Los expertos de la ONU investigan el supuesto ataque químico cerca de Damasco

Por Publimetro Colombia

Damasco/El Cairo, 26 ago (EFE).- La misión de la ONU efectuó hoy una accidentada visita a la población de Muadamiya, en la periferia de Damasco, y recogió restos del supuesto ataque con armas químicas denunciado por la oposición siria el miércoles pasado.

A la entrada de Muadamiya, el convoy de los expertos fue blanco de disparos, de cuya autoría el régimen sirio y los opositores se han acusado mutuamente.

El equipo de la ONU tuvo que regresar a Damasco y reemplazar el vehículo dañado, pero pudo finalmente llegar a esa localidad, situada en la zona de Guta y bajo control de los rebeldes.

Uno de los activistas que acompañó a los investigadores, Wasim al Ahmed, explicó a Efe por teléfono que estudiaron y recogieron pruebas en algunos de los lugares y edificios alcanzados por los misiles.

Al Ahmed, portavoz del centro de prensa de Muadamiya, señaló que los expertos se entrevistaron en el hospital con heridos por el ataque químico y les tomaron muestras de sangre y de pelo.

Según este activista, la visita duró unas tres horas y debido a su retraso en llegar por los disparos contra su convoy, la misión no tuvo tiempo suficiente para acceder a todos los sitios afectados por las armas químicas.

El pasado miércoles, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza opositora, denunció que al menos 1.300 personas fallecieron en un ataque químico del régimen, aunque Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó solo 355 muertos con síntomas neurotóxicos, sin valorar quién fue el autor de la matanza.

Varios vídeos colgados en internet por los grupos opositores muestran al equipo de la ONU hablando con lugareños y médicos, aunque la mala calidad de las imágenes impide comprender bien las conversaciones.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, informó de que los expertos visitaron dos hospitales y pudieron entrevistar a testigos, supervivientes y médicos, así como recoger algunas muestras.

En su comunicado, Ban también aseguró que presentará una queja “contundente” al régimen sirio y a la oposición tras el ataque contra uno de los vehículos de la misión.

El máximo responsable de la ONU detalló que el coche fue atacado por un “francotirador no identificado” y expresó su confianza en que a partir de mañana se garantice la seguridad del equipo.

El Gobierno sirio culpó a “grupos terroristas armados”, como suele denominar a los rebeldes, del tiroteo y subrayó que en esa zona eran los insurgentes los responsables de garantizar la seguridad de los expertos.

Por su parte, la CNFROS acusó a las milicias del régimen de los disparos y denunció que fue un intento de “intimidar al equipo de la ONU e impedir que descubra la verdad del ataque con armas químicas”.

La coalición opositora señaló que francotiradores de las milicias progubernamentales dispararon contra la misión de la ONU cerca de un puesto de control en la entrada a Muadamiya, que todavía está en manos de las autoridades.

En un comunicado, se comprometió a facilitar el trabajo de los expertos en las zonas bajo control de los rebeldes y explicó que los activistas colaboraron con los observadores de la ONU durante su visita.

El equipo, encabezado por el sueco Ake Sellström, llegó a Siria el pasado 18 de agosto, tras retrasar varias veces su visita por desacuerdos entre la ONU y Damasco.

Los expertos, de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya estudian si se emplearon armas químicas en tres zonas de Siria, aunque la ONU ha recibido hasta catorce informes de su posible uso.

El régimen de Bachar al Asad niega haber utilizado armas químicas y ayer autorizó la visita de los expertos a las zonas de la periferia de Damasco blanco el pasado miércoles del supuesto ataque.

Siria nunca firmó la Convención en contra de las Armas Químicas aprobada en París en 1993 y la Asociación de Control de Armas y la CIA estadounidense apuntan a que tiene almacenados gas mostaza, gas sarín y el agente nervioso VX.

La investigación de los expertos de la ONU coincide con una escalada de la presión internacional contra Damasco y de las amenazas de países como EEUU, Francia y Reino Unido sobre una eventual intervención en el país.

París, 26 ago (EFE).- El ministro sirio de Información, Omran al Zubi, negó hoy toda utilización de armas químicas por parte del régimen del presidente Bashar Al Assad que, dijo, está a la espera de las conclusiones de la misión de la ONU para saber lo que ocurrió y quién y cómo las utilizó.

En una entrevista divulgada por el canal France 24 desde Damasco, el ministro aseguró, no obstante, que quienes utilizaron armas químicas en Siria fueron los “grupos terroristas armados”.

“Los responsables son los grupos terroristas”, ellos fueron quienes “llevaron esas armas a Siria”, ya que “ciertos países como Turquía, Arabia Saudí y ciertos países europeos” les abastecen, añadió Omran al Zubi.

“No acusamos a esos países por eso, tenemos declaraciones de jefes de países europeos, de EE.UU., de países árabes que hablan de ello”, subrayó el ministro, quien reiteró la disposición del régimen sirio de participar en una segunda conferencia internacional de paz para Siria sin condiciones previas.

En referencia al supuesto ataque químico en las afueras de Damasco, el pasado miércoles, en el que según la oposición siria habrían muerto más de un millar de personas, Al Zubi insistió en que “evidentemente el Gobierno no utilizó armas químicas, ni antes ni después de ese episodio”.

Las regiones “donde se desarrollaron esos eventos están bajo el control de los grupos terroristas armados, no del Gobierno”, por eso “no pudimos examinar antes esas regiones y ver lo que pasó” y por eso el Gobierno espera las conclusiones de la ONU “para que nos digan lo que pasó”, mantuvo.

Respecto al ataque de francotiradores perpetrado hoy contra uno de los vehículos de los expertos de la ONU que investigan el supuesto ataque químico del miércoles, el ministro dijo que las autoridades sirias son responsables de la seguridad de esa misión “en las regiones que controla”, pero no en las controladas “por los grupos terroristas armados”.

También hoy, desde El Cairo, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), el mayor grupo opositor del país, acusaba a su vez a las milicias del régimen sirio de disparar contra la misión de la ONU.

En declaraciones a France 24, el ministro sirio precisó que la delegación de la ONU tiene toda libertad para desplazarse en la periferia de Damasco por “la lista de sitios” que facilitó, es decir “donde hubo alegaciones de usos de armas químicas el miércoles pasado”.

Los expertos de la ONU visitaron hoy la población de Muadamiya, donde según la CNFROS murieron al menos 1.300 personas en un ataque químico del régimen, y donde Médicos Sin Fronteras (MSF) confirmó 355 muertos con síntomas neurotóxicos.

Muy crítico con los medios occidentales, incluido France 24, el titular sirio de Información consideró al régimen y al Estado sirio víctima de una “guerra mediática” por parte de “ciertos países como Francia, Turquía, Estados Unidos y Arabia Saudí” que “no tienen en cuenta” sus declaraciones.

Afirmó, al respecto, que en sendas masacres con armas químicas contra la población civil en sus zonas de control, donde murieron cerca de 400 personas, nadie se movilizó, ni se indignó, ni “ningún ministro de Exteriores nos contactó”, como “si hubiera indiferencia ante esas víctimas”.

“Cuando los terroristas utilizan las armas químicas no pasa nada, se olvida, se perdona, pero cuando se grita una mentira contra nosotros, se indignan”, consideró.

Esa “guerra mediática” incluye que ya no puede difundir sus informaciones por ciertos satélites, ni tiene embajadas en Europa para hacer llegar su punto de vista, por lo que es imposible “hacer llegar nuestro mensaje”.

Sin embargo, “a esos grupos terroristas y a sus representantes en el extranjero” se les abren “todas las tribunas”, dijo el ministro, lamentando no poder ir a Londres o a París para hablar y presentar sus puntos de vista ante sus respectivos Parlamentos.

Francia y el Reino Unido “amenazan con agredir Siria y apoyan de manera expresa a Al Qaeda y el Frente Al Nusra”, pero si esos grupos ganan “es que esos países tienen problemas en sus sistemas de información”, estimó el ministro, que consideró amenazantes y “preparativas” las recientes declaraciones de EE.UU. y del Reino Unido para tomar medidas contra el régimen sirio antes de que los expertos de la ONU terminen su trabajo.

“Hemos dicho expresamente que nunca utilizamos ni utilizaremos armas químicas contra nadie”, si se amenaza a Siria de agresión con ese pretexto “es que hay prisa por acusar a Siria de cosas que no ha hecho” y que “vivimos en un régimen de jungla” y no de derecho internacional, denunció.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo