Berlín insta a Moscú y Pekín a lograr un acuerdo sobre Siria en la ONU

Por Publimetro Colombia

Berlín, 29 ago (EFE).- Berlín mantuvo hoy contactos con Moscú y Pekín para tratar de acercar posturas entre los dos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU opuestos a la intervención en Siria y los que preparan el ataque: Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

El Gobierno alemán, que no está previsto que participe activamente en una posible misión militar internacional contra Damasco pero que podría cooperar a nivel logístico como en ocasiones anteriores, sigue persiguiendo una “solución política” pese al enquistamiento de las posturas.

La propia canciller alemana, Angela Merkel, pidió hoy al presidente ruso, Vladímir Putin, que aproveche la negociación sobre Siria en la ONU para hacer posible una “reacción unánime” de la comunidad internacional contra el régimen del dictador sirio, Bachar al Asad.

Así lo anunció el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, quien indicó que Merkel mantuvo una conversación telefónica con Putin para reiterarle que el ataque con armas químicas contra la población civil, atribuido al Gobierno sirio, exige una respuesta de la comunidad internacional.

Según Seibert, Merkel y Putin coincidieron en que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene que ocuparse del caso y que a largo plazo el conflicto sólo puede ser solucionado políticamente, por lo que hay que intensificar los esfuerzos para realizar una conferencia internacional sobre Siria.

Poco después, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán difundió un comunicado en el que señaló que su titular, Guido Westerwelle, abordó la crisis siria en una conferencia telefónica con su homólogo chino, Wang Yi.

El jefe de la diplomacia alemana recalcó a su interlocutor que el conflicto sirio sólo se podría solucionar de forma duradera “en el marco de una solución política”.

Al mismo tiempo, Westerwelle subrayó ante el ministro chino que el empleo de armas químicas “no puede ser tolerado” por la comunidad internacional.

Por eso, el ministro alemán pidió a su homólogo que trabajase por lograr una “postura común” del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Poco antes de estas llamadas, Merkel mantuvo una nueva conversación telefónica con el presidente francés, François Hollande, sobre la cuestión siria.

Ambos coincidieron en que el uso de gas venenoso contra la población civil en Siria es algo que “no puede quedar sin reacción” por parte de la comunidad internacional.

“Estuvieron especialmente de acuerdo en que el ataque con gas venenoso contra la población civil es una violación del derecho internacional que no puede quedar sin reacción”, indicó Seibert en un comunicado.

Merkel y Hollande, según Seibert, también estuvieron de acuerdo en su apoyo a la iniciativa británica en el Consejo de Seguridad y expresaron su esperanza en que la misión de investigación de los inspectores de la ONU en Siria culmine pronto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo