Londres envía seis cazas a Chipre para "proteger" sus intereses

Por Publimetro Colombia

Londres, 29 ago (EFE).- Londres envió hoy seis aviones cazas a Chipre como medida “de precaución” para “proteger los intereses británicos” ante la “fuerte tensión en la región”, dijo hoy un portavoz del ministerio de Defensa.

“Como parte del plan de contingencia en marcha, esta mañana hemos enviado seis cazas Typhoon de las Fuerzas Aéreas británicas a Akrotiri, en Chipre”, apuntó el portavoz oficial, que resaltó que ese despliegue “no es parte de ninguna acción militar contra Siria”.

Según Defensa, el despliegue de los cazas es una medida de precaución a fin de asegurar la “protección de los intereses británicos y la defensa de las bases” británicas “en un momento de fuerte tensión en la región”.

“El primer ministro (David Cameron) ha dejado claro que no se ha adoptado ninguna decisión acerca de nuestra respuesta (en la crisis) y el Gobierno ha dicho que habrá una votación en los Comunes antes de una implicación militar directa”, puntualizó el portavoz del Ejecutivo de Londres.

Los aviones cazas tipo Typhoon que han sido desplegados están equipados con avanzados misiles aéreos de medio y corto alcance así como con un cañón de combate, según las Fuerzas Aéreas británicas.

El Ejército del Reino Unido considera las bases británicas en Chipre como puntos estratégicos en la región.

Actualmente, en esas bases británicas Defensa tiene desplegados unos 2.500 efectivos, entre militares y civiles, a los que acompañan unos 3.000 familiares.

El despliegue de los cazas coincide con la votación parlamentaria que se celebrará hoy con carácter de urgencia para debatir el principio del uso de medidas militares como reacción al supuesto ataque químico cometido el pasado día 21 cerca de Damasco por el régimen de Bachar al Asad.

Independientemente de cuál sea el resultado de esta votación, Londres esperará a conocer el informe de los inspectores sobre el terreno de la ONU antes de tomar una decisión sobre su posible implicación en un ataque a Siria.

Londres, 29 ago (EFE).- El líder de la oposición británica, el laborista Ed Miliband, no descartó hoy apoyar en un futuro una intervención militar en Siria, pero exigió que se otorgue más tiempo a los inspectores de la ONU y se reúnan “pruebas convincentes”.

“Las pruebas deben preceder a la decisión, no las decisiones preceder a las pruebas”, señaló el líder laborista, para quien resulta fundamental que un eventual ataque a Siria se produzca en un marco de “legitimidad y autoridad moral”.

En su intervención en el debate de urgencia en la Cámara de los Comunes sobre los pasos que dará Londres en el conflicto sirio, Miliband sostuvo que su partido no apoyará una intervención antes de que los inspectores internacionales sobre el terreno hayan presentado su informe y el Consejo de Seguridad de la ONU se haya pronunciado.

Miliband criticó que la moción presentada hoy por el Gobierno en el Parlamento, que busca recabar apoyo para una “acción militar legal y proporcionada”, no haga referencia a “la necesidad de reunir pruebas convincentes contra el régimen sirio”.

Para el líder de la oposición británica, el informe que divulgó hoy la comisión de Inteligencia de Westminster, que concluye que es “altamente probable” que Siria utilizara armas químicas, es un documento “convincente”.

Con todo, sostuvo que son necesarias “nuevas pruebas durante los próximos días que demuestren que el régimen de Bachar al Asad es culpable”.

“Una de las lecciones de Irak es que es necesario mantener el respeto por la ONU”, resaltó Miliband, que consideró imprescindible para brindar su apoyo a una intervención militar que el Consejo de Seguridad del organismo internacional haya debatido las posibles acciones y emitido su voto.

En caso de que los vetos de países como Rusia y China impidan que la ONU de luz verde a la intervención, Miliband consideró, igual que ha hecho Downing Street en los últimos días, que el Reino Unido estaría igualmente legitimado para lanzar un ataque.

Para el laborista, la intervención sería legal sin el apoyo de la ONU en caso de que existan “pruebas convincentes” del uso de armas químicas, se determine que “no hay alternativa práctica al uso de la fuerza” y que la acción militar sea “proporcionada y limitada en el tiempo”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo