La Unión Africana pide a la ONU que mejore su capacidad para seguir en Somalia

Por Publimetro Colombia

Nairobi, 26 ago (EFE).- La Unión Africana (UA) pidió hoy a Naciones Unidas que mejore la capacidad de su misión de paz en Somalia (AMISOM) para poder mantener sus operaciones en este país a largo plazo, con la finalidad de favorecer su reconstrucción.

En su reunión de hoy, el Consejo de Paz y Seguridad de la UA expresó su profunda preocupación por el deterioro de la seguridad en algunas partes de Somalia, según un comunicado difundido por la organización.

A pesar las limitaciones que impone la situación, la UA remarcó “la necesidad y la urgencia de movilizar un mayor apoyo”, tanto para la misión de paz de la organización panafricana como para las Fuerzas de Seguridad Nacionales somalíes.

Así podrán emprender las nuevas operaciones de expansión previstas en el Plan estratégico UA-ONU para Somalia.

En este sentido, la UA confía en que la ONU acuerde mejorar la capacidad de la AMISOM y del Ejército somalí, que junto a las Fuerzas Armadas etíopes y varias milicias progubernamentales combaten a Al Shabab, la milicia fundamentalista islámica dominante desde 2006.

La Unión Africana considera que durante los últimos dos años se han logrado grandes progresos en el proceso de paz y reconciliación en Somalia.

Apeló, no obstante, a los actores políticos somalíes a contribuir al logro de una paz duradera y la reconciliación en el país con “un liderazgo desinteresado” y un mayor compromiso.

“Ninguna ayuda externa puede sustituir los esfuerzos que lidere Somalia”, subrayó la UA en su declaración.

Según el Consejo de la organización, solo “el diálogo inclusivo” y los esfuerzos por lograr la reconciliación nacional permitirán mantener los “notables logros alcanzados, con grandes sacrificios” por el Ejército somalí y la AMISOM.

Al Shabab, que anunció en febrero de 2012 su unión formal a la red terrorista Al Qaeda, lucha supuestamente para instaurar un estado islámico de corte wahabí en Somalia.

Aunque las tropas aliadas arrebataron a finales del pasado septiembre a Al Shabab su mayor bastión, la ciudad costera sureña de Kismayo, los radicales todavía controlan buena parte del centro y el sur de Somalia, donde el frágil Ejecutivo del país aún no puede imponer su autoridad.

Somalia vive en un estado de guerra y caos desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra que responden a los intereses de un clan determinado y bandas de delincuentes armados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo