Obama analiza con Rudd las posibles respuestas de la comunidad internacional a Al Asad

Por Publimetro Colombia

Washington, 27 ago (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, habló por teléfono con el primer ministro de Australia, Kevin Rudd, con quien discutió “posibles respuestas” de la comunidad internacional a la continua violencia en Siria, dijo la Casa Blanca.

Ambos líderes “expresaron su gran preocupación por informes del presunto uso de armas químicas por parte del régimen sirio contra civiles cerca de Damasco el pasado 21 de agosto”, dijo este lunes la Casa Blanca en un comunicado.

Tanto el presidente Obama como el primer ministro australiano “discutieron posibles respuestas de la comunidad internacional, y acordaron continuar sus estrechas consultas”, puntualizó la Casa Blanca, sin dar detalles sobre las posibles medidas.

Horas antes, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, condenó el uso “indiscriminado a gran escala” de armas químicas contra civiles, tachándolo como una “obscenidad moral”, aunque no precisó si Estados Unidos se decantará por una intervención militar.

Según líderes de la oposición en Damasco, el uso de armas químicas contra civiles dejó alrededor de 1.300 muertos el pasado 21 de agosto.

Esas víctimas se suman a los más de 100.000 fallecidos en dos años largos de conflicto en Siria y han llevado a la Casa Blanca a analizar en los últimos días la posibilidad de una intervención militar con sus socios internacionales en esa compleja guerra.

Según los observadores, el Gobierno de Washington se acerca cada vez más a la “hora de la verdad” en torno a Siria, si bien una intervención militar goza de muy poco apoyo entre la opinión pública estadounidense.

Entre las posibles opciones para castigar al régimen de Bachar al Asad figura una acción militar limitada, y continuar los esfuerzos diplomáticos junto con las presiones de la comunidad internacional.

Michael Doran, analista de la Institución Brookings, dijo hoy a la cadena por cable CNN que, en todo caso, Estados Unidos tiene pocas opciones y que “ya estamos implicados nos guste o no”.

Según Doran, el Gobierno de Obama tiene que elaborar un plan a largo plazo para lograr la salida del poder de al Asad “como parte de un cambio de régimen en Siria”.

Sídney, 27 ago (EFE).- El primer ministro de Australia, Kevin Rudd, declaró hoy que es “manifiestamente claro” que el Gobierno sirio utilizó armas químicas contra la población civil.

Ruud afirmó que durante la mañana de hoy habló sobre la situación de Siria con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien sopesa una intervención militar en Siria a raíz de las denuncias contra el régimen de Bachar Al Asad por un supuesto ataque con armas químicas sobre la población civil.

La rebelde Coalición Nacional Siria (CNFROS) denunció que al menos 1.300 personas murieron el miércoles en un ataque con gases químicos lanzado por el régimen de Al Asad en la zona de Guta Oriental, a las afueras de Damasco.

Las acusaciones fueron negadas de inmediato por las autoridades sirias que respondieron acusando a las tropas rebeldes de ser ellos quienes han utilizado las armas químicas.

“La situación en Siria es muy grave”, apuntó el político australiano tras recordar a la comunidad internacional la inacción en masacres como la de Srebrenica o el genocidio en Ruanda, según el canal “ABC”.

Médicos Sin Fronteras, por su parte, indicó que desde el miércoles al menos 355 personas han muerto a causa de la utilización de “neurotóxicos”.

El Ejército de Australia está en permanente contacto con sus aliados estadounidenses acerca de una posible respuesta militar por los crímenes cometidos en Siria.

“Él (Obama) está consultando dos temas con los aliados: hacia dónde apuntan las evidencias, en términos de quién es el responsable de un evidentemente claro ataque con armas químicas y, en segundo lugar, qué debe hacer ahora la comunidad internacional”, dijo Rudd.

“Esta es una cuestión importante, no solo para los eventos inmediatos en Siria en sí, sino hacia un principio internacional más amplio que indica que cualquier régimen del mundo puede matar a la población con armas químicas y salirse con la suya sin ningún tipo de sanción”, añadió.

Moscú, 27 ago (EFE).- Rusia está “seriamente decepcionada” con la cancelación por iniciativa de Washington de la reunión bilateral con Estados Unidos sobre Siria, prevista para este miércoles en La Haya, dijo hoy el portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Lukashévich.

“La decisión de Washington de aplazar la citada reunión en vísperas de la fecha anunciada se ha tomado en Moscú con seria decepción”, señala el comunicado de Lukashévich publicado en la página web de la cancillería rusa.

Lukashévich recordó que en una conversación telefónica el pasado domingo entre el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry, el norteamericano aseguró que apoyaba la convocatoria de una conferencia de paz para Siria y que haría un esfuerzo por convencer a la oposición siria para que acuda a esa cita internacional.

“La decisión de aplazar la reunión en La Haya, por contra, envía un mensaje opuesto a la oposición, alentando su falta de compromiso mientras espera la intervención de fuerza externa”, recalca la nota del alto diplomático.

El portavoz de la cancillería rusa interpreta en este mismo contexto las palabras de Kerry sobre las “pruebas irrefutables” en manos de Estados Unidos acerca de la responsabilidad del régimen sirio en el ataque con armas químicas en las afueras de Damasco, que según la oposición mató a más de mil personas.

Mientras, una fuente diplomática rusa calificó de “pomposas” las declaraciones de Kerry sobre el empleo de armas químicas por el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

“Estas declaraciones fueron abiertamente pomposas. Recordaron al periodo de hace diez años, cuando una pompa similar desbordaba literalmente a la administración norteamericana en su intento de demostrar que Sadam Husein tenía armas de destrucción masiva”, apuntó el diplomático a Interfax.

A su vez, Lukashévich instó a respetar el derecho internacional a EEUU y otros países que tienen casi ultimada una alianza militar para intervenir en Siria sin autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, en el que Rusia ha vetado una y otra vez cualquier resolución en este sentido.

“Los intentos de obviar el Consejo de Seguridad, creando una vez más pretextos artificiales y sin pruebas para intervenir en la región, pueden derivar en más sufrimiento en Siria y consecuencias catastróficas para otros países de Oriente Medio y el norte de África”, subrayó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo