La Corte Constitucional de Colombia avala el Marco Jurídico para la Paz

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 28 ago (EFE).- La Corte Constitucional de Colombia dio hoy el aval al llamado Marco Jurídico para la Paz, herramienta que regulará el paso a la reconciliación si se logra el fin del conflicto armado interno.

“En este momento me dicen que la Corte Constitucional acaba de aprobar el Marco Jurídico para la Paz”, dijo el presidente de la República, Juan Manuel Santos, en un acto celebrado en la Casa de Nariño en el que dio posesión a dos nuevos magistrados del Consejo de Estado.

El mandatario agregó que la aprobación del Marco, que implicó una reforma constitucional, es un “paso importantísimo en ese anhelo que los colombianos, o la inmensa mayoría, queremos, que es dejarle a nuestros hijos un país en paz”.

Santos agregó que se debe “encontrar ese punto medio entre justicia y paz que nos permita ponerle fin a este conflicto que nos ha desangrado por más de 50 años”.

El acto legislativo 01 de 2012 o Marco Jurídico para la Paz fue sometido a un examen en la Corte Constitucional el pasado 25 de julio, después de que ese instrumento fuese aprobado en el Congreso en junio de 2012 y demandado más tarde por una organización no gubernamental.

El fallo del Constitucional que avaló el Marco para la Paz tuvo el voto favorable de siete de los nueve magistrados después de analizar durante un mes la demanda del director de la Comisión Colombiana de Juristas, Gustavo Gallón, contra ese acto legislativo.

El origen de la controversia está en los principios de “priorización” de los delitos en la investigación y de la “selección” de los responsables, pues según los autores de la demanda, investigar y juzgar a los causantes de 304.000 hechos denunciados durante el conflicto tomaría un siglo.

El autor del proyecto del Marco para la Paz, el senador Roy Barreras dijo que la decisión de la Corte Constitucional le da tranquilidad a los colombianos de que “sí es posible hacer una paz a la colombiana, sin impunidad y garantizando los derechos de las víctimas”.

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan negociaciones de paz en La Habana y, de llegarse a un acuerdo, esta sería la ley que se aplicaría no solo a ellos, sino también a los rebeldes del Ejército Nacional de Liberación (ELN).

Santos dijo hoy que su Gobierno está listo para iniciar diálogos de paz con el ELN, la segunda guerrilla del país, que ayer liberó al geólogo canadiense Gernot Wobert, quien estuvo secuestrado por ese grupo guerrillero por más de siete meses.

“El Marco para la Paz garantiza una solución jurídica para poner fin a este conflicto de más de 50 años”, indicó Barreras, uno de los más férreos defensores del proceso de paz con las FARC.

El Marco Jurídico para la Paz también ha recibido fuertes críticas de organismos como Human Rights Watch que por medio de su director para las Américas, José Miguel Vivanco, señaló cuando comenzó el debate en la Corte Constitucional que el articulado “abre la puerta a la impunidad para guerrilleros, paramilitares y militares responsables de atrocidades”.

Ahora, con el aval de la Corte, el Congreso deberá discutir leyes que desarrollen esta herramienta legal y permitan la desmovilización de los grupos armados.

La Habana, 28 ago (EFE).- El Gobierno de Colombia y las FARC cerraron hoy en La Habana el decimotercer ciclo de sus diálogos algo descentrados del punto de la participación política, después de que el polémico tema de los mecanismos de refrendación de un eventual acuerdo de paz se impusiera en la mesa.

En un comunicado conjunto divulgado hoy en La Habana, las partes informaron que en esta ronda intercambiaron “visiones generales” sobre todos los puntos de la agenda general, y en particular presentaron opiniones sobre el asunto de la “implementación, verificación y refrendación” de los acuerdos.

“La discusión sobre este punto de la Agenda se inició en la Mesa”, anunció hoy el líder negociador del Gobierno colombiano, el exvicepresidente Humberto de la Calle, en una declaración en la que defendió la propuesta de referendo que ha atizado las diferencias de las partes en los últimos días.

El tópico de la refrendación es el sexto y último de la agenda de los diálogos, ahora centrados en el segundo tema correspondiente a la participación política, pero se coló en las negociaciones después de que el presidente Juan Manuel Santos propusiera al Congreso la semana pasada someter a referendo un eventual acuerdo de paz.

La iniciativa de Santos prevé que el referendo se efectúe en coincidencia con las elecciones legislativas que el país celebrará en marzo de 2014 o con las presidenciales de mayo del mismo año.

Las FARC, que respondieron a Santos con una unilateral y breve “pausa” de los diálogos el viernes, insistieron hoy ante los medios en los impedimentos “técnicos” y los “límites” de esa opción, y volvieron a abogar por la fórmula de una Asamblea Nacional Constituyente para la refrendación.

Sobre ese tema y el del marco jurídico para la paz, los insurgentes manifestaron que “se han dejado sentadas posiciones que dejan en claro los puntos de vista que cada una de las partes tiene, tratando de encontrar aproximaciones”.

No obstante, la guerrilla recordó que ese debate tendrá “su momento” y Colombia podrá expresar “en masa” su opinión al respecto.

“Aunque los avances son concretos, estamos invitando al Gobierno a retomar con celeridad el segundo punto de la agenda, que es el que en su orden corresponde”, añadió el grupo rebelde.

En ese sentido, el número dos de las FARC y su jefe negociador, “Iván Márquez”, alias de Luciano Marín Arango, precisó que en este ciclo se construyó “poco acuerdo” sobre participación política debido a los esfuerzos que dedicaron a debatir otros temas.

Por ejemplo, De la Calle se refirió al próximo foro de participación ciudadana para la solución al problema de las drogas ilícitas que se realizará en Colombia, y a propósito del cual ambos equipos se reunieron con representantes de la ONU y del Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional.

“Queremos una Colombia sin coca. Sería un paso gigantesco para el país y para el mundo. Y lograr que las FARC colaboren en este propósito sería un elemento muy importante de estas conversaciones en La Habana”, destacó.

De la Calle resaltó además algunos tópicos “interesantes” de la ronda como “el reconocimiento público que han hecho la FARC respecto a su responsabilidad frente a las víctimas”.

“Es un paso importante pero solo es un primer paso”, aseveró el exvicepresidente, quien subrayó que la “reconciliación de la sociedad colombiana pasa por reconocer a todas las víctimas del conflicto sin distinguir entre unas u otras por razón del victimario”.

A su vez, las FARC admitieron que en este ciclo trataron de “manera especial” el tema de las víctimas “inquiriendo por la responsabilidad histórica de quienes generaron y participaron en esta guerra que hoy requiere de un acto de contrición de todos”.

Las partes anunciaron que el 9 de septiembre retomarán la mesa en La Habana, sede permanente del proceso desde su inicio en noviembre pasado para poner fin al conflicto colombiano que ya dura más de 50 años.

La Habana, 28 ago (EFE).- La guerrilla de las FARC pidió hoy que los encargados de redactar la Memoria Histórica del conflicto colombiano, documento divulgado en julio pasado, se reúnan en La Habana con las delegaciones de los diálogos de paz con el objetivo de completarlo y vincularlo a la mesa de negociaciones.

“Las FARC-EP valoran positivamente y saludan el informe General del Grupo de Memoria Histórica (…) pero agregan que es este un instrumento del que hay que retomar varios de sus importantes aportes, para lo cual se aconseja su pronta vinculación formal a la Mesa de Diálogos, contando con las personas que participaron en su estudio”, señaló este miércoles la guerrilla en un comunicado.

El grupo rebelde consideró que el equipo de trabajo de ese documento “debe ser recibido por las Delegaciones de Paz en La Habana, para proceder a argumentar, además, responsablemente frente a ellos, el por qué se considera incompleto su informe”.

El guerrillero “Jesús Santrich”, alias de Seuxis Paucias Hernández Solarte, divulgó hoy formalmente ante medios en La Habana esa petición.

“Jesús Santrich” difundió la petición en una jornada en la que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, concluirán la decimotercera ronda de los diálogos iniciados en noviembre pasado y centrados en el tema de participación política de la guerrilla.

La petición de las FARC tiene lugar un día después del anuncio de la ONU en Bogotá de que víctimas del conflicto, protagonistas de uno de los puntos de la agenda de paz, viajarán a Cuba para entregar a las partes más de 4.000 propuestas recopiladas en debates en distintas regiones del país.

El “Informe General del Grupo de Memoria Histórica”, que impulsó el Gobierno colombiano y fue presentado el 24 de julio, indicó que el conflicto interno colombiano dejó al menos 220.000 personas asesinadas, 25.000 desaparecidas y 4.744.046 desplazadas en el periodo comprendido entre 1958 y 2012.

Las FARC han considerado que de ese documento “depende en gran medida el éxito” del debate sobre víctimas en el conflicto, mientras que el presidente colombiano Juan Manuel Santos resaltó que el texto es “un primer paso hacia la verdad” de lo ocurrido en Colombia.

No obstante, la guerrilla insistió hoy en que ese documento “requiere complementación, en la medida en que no recoge los años de conflicto violento entre liberales y conservadores, que dieron origen al actual estado de cosas”.

El grupo insurgente reiteró además su propuesta de crear una comisión independiente, formada por expertos nacionales y extranjeros, que estudie la historia de la contienda en Colombia para preparar el debate sobre la verdad y derechos de las víctimas del conflicto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo