Los cancilleres de la Unasur debaten sobre la integración regional y el impulso institucional

Por Publimetro Colombia

Paramaribo, 29 ago (EFE).- La elección de un nuevo secretario general, la reincorporación de Paraguay, la creación de un servicio geológico regional y el fortalecimiento institucional fueron algunos de los principales temas tratados hoy por los cancilleres que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Todos ellos se reunieron este jueves en la capital de Surinam, que asume por un año la Presidencia pro tempore de la organización y que mañana albergará la VII Reunión Ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de Unasur.

Será la mayor reunión internacional jamás organizada por este pequeño país de Sudamérica y que, con Guyana, son los dos únicos países no hispanohablantes de Unasur, integrada también por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

La amplia agenda de negociaciones de hoy giró en torno a los motores de desarrollo regional, como el comercio y las infraestructuras, la elección de un nuevo secretario general y la creación de un sistema arbitraje para la región, entre otros muchos asuntos.

En la recta final del día, el actual secretario general, Alí Rodríguez Araque, presentó un balance de su gestión y se despidió del cargo que ocupa desde junio de 2012, por lo que deja ahora la puerta abierta a las discusiones para elegir un sustituto.

En su balance, Rodríguez enfatizó la importancia del establecimiento de una estrategia común fundamentada en los vastos recursos naturales de la región.

Citó como logros durante su gestión la creación del Fondo para las Iniciativas Comunes y del Centro de Comunicación e Información, e insistió en el reto de fomentar una integración bajo un marco de “respeto mutuo, solidaridad y democracia”.

En paralelo Ecuador y Venezuela propusieron conceder más poderes al secretario general, para evitar que la actividad de Unasur se ralentice a causa de la excesiva burocracia.

La supresión de la exigencia de visados entre países miembros en 2019, como paso previo a un futuro pasaporte único para la región, también fue estudiada por las delegaciones.

En el ámbito de infraestructuras destacó el debate sobre el impulso de un anillo de fibra óptica de 10.000 kilómetros gestionado por empresas estatales de la región para abaratar y asegurar las comunicaciones regionales.

En cuanto a defensa, se trata de impulsar el desarrollo del “Unasur I”, un avión de entrenamiento de pilotos común a los países del bloque, lo que supone el primer proyecto en materia de defensa decidido en el seno de Unasur.

Entre la gran cantidad de iniciativas discutidas hoy destacan también cuestiones relacionadas con el crimen organizado, la seguridad ciudadana y la pobreza.

Además de los temas de agenda, se trataron cuestiones de actualidad y de interés para los países de la región.

Entre ellos, y como no podía ser de otra forma, los cancilleres trabajaron en un texto que propondrán el viernes a sus jefes de Estado en el que se condene cualquier intervención militar sobre Siria al margen del Consejo de Seguridad de la ONU, actualmente presidido por Argentina.

A nivel puramente regional, colea la crisis diplomática entre Brasil y Bolivia a raíz de la salida del senador boliviano Roger Pinto de territorio boliviano sin el correspondiente salvoconducto y con la complicidad brasileña.

Los presidentes de Brasil y Bolivia, Dilma Rousseff y Evo Morales, acordaron reunirse mañana durante la cumbre para tratar de buscar una solución.

Pinto, férreo opositor de Morales y que estaba asilado en la embajada de Brasil en La Paz desde mayo de 2012, logró salir de Bolivia y entrar en Brasil el pasado sábado gracias a la complicidad de un diplomático brasileño, lo que provocó la renuncia del hasta entonces canciller brasileño, Antonio Patriota.

Su sucesor, Luiz Alberto Figueiredo, oficializó hoy la destitución del embajador del país en La Paz, Marcel Biato, y del encargado de negocios, Eduardo Saboia, a causa de este incidente.

Morales ha exigido que Brasil “devuelva” a Pinto, quien a su vez ha solicitado refugio a la Comisión Nacional de Refugiados (Conare).

Asimismo, la Fiscalía General de Bolivia anunció hoy que ha solicitado a la Interpol que emita una orden de “captura” internacional y “entrega” de Pinto.

Otros temas sobre la mesa son el multimillonario caso judicial que Ecuador mantiene con la petrolera Chevron, el papel de los jóvenes en la región -que constituyen la mitad de la población de Unasur-, la creación de un organismo para la protección de los derechos humanos en la región y la posible creación de una Corte Penal del Sur.

De cara a mañana, el presidente pro tempore saliente de Unasur, el mandatario peruano Ollanta Humala, presentará su informe de gestión, mientras que su sucesor, Desiré Delano Bouterse, expondrá su propuesta de trabajo para el próximo año.

Según Unasur, está prevista la asistencia de ocho de los doce jefes de Estado y de gobierno de Unasur, que tienen previsto aprobar la “Declaración de Paramaribo”.

Paramaribo, 29 ago (EFE).- El venezolano Alí Rodríguez Araque se despidió hoy de su cargo como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), al que accedió en junio del año pasado.

“He llegado al término de mi gestión como secretario general” de la Unasur, anunció Rodríguez al concluir su intervención en la reunión que mantienen hoy en la capital de Surinam los cancilleres de la organización, en la víspera de la cumbre que mantendrán aquí sus jefes de Estado y de Gobierno.

Tras presentar un informe de su gestión, Rodríguez agradeció “todo el apoyo recibido, dentro y fuera de la Unasur, en especial del equipo de la Secretaría General” y deseó a la organización “sus mayores éxitos en la noble misión asumida”.

“La integración suramericana es un proceso vital para todos los estados miembros que buscan fortalecer el respeto de los derechos humanos, el mejoramiento sistemático de la calidad de vida y el fortalecimiento de la paz y la democracia y fundamentalmente alcanzar la justicia social”, defendió el secretario general saliente.

Está previsto que en los próximos días se elija al sucesor de Rodríguez, aunque por el momento no han transcendido los nombres de los principales candidatos.

Sobre lo que sí se pronunciaron hoy varios países miembros de la Unasur es sobre la necesidad de otorgar al secretario general de la organización un mayor poder de decisión.

Entre ellos el ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, quien destacó la necesidad de dar un impulso a la integración regional mediante el fortalecimiento institucional de Unasur, entre otras vías a través de la concesión de más poderes a la Secretaría General.

“La Secretaría General tiene un peso limitado en el funcionamiento de la Unasur. Queremos darle mayor poder de decisión porque es una instancia ejecutiva que tiene que dar soluciones, pero que actualmente es muy dependiente del Consejo de Delegados”, aseguró.

Al respecto añadió que “hay muchas cosas que no se pueden resolver porque la instancia de decisión política es muy limitada”.

En cuanto al posible sucesor de Rodríguez, se limitó a expresar su deseo de que “ojalá podamos encontrar un nombre que sea de consenso para tener nuevo secretario general y fortalezca trabajo de Unasur”.

Igualmente, el canciller venezolano, Elías Jaua, anunció que su país propondrá una “reforma integral” de los estatutos de la Unasur para no limitar el margen de maniobra del secretario general y de los jefes de Estado, y evitar así que sea “gobernada por una burocracia institucional”.

“No podemos permitir que Unasur sea gobernada” por una “burocracia institucional” como ha ocurrido con otros “tradicionales organismos internacionales”, dijo Jaua, quien no escatimó elogios hacia la labor realizada por Rodríguez, de la que dijo sentirse “profundamente orgulloso”.

Sin embargo, lamentó que haya “un conjunto de disposiciones (en los estatutos de la Unasur) que disminuyen las competencias y facultades del secretario general y que atan a los jefes de Estado”.

Tras anunciar su salida, la canciller de Perú y presidenta de la reunión, Eda Rivas, también agradeció afectuosamente el desempeño de Rodríguez, quien en su presentación propuso la creación del Instituto de Altos Estudios de la Unasur, de una Comisión de Alto Nivel de Asuntos Estratégicos y de un Servicio Geológico Sudamericano.

“Cuando uno busca información sobre el acervo geológico tiene que apelar al servicio geológico norteamericano. No contamos con fuentes propias y todavía en la mayoría de los países la información que se tiene es insuficiente”, defendió.

Al respecto, propuso la organización de cinco reuniones temáticas sobre registros geológicos; recursos hídricos; biodiversidad y bosques; ciencia, tecnología e industrialización, y defensa y recursos naturales.

“Durante esta gestión se cumplieron los objetivos básicos contemplados en la agenda de trabajo y además se dieron algunos pasos para mejorar progresivamente el funcionamiento de la Secretaría General”, resumió sobre su gestión.

Entre esos pasos citó la apertura de vías de cooperación con otros países y organismos regionales, y la propuesta de “una visión estratégica compartida en relación con la propiedad soberana y permanente de los Estados sobre sus recursos naturales, como eje dinámico de todo el proyecto unionista”.

También se refirió a la creación del Centro de Comunicación e información de la Unasur, para articular de manera más “coherente y permanente” los trabajos de la organización, y del Fondo para las Iniciativas Comunes del bloque.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo