Rusia exige que los inspectores de la ONU en Siria visiten otros tres lugares

Por Publimetro Colombia

Moscú, 29 ago (EFE).- Rusia exigió hoy que las inspecciones de la ONU para aclarar el presunto uso de armas químicas se extiendan a otros tres lugares del país donde según Damasco fueron empleadas por la oposición al régimen del presidente sirio Bachar al Asad.

“En particular, las inspecciones deben ser realizadas, además de los alrededores de Damasco, en otros tres lugares, entre ellos la localidad de Jan al Asal”, cerca de Aleppo, señala un comunicado del portavoz del Ministerio ruso de Exteriores, Alexandr Lukashévich, publicado en la web de la cancillería.

El diplomático ruso dice que las autoridades sirias y la ONU acordaron la posibilidad de que las inspecciones duren más tiempo en caso de que fuera necesario, algo que ahora exige Damasco.

La intención de los inspectores de volver a La Haya para llevar las muestras recogidas al laboratorio de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) “no debe impedir que concluyan la inspección en las zonas establecidas en el acuerdo entre las autoridades sirias y la Secretaría general de la ONU”, subrayó Lukashévich.

Al mismo tiempo, Rusia insiste en que su propio informe sobre el uso de armas químicas en el país árabe sea tenido en cuenta por el Consejo de Seguridad de la ONU a la hora de tomar una decisión sobre Siria.

“Es necesario que (el Consejo de Seguridad) tenga en cuenta, además de las futuras conclusiones de los expertos de la ONU, el informe de los expertos rusos, que realizaron inspecciones en Jan al Asal y cuyos resultados fueron certificados por la OPAQ”, apunta la nota de Lukashévich.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció hoy que los inspectores informarán de los primeros resultados de sus pesquisas nada más abandonar suelo sirio el sábado por la mañana.

Pekín, 29 ago (EFE).- El Gobierno chino llamó hoy a la calma en Siria y advirtió que la posible intervención militar que sopesan EEUU y sus aliados sólo contribuiría a exacerbar la “inestabilidad” en Oriente Medio.

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, afirmó en un comunicado colgado hoy en la página de su departamento que “una solución política ha sido, desde el principio, la única salida al problema sirio”.

Una posible “interferencia militar externa va en contra de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y las reglas fundamentales de las relaciones internacionales”, sostuvo el ministro.

El ministro subrayó que hay que esperar a que presente sus conclusiones el equipo de la ONU que se encuentra en Siria para investigar las denuncias de que el régimen de Bachar al Asad lanzó un ataque químico contra la población.

No obstante, reiteró que su país se opone al uso de armas químicas, las emplee quien las emplee.

“China lanza un llamamiento a todas las partes a contenerse y a mantener la calma”, señaló Wang en el comunicado.

El presidente de EEUU, Barack Obama, aseguró hoy que aún no había tomado una decisión acerca de un eventual ataque a Siria, pero dejó claro que atribuye al régimen de Bachar Al Asad el uso de armas químicas contra civiles.

Una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU concluyó sin una decisión, aunque Washington y sus aliados han advertido que la posibilidad de un veto -proveniente de Rusia y probablemente también de China- no les impediría una intervención.

Según la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza opositora, al menos 1.300 personas murieron el 21 de agosto en un ataque químico cometido por fuerzas del régimen, acusaciones que niega el Gobierno.

La agencia oficial china Xinhua aseguró hoy que “cuando Washington hace sonar los tambores de guerra para preparar un ataque en Siria, que podría ocurrir en cualquier momento, siguen faltando razones clave para justificar esta acción”.

Actuar sin esperar las conclusiones de la misión de la ONU y sin el respaldo de la institución internacional “no sólo contradice las normas internacionales, sino que tiende a crear un caos crónico”.

Desde el comienzo del conflicto en Siria entre el régimen de Asad y quienes demandan un nuevo Gobierno, China ha mantenido una posición neutral y ha recibido en Pekín tanto a representantes del Gobierno como de la oposición.

Pekín considera que el conflicto debe resolverse mediante la negociación y ha instado a Damasco a tratar con la oposición y a la formación de un gobierno de transición.

Sídney (Australia), 29 ago (EFE).- El primer ministro de Nueva Zelanda, John Key, insistió hoy en la importancia de que cualquier intervención en Siria por el empleo de armas químicas contra la población sea con el mandato de la ONU, aunque opinó que una acción militar está justificada por razones morales.

“Lo que a nosotros nos gustaría es acudir con el mandato de las Naciones Unidas, pero habrá que ver qué sucede”, contestó el conservador Key a preguntas de los periodistas, según el diario local “The New Zealand Herald”.

El gobernante neozelandés, que se mostró favorable a la iniciativa del Reino Unido en el Consejo de Seguridad, no descartó la posibilidad de participar con tropas en una acción militar en Siria si Rusia utilizaba su derecho al veto.

Por su parte, el ministro de Defensa de Australia, Stephen Smith, advertía en Brunei esta mañana que la comunidad internacional no puede hacer como si no se hubiesen usado armas químicas contra civiles en Siria, según la radio australiana ABC.

Rusia calificó hoy de “desafío” al derecho internacional y a los principios fundamentales de la Carta de Naciones Unidas los planes de lanzar un ataque militar en Siria, mientas China conminaba a la calma porque la intervención de Estados Unidos y sus aliados sólo contribuirá a exacerbar la “inestabilidad” en Oriente Medio.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo