Venezuela detiene a dos personas por un supuesto plan magnicida y acusa a Uribe

Por Publimetro Colombia

Caracas, 26 ago (EFE).- El Gobierno de Venezuela anunció hoy la detención de dos colombianos por un supuesto intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro, en el que, al igual que en una denuncia anterior hecha en julio pasado, involucró al exgobernante colombiano Álvaro Uribe.

El ministro del Interior, general Miguel Ángel Rodríguez, informó en una rueda de prensa de que el pasado 15 de agosto fueron detenidos cerca de Caracas dos colombianos, Víctor Gueche y Erik Huertas, de 18 y 22 años, respectivamente, con fusiles “con mira láser”.

Además se les encontró municiones y una foto de Maduro junto al presidente de la Asamblea Nacional (AN, unicameral), Diosdado Cabello.

“Álvaro Uribe Vélez sin duda alguna tiene conocimiento de todas estas cosas que está ocurriendo. Todo el mundo sabe que es un hombre con control sobre grupos narcotraficantes y no nos extraña en lo absoluto que sea él, directamente o a través, indudablemente, de operadores”, uno de los involucrados, dijo el ministro.

Según Rodríguez, los detenidos forman parte de una banda de diez personas, cuyo jefe es el colombiano Óscar Alcántara, detenido en Colombia en marzo pasado, y que tiene como “segundo cabecilla” a Alejandro Caicedo, alias “David”.

Caicedo, de acuerdo con el ministro, facilitó la llegada a Venezuela de los dos detenidos y de otras siete personas que no han sido capturadas, lo mismo un venezolano que los trasladó hasta Caracas.

Insistió en que la identidad de los diez miembros de la banda de “sicarios con gran experiencia” le fue proporcionada por las autoridades de la Dirección de Inteligencia de Colombia, en un viaje que según dijo efectuó personalmente a Bogotá en los últimos días.

El plan se llama “Carpeta amarilla” y sigue siendo investigado “para asegurar la vida de las autoridades de Venezuela”, añadió.

Rodríguez se comprometió a “desmontar toda esta conspiración internacional que pretende desestabilizar y acabar con el proceso revolucionario, quitándole la vida al presidente de la República o, en su defecto, al presidente de la Asamblea Nacional”.

Diosdado dijo el 31 de julio pasado que el plan estaba organizado por Uribe, el expresidente de facto de Honduras Roberto Micheletti y por el exagente de la CIA Luis Posada Carriles desde Miami, y que para el efecto “tienen más de dos millones y medio de dólares recolectados”.

Rodríguez insistió hoy en esos nombres asegurando que los supuestos involucrados en planificar el magnicidio han realizado varias reuniones no solo en Colombia y Miami, sino también en Panamá.

“El cerebro inicial de toda esta organización es Posada Carriles (…) son personas ligadas directamente a Posada Carriles”, agregó, en alusión al exagente, al que Venezuela y Cuba acusan por la voladura de un avión en 1976 con 73 personas a bordo.

En lo que va de año, el Gobierno venezolano ha denunciado varios complots y supuestos intentos de asesinato, en los que involucró a supuestos mercenarios salvadoreños y colombianos.

En junio Rodríguez informó de la detención de nueve personas en los estados occidentales de Portuguesa y Táchira vinculadas con dos grupos paramilitares colombianos con supuestos planes de atentado contra Maduro, de los que no se ha vuelto saber nada oficialmente.

A principios de mayo pasado, Maduro acusó a Uribe de ser un “asesino” y de dirigir un plan para matarlo, y denunció que paramilitares estaban intentando entrar en su país con ese fin.

Caracas, 26 ago (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, agradeció hoy la cooperación de Colombia en la detención de dos presuntos sicarios colombianos que supuestamente planeaban un magnicidio en su contra y prometió derrotar los “planes de violencia”.

“Quiero agradecer al Gobierno de Colombia toda la cooperación para identificar a los sicarios capturados y al resto de la banda contratada”, afirmó Maduro en su cuenta de Twitter.

El presidente se refirió de este modo al anuncio realizado hoy por el ministro del Interior venezolano, Miguel Rodríguez Torres, sobre la detención el pasado 15 de agosto cerca de Caracas de los colombianos Víctor Gueche y Erik Huertas, quienes formarían parte de una banda de diez sicarios que tendría la intención de acabar con su vida.

De acuerdo con la denuncia, a los dos detenidos se les encontró fusiles con miras láser, municiones y una foto de Maduro junto al presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral), Diosdado Cabello.

Según Rodríguez Torres, la identidad de la banda de sicarios le fue proporcionada por las autoridades de la Dirección de Inteligencia de Colombia, en un viaje que efectuó a Bogotá en los últimos días.

Maduro sostuvo en otro mensaje que con “las bendiciones de todo un pueblo haciendo patria”, su Gobierno seguirá “develando y derrotando los planes de violencia” y aprovechó para rechazar los cuestionamientos de la oposición a la denuncia, en la que también se involucró al expresidente colombiano Álvaro Uribe.

“La reacción inmediata de la derecha frente a las capturas de sicarios me confirman la falta de escrúpulos de estos grupos fascistas. Alertas!”, dijo.

La respuesta de la oposición llegó de la voz de su líder, Henrique Capriles, que también a través de la red social Twitter expresó que la denuncia es una nueva cortina para que no se discutan los problemas del país, como las “cifras terribles de inseguridad”, la inflación o la escasez.

“Lamentable lo que tenemos al fte del Gob, todos los días un cuento reciclado para distraer al país de los graves problemas que hay”, dijo.

Frente a las críticas de la oposición, la cúpula del chavismo salió a defender la denuncia, señalando que la investigación del supuesto plan magnicida estaba “bien hecha” y respaldada con pruebas.

“Esto es denunciado con pruebas, es una investigación bien hecha (…) hay pruebas verificadas”, dijo Cabello a periodistas, al advertir que si algo le ocurriera a Maduro “la respuesta será avasallante” y justificó que los sicarios pudieran tener una foto de ambos: “Ellos no tienen por qué conocer a mi persona ni a Nicolás”, dijo.

En lo que va de año, el Gobierno venezolano ha denunciado varios complots y supuestos intentos de asesinato, en los que involucró a supuestos mercenarios salvadoreños y colombianos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo