y Occidente no intervienen en asuntos árabes para ayudar a las naciones árabes a librarse de sus dictadores, sino siempre para proteger sus intereses, ayudar a los dictadores a sobrevivir y apoyar y proteger a Israel”, sentenció.

Ismail Al Basha, de 48 años y empleado de un restaurante sirio en Gaza capital, es uno de los convencidos de que “un ataque contra siria forzaría a los milicianos pro sirios en Gaza a lanzar una guerra contra Israel y entonces Israel volvería a hacer otra guerra contra la franja que aumentará el sufrimiento, las muertes y la destrucción de edificios”.

Son muchos los que temen que la intervención internacional contra Damasco ponga fin a la tregua alcanzada entre Israel y Hamás el pasado noviembre, tras la operación militar israelí “Pilar Defensivo”, que acabó con 170 palestinos y 6 israelíes muertos.

“Si los ataques son graves, las facciones palestinas violarán el alto el fuego. Si la intervención es grande, afectará a toda la región”, asegura el analista Abdo.

La Yihad Islámica anunció en un comunicado que rechaza “cualquier intervención” en Siria y que “condenará cualquier agresión (norte)americana o israelí” sobre ese país, aunque no amenazó con tomar represalias concretas.

Samir Jaldun, profesor de 45 años de la Universidad Al Quds, en Abu Dis (Cisjordania), atribuye la intención de atacar a Siria a un intento de “debilitar su capacidad militar, como un paso más de Occidente para suprimir la potencia militar de los países árabes”.

No todos piensan como él: Mohamed Said, de 32 años y residente de Al Bireh (Ramala), cree que “el régimen sirio debe caer, ya sea con intervención occidental o a través de la revolución interna”, una opinión que comparte el empleado bancario Marwan Isa, que cree que “Asad ha cometido muchos crímenes contra su pueblo” aunque se lamenta de que sean las potencias occidentales quienes tengan que acabar con él.

Otra cuestión que preocupa a los palestinos es que la actual situación regional, con serias crisis en Siria y Egipto, han alejado del foco la causa palestina y perciben que el fin de la ocupación israelí es una cuestión cada vez menos acuciante para Occidente, pendiente de traumas mayores en la zona.

Nuha Musleh y Saud Abú Ramadán

El Cairo, 31 ago (EFE).- Los jefes de la diplomacia árabes se reunirán mañana, domingo, para definir su postura ante un posible ataque militar extranjero contra Siria, dos días antes de lo previsto debido al rápido desarrollo de los acontecimientos en ese país, anunció hoy la Liga Árabe.

El vicesecretario general del organismo, Ahmed bin Heli, anunció en su sede de El Cairo el adelanto del encuentro ministerial, como solicitaron algunos países de la organización.

Bin Heli afirmó que “la solución política es la mejor forma para resolver la crisis siria” y apuntó que los árabes adoptarán mañana una decisión “correcta” sobre Siria.

La Liga Árabe todavía no ha adoptado una posición firme sobre una posible intervención militar, en especial después de la incapacidad del Consejo de Seguridad de la ONU de consensuar una resolución al respecto.

Una fuente de alto rango de la organización panárabe negó a Efe que el secretario general, Nabil al Arabi, haya dado luz verde a Washington para lanzar un ataque, como aseguró ayer el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, quien dijo que EEUU cuenta con el apoyo de la Liga Árabe.

Ben Heli no quiso anticipar el resultado de la reunión y señaló que unos países árabes consideran que el régimen sirio debe afrontar su responsabilidad y otros abogan por aguardar al informe de los expertos de la ONU sobre el denunciado empleo de armas químicas.

Varios países importantes del organismo, como Egipto, Irak, Argelia o Líbano, han expresado esta semana su rechazo a un ataque militar extranjero contra Siria.

La organización panárabe ha defendido en numerosas ocasiones que una intervención militar debe contar con el respaldo del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hace cuatro días, la Liga Árabe volvió a pedir al Consejo de Seguridad que supere las diferencias entre sus miembros y tome medidas “disuasorias y necesarias” contra el régimen sirio por su uso de armas químicas contra civiles.

Desde que comenzó el conflicto en Siria, en marzo de 2011, más de 100.000 personas han muerto en el país, según cifras de la ONU.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo