El Gobierno y las FARC reanudan el diálogo con diferencias sobre el referendo de Santos

Por Publimetro Colombia

La Habana, 26 ago (EFE).- El Gobierno de Colombia y las FARC reanudaron hoy el diálogo en La Habana, tras la “pausa” solicitada por la guerrilla para analizar la propuesta del presidente Juan Manuel Santos de someter a referendo el eventual acuerdo de paz, lo que el grupo rechaza por “unilateral” y “técnicamente” complicado.

Las partes retornaron a la mesa este lunes, exactamente un año después de firmar el “acuerdo general” para poner fin al conflicto que desde hace 50 años afecta a Colombia y en virtud del cual se iniciaron los diálogos en noviembre pasado, bajo los auspicios de Cuba y Noruega, y el “acompañamiento” de Chile y Venezuela.

“No la acompañamos (la propuesta de referendo), ni sujetamos los diálogos y sus resultados a dicha decisión unilateral”, indicaron las FARC en un comunicado leído este lunes ante los medios en Cuba, en el que advierten que el mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz no podrá ser resuelto únicamente por el Gobierno.

La posibilidad de un referendo sobre la paz simultáneo con las elecciones de marzo o mayo de 2014 en Colombia pasó a ser este fin de semana un aparente escollo para los diálogos, y este lunes fue duramente criticada por la guerrilla porque, según recalcó, esa es una decisión que debe estar sujeta a las negociaciones.

El Gobierno de Santos presentó el jueves al Congreso un proyecto de ley con carácter de urgencia para que el referendo sobre los términos de un eventual acuerdo de paz coincida con las elecciones legislativas que el país celebrará el 9 de marzo de 2014 o con las presidenciales del 25 de mayo del mismo año.

Ante ese hecho, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) anunciaron el viernes una “pausa” para analizar el tema, y ese mismo día informaron de que regresarían a la mesa este lunes.

El presidente Santos ordenó que su equipo viajara desde La Habana a Colombia para consultas del proceso tras la decisión de “pausa” unilateral de la guerrilla, aunque finalmente autorizó el sábado la vuelta de sus negociadores a la capital cubana.

Tras el breve escollo y algunos cruces verbales, la delegación del Gobierno apareció hoy en la sede de las conversaciones en el Palacio de Convenciones de La Habana encabezada por su líder, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, y sin realizar declaraciones a los medios.

Por su parte, las FARC insistieron en sus críticas al Gobierno y consideraron que el proceso vive un momento acompañado de variables “políticas” ante la coyuntura electoral colombiana.

“El espectáculo de un mandatario y de un poder constituido excusado o perdonado por un referendo, no se va a dar con nuestro consentimiento”, subrayó el grupo insurgente en un comunicado leído por el número dos y jefe negociador, “Iván Márquez”, alias de Luciano Marín Arango.

Las FARC consideraron que “recurrir al referendo para el propósito de refrendación no es técnicamente aconsejable ya que lo que se vota es un ‘temario o articulado"”, e insistieron en su propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente con ese propósito.

El grupo guerrillero cree que la Constituyente es el “mejor camino” porque garantizará la “larga duración” de la paz, con una convocatoria que incluya los acuerdos alcanzados en la mesa de La Habana, y la propuesta de debate para aquellos puntos sobre los que no exista consenso.

Por otra parte, los guerrilleros volvieron a arremeter hoy contra el llamado Marco Jurídico para la Paz, una enmienda constitucional que contiene herramientas para regular el paso a la reconciliación en Colombia, si se logra el fin del conflicto interno.

“El regalo de las curules (escaños) no lo queremos, si es con el precio de que, mientras algunos de los nuestros van al Congreso, a otros se les destine a ocupar sitios tras las rejas o condenados a la extradición. ¿Qué otros ocultos caprichos entrañará la maniobra?”, apuntó la jefatura de las FARC en La Habana.

En ese sentido, los dirigentes guerrilleros sostuvieron que “no habrá sometimiento” de su parte a ningún marco jurídico con diseño unilateral, ni permitirán “cambiar” la verdad histórica “por un capricho de coyuntura de una de las partes del conflicto atada a un interés electoral revestido de afanes”.

Márquez recordó asimismo que hoy se cumple un año de la firma del acuerdo general para el proceso de paz iniciado en noviembre pasado en La Habana.

“(Ese acuerdo) nos ha permitido explorar posibilidades de encontrar al fin una solución política a un conflicto de más de medio siglo. Lo esperan no solamente los colombianos, sino también el continente entero”, sentenció.

Márquez también la “voz de aliento” del grupo rebelde a los campesinos que participan en la huelga del sector agrario colombiano y que hoy entró en su segunda semana.

El próximo miércoles concluirá la decimotercera ronda del proceso de diálogos, centrado actualmente en el tema de la participación política, segundo punto de la agenda.

La Habana, 26 ago (EFE).- El Gobierno de Colombia y las FARC pidieron a la Oficina de Naciones Unidas en Colombia y al Centro de Pensamiento para la Paz de la Universidad Nacional que organicen un foro de participación ciudadana sobre el tema de la solución al problema de las drogas ilícitas, se informó hoy en La Habana.

Un comunicado conjunto de las delegaciones del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) participantes en los diálogos por la paz indicó que la solicitud se hizo el sábado pasado durante una reunión celebrada en La Habana con voceros de la Oficina de la ONU y del Centro de Pensamiento de la Universidad Nacional.

Explicaron que el objetivo del foro es “ofrecer un espacio de diálogo democrático para que los ciudadanos y organizaciones de diversa índole hagan sus propuestas sobre este punto específico de la Agenda (de los diálogos) para enriquecer la discusión de la mesa de conversaciones”, como ocurrió con los dos foros anteriores.

El primer foro de participación social se celebró en diciembre de 2012 sobre el tema agrario, que fue el punto inicial de las negociaciones del proceso de paz, que se desarrollan desde noviembre pasado con sede permanente en la capital cubana.

El segundo foro vinculado con los diálogos abordó en abril pasado la participación política de la guerrilla una vez que se alcance un acuerdo de paz.

El Gobierno y la guerrilla indicaron que han orientado realizar el evento en dos momentos: el primero, un foro nacional en Bogotá de amplia participación y de características similares a los anteriores, previsto del 24 al 26 de septiembre próximo.

El segundo está previsto del 1 al 3 de octubre, en la ciudad de San José del Guaviare, para “recoger los testimonios de la región, promover intercambios” entre los diferentes actores que pueden construir una solución y para que sirva como estudio de una solución al problema de las drogas ilícitas con enfoque territorial.

En este “capítulo especial” del foro consideran la participación de pequeños agricultores, empresarios del campo, autoridades locales, los afrodescendientes y organizaciones comunitarias, campesinas e indígenas.

“Invitamos a todas las personas y organizaciones interesadas en aportar visiones y soluciones sobre este tema, para que asistan al foro y de esa manera aporten con sus propuestas al proceso de conversaciones que busca el fin del conflicto”, subraya la comunicación.

Asimismo señalaron que el tema de la solución al problema de las drogas ilícitas corresponde al punto número cuatro del “Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”

Los negociadores del Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla aprovecharon para recordar que este lunes se cumple un año de la firma del “acuerdo general” y reafirmaron su “disposición total” para llegar a un acuerdo, como expresaron en ese documento, y así “contribuir a la construcción de una paz estable y duradera”.

Desde que comenzó proceso de paz, se ha llegado a un acuerdo sobre la cuestión de la tierra y el desarrollo rural, y las partes discuten actualmente en la decimotercera ronda de conversaciones la futura participación de las FARC en política, el segundo de los cinco puntos de la agenda pactada.

El Gobierno de Colombia y las FARC reanudaron hoy el diálogo en La Habana, tras la “pausa” solicitada el viernes pasado por la guerrilla para analizar la propuesta de Santos de someter a referendo el eventual acuerdo de paz.

Esto provocó el regreso a Bogotá de la mitad del grupo negociador oficial, aunque la otra mitad permaneció en Cuba, donde aprovechó para asistir a la reunión con voceros de las FARC, la ONU y la Universidad Nacional.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo