Acaba la Cumbre de Unasur con una declaración contraria a un ataque a Siria

Por Publimetro Colombia

Paramaribo, 30 ago (EFE).- La VII Reunión Ordinaria de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) concluyó hoy en la capital de Surinam con una declaración conjunta contraria a cualquier ataque extranjero a Siria, a la espera de que se conozcan las conclusiones de Naciones Unidas.

“Desde Surinam tratamos de contribuir para asegurar que toda la familia de Unasur se una”, dijo el presidente de Surinam, Desiré (Desi) Delano Bouterse, quien asumió hoy la Presidencia pro témpore de Unasur y clausuró la cumbre de la que ha sido anfitrión.

Sin hacer referencia alguna a la detención y extradición hoy a EE.UU. de su hijo, Dino Bouterse, por tráfico de armas y drogas, añadió que, pese a las “pequeñas deficiencias” ocurridas durante la cumbre, su “pequeño país” ha hecho “todo lo posible para asegurar una reunión exitosa”.

En la amplia declaración sobre Siria los miembros de Unasur expresan su pesar por la situación que allí se vive y por la pérdida de vidas humanas, al tiempo que condenan cualquier posible intervención externa incompatible con la Carta de Naciones Unidas, así como el uso de armas químicas en todas sus formas, al que califican de crimen de guerra y de lesa humanidad.

Además, exigen el cese de la violencia, la interrupción de cualquier suministro de armas por parte de terceros países, el respeto del derecho internacional humanitario y el inicio del diálogo entre las partes.

Sobre cuestiones internas, los jefes de Estado y de gobierno aquí reunidos acordaron posponer un mes la decisión sobre el sucesor de Alí Rodríguez como secretario general de Unasur, ya que por el momento no hay consenso, aunque se barajan dos candidatos propuestos por Perú y Bolivia. Mientras tanto, el venezolano seguirá ejerciendo su cargo.

A la salida, el presidente de ese país, Nicolás Maduro, calificó la reunión, en la que se rindió homenaje al fallecido Hugo Chávez, de “un paso en firme para la consolidación” de Unasur, ya que se han revisado “muchos temas vitales para la vida” de la organización.

Entre otros aspectos, durante la reunión se ha instruido a los cancilleres de la organización para que en un plazo de dos meses presenten un plan de acción para simplificar el funcionamiento interno de Unasur y reforzar su Secretaría General.

Pasados esos dos meses se organizará una nueva cumbre para tomar decisiones concretas en cuestiones de desarrollo industrial, económico, financiero, de defensa, salud, energía, educación y alfabetización en la región, y se prestará especial atención a la cuestión de la explotación de los recursos naturales como vía para impulsar el desarrollo regional.

“Unidos vamos a poder llegar al punto óptimo de desarrollo de nuestros pueblos”, defendió Maduro en declaraciones a los medios tras la reunión, en las que arremetió contra Estados Unidos y su supuesto interés por impulsar una guerra en Siria.

Además, expresó su afecto por el pueblo paraguayo, como muestra de superación de las diferencias entre ambos países, que han contribuido a que Paraguay haya estado suspendida de Unasur durante más de un año, hasta que hoy se oficializó su reincorporación a la organización.

“Pensemos en el presente y en el futuro. Hemos decidido pasar la página. Ahora viene abonar el camino para construir los lazos”, apostilló Maduro, quien apuntó que hoy tuvo “una muy buena reunión” con el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

A modo de disculpa, dijo que “si hay algún paraguayo, algún sector político, económico, mediático, que se haya sentido de alguna manera afectado en su sensibilidad por nuestra actuación en junio del año pasado, nosotros pedimos comprensión y los llamamos a que superemos la página”.

Paramaribo, 30 ago (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, instó hoy al presidente de EE.UU., Barack Obama, a “detener el ataque militar” a Siria y al de Francia, François Hollande, a no sumarse, “porque ninguna guerra es justificable”.

Maduro hizo estas declaraciones en Paramaribo, donde asiste a la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión de Naciones Suramericanas, en la que, entre otras cosas, se discutirá una declaración ya consensuada por los cancilleres de rechazo a cualquier iniciativa para intervenir en Siria al margen de la ONU.

“En nombre de Martin Luther King, en nombre de Malcolm X, le pedimos que, por la conciencia de este mundo, detenga el ataque militar contra Siria”, dijo Maduro.

En su opinión, “no hay justificación” para un ataque militar contra el pueblo sirio, como no la hubo para “la invasión y destrucción de Iraq”, con “un millón de muertos que nadie paga”.

Maduro hizo referencia a un sondeo realizado por el instituto demoscópico Ifop y difundido el jueves por el diario Le Figaro que indica que el 59 % de los franceses está en contra de la posible intervención militar de su país en Siria.

“Ojalá que el presidente Hollande escuche la voz de paz de sus propios ciudadanos”, dijo Maduro, quien le pidió que “no se sume a este ataque”, porque “ninguna guerra es justificable”.

Al respecto se preguntó “cuál es la lógica de los que dicen que van a defender al pueblo de Siria bombardeándolo, dividiéndolo, destruyéndolo”, al tiempo que defendió que “las bombas que se le lancen al pueblo de Siria” sólo favorecen al terrorismo.

“Nosotros lo vamos a repudiar aquí en Unasur, en la ONU y con la carta que le vamos a enviar al presidente Obama”, prometió.

Por su parte el canciller de Venezuela, Elías Jaua, adelantó que sus homólogos de Unasur ya han consensuado el texto de una declaración sobre Siria para que sus jefes de Estado la ratifiquen.

Jaua explicó que la resolución sobre Siria ha sido largamente debatida y en ella se reivindican principios básicos del derecho internacional como la solución pacífica del conflicto y la no intervención extranjera en los asuntos sirios.

Además, hace un llamado a que el pueblo sirio encuentre, en el marco del ejercicio de su plena soberanía, una salida pacífica al conflicto que dejado “centenares de miles de muertos”.

El texto establece que hay que esperar a que la comisión de la ONU que ha sido designada para investigar los supuestos ataques con armas químicas al pueblo de Siria se pronuncie, y “no solo que precise si hubo ataque, sino que determine quién los perpetró”.

Con este texto, dijo Jaua en declaraciones a la cadena Telesur, se reivindica la posición de Unasur como “una tribuna para la paz” y la resolución pacífica de los conflictos en el marco del respeto a la soberanía de los países, del derecho internacional, “y no con medidas aisladas unilaterales, donde el imperialismo norteamericano quiere ir a una guerra”.

“Cuando ya casi todos los países han decidido no acompañarles -añadió-, sigue insistiendo el Gobierno estadounidense en ir a una guerra que no se justifica que va a causar más daño y más dolor al hermano pueblo de Siria”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo