Pinto explora la posibilidad de pedir asilo a terceros países, según abogado

Por Publimetro Colombia

Brasilia, 30 ago (EFE).- El abogado del senador boliviano Roger Pinto, que huyó a Brasil después de haber pasado más de un año asilado en la embajada brasileña en La Paz, dijo hoy a Efe que ha explorado con embajadores de otros países la posibilidad de pedir asilo para su cliente.

He sostenido “conversaciones preliminares”, dijo el abogado Fernando Tibúrcio, quien no quiso revelar cuáles son esos países, aunque indicó que o bien tienen frontera con Brasil o bien están unidos por vuelo directo.

La respuesta de los embajadores, con los que se encontró esta semana, es que “existe viabilidad técnica y que irían a hacer las consultas en sus cancillerías”, explicó.

“Son conversaciones preliminares, para prevenirnos en el caso de un deterioro de la situación”, indicó Tibúrcio, quien dijo temer una decisión sobre el futuro del senador que esté motivada por factores políticos y “que se aleje de criterios técnicos y jurídicos”.

El abogado aclaró que pedir asilo en otro país es una posibilidad “remota” por ahora.

Pinto preferiría quedarse en Brasil, donde reside su familia desde que él entró en la embajada brasileña en La Paz el 28 de mayo de 2012 y recibió asilo diplomático unos días después.

El abogado también dijo que sería “impensable desde el punto de vista legal” que el gobierno de Brasil enviara al senador a un tercer país.

El senador salió de La Paz en un automóvil oficial de la embajada, escoltado por soldados brasileños, hasta la fronteriza ciudad de Corumbá, a la que llegó el pasado sábado sin que el Gobierno boliviano hubiese expedido el debido salvoconducto.

Fue ayudado por el encargado de negocios de Brasil en la embajada boliviana, Eduardo Saboia, quien fue destituido por ello.

Desde Corumbá Pinto viajó a Brasilia, donde se encuentra desde el domingo, en un avión fletado por el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado brasileño, Ricardo Ferraço.

Pinto ha solicitado refugio a la Comisión Nacional de Refugiados de Brasil (Conare), organismo que depende del Ministerio de Justicia, pero ese proceso puede tardar varios años, dijo Tibúrcio.

Este jueves el senador se sometió a exámenes médicos y psicológicos, que determinaron que se encuentra bien de salud, según su abogado.

En los próximos días viajará al estado brasileño de Acre, fronterizo con Bolivia, donde reside su familia, aunque no se acercará a la línea fronteriza, dijo Tibúrcio.

Pinto es un opositor del Gobierno de Evo Morales y está acusado por la justicia de su país de delitos de corrupción.

Según fuentes brasileñas y bolivianas, Rousseff y Morales discutirán el asunto hoy en un encuentro en paralelo a la Cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la ciudad de Paramaribo, capital de Surinam.

Morales ha exigido que Brasil “devuelva” al senador y la Fiscalía General ha solicitado a la Interpol que emita una orden de “captura” internacional y “entrega” de Pinto.

El caso ha provocado un conflicto entre Brasil y Bolivia que le costó el cargo al canciller brasileño, Antonio Patriota.

La Paz, 30 ago (EFE).- El Senado boliviano repudió hoy a través de una declaración las manifestaciones del senador brasileño Ricardo Ferraço, quien dijo el jueves que Bolivia es una “dictadura disfrazada”.

La Cámara Alta, en la que el partido del presidente Evo Morales cuenta con mayoría, expresó su “repudio a las declaraciones” de Ferraço, quien se refirió “de forma peyorativa a la forma democrática que vive Bolivia, con alusiones ofensivas” a este país, señala el documento difundido hoy.

“Las declaraciones de Ricardo De Rezende Ferraço contra la democracia boliviana son innecesariamente agresivas, incoherentes respecto a los principios democráticos universales, ofensivas de la dignidad de Bolivia y su forma de Gobierno democrática, participativa, representativa y comunitaria”, agrega la nota.

La declaración del Senado boliviano será enviada a la Cámara Alta de Brasil para que esa instancia “tenga constancia de la molestia, repudio y el rechazo a las declaraciones del senador brasilero Ferraço”, añade.

Ferraço, quien colaboró en la salida del senador opositor boliviano Roger Pinto hacia Brasil, sostuvo el jueves que el Gobierno de Bolivia “tiene a la justicia en sus manos” y que el país vive “una dictadura disfrazada”.

También aseguró que el presidente Morales es el “mayor responsable” por la forma en que ocurrió la salida de Pinto de la embajada brasileña en La Paz, en la que estuvo acogido desde el 28 de mayo de 2012 sin que se le facilitara el debido salvoconducto.

El Senado boliviano consideró que esas declaraciones “atentan contra la buena relación de dos países hermanos, intentando justificar la lamentable participación de quienes se involucraron directamente en una acción contraria al derecho internacional y la ética”, aludiendo así a que Pinto salió del país sin salvoconducto.

Pinto ingresó a Brasil el pasado viernes con el apoyo de responsables de la Embajada brasileña en La Paz, lo que causó una crisis diplomática entre ambos países y desembocó en la dimisión del ministro brasileño de Exteriores, Antonio Patriota.

El Gobierno boliviano ha pedido que Brasil “devuelva” al senador, al que acusa en varios juicios de actos de corrupción, mientras que la Fiscalía General ha solicitado a la Interpol que emita una “notificación roja” para su captura y entrega.

Pinto, por su parte, ha solicitado oficialmente refugio a las autoridades de la Comisión Nacional de Refugiados de Brasil y también explora la posibilidad de hacer el mismo pedido a terceros países, según informó hoy su abogado, Fernando Tibúrcio.

El presidente Morales, que asiste en Paramaribo a la cumbre de la Unasur, aseguró que “ningún grupo” conseguirá enfrentarlo con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, y que tratará de solucionar con ella, en una reunión prevista para hoy, la crisis diplomática abierta entre ambos países.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo