El líder izquierdista Hamdin Sabahi cree que no es posible establecer un estado religioso en Egipto

Por Publimetro Colombia

El Cairo, 24 ago (EFE).- El líder nacionalista de izquierda Hamdin Sabahi negó en una entrevista con Efe la posibilidad de establecer un estado religioso en Egipto, aunque defendió que el islam sea la fuente de la legislación al ser la cultura dominante en su país.

“Pensamos que no hay ninguna posibilidad de que se establezca un estado religioso en Egipto, porque dentro del mismo islam no existe ese concepto”, apuntó Sabahi, que fue el tercer candidato más votado en las pasadas elecciones presidenciales, en las que venció el ahora depuesto mandatario Mohamed Mursi.

Asimismo, insistió en que “no beneficia ni al estado ni a la religión” que haya partidos con base religiosa, porque las formaciones políticas son, a su juicio, creaciones humanas relacionadas con problemas del momento.

“Nadie puede monopolizar la religión. Hay que liberarla y dejarla a disposición de todos los fieles e impedir que sea monopolizada por un partido”, apuntó Sabahi, en alusión a los Hermanos Musulmanes.

Sin embargo, el político, de 59 años, señaló que esa postura no impide que la “sharía” (ley islámica) sea la fuente principal de la legislación, tal como recoge la Constitución egipcia.

Sabahi calificó la etapa que vive Egipto como “momento del conflicto abierto” entre, por un lado, el Estado y sus aparatos, y, por el otro, los Hermanos Musulmanes y sus aliados, quienes, en su opinión, han desafiado la voluntad del pueblo y recurrido a la violencia.

Aunque admitió que las nuevas autoridades han cometido errores, señaló que en este periodo “es importante que el Estado demuestre su cohesión, firmeza y fuerza de acuerdo a la ley”, y expresó su apoyo al papel de la Policía y del Ejército.

Sabahi, que lidera el partido de tendencia naserista Corriente Popular, estimó que “no era posible llegar a ningún tipo de acuerdo político serio con los Hermanos Musulmanes”, quienes, a su juicio, no aprovecharon las oportunidades que les ofreció el pueblo.

De igual forma, pidió que se juzgue por violencia y terrorismo al liderazgo “anacrónico y fanático” de la Hermandad -que “llevó el país a una división política y social crítica”-, aunque instó a que se evite castigar a los miembros de la cofradía que no han cometido crímenes.

Pese a todo, se mostró optimista ante la posibilidad de establecer un sistema político que abarque a todos los egipcios, incluidas las corrientes islamistas, pero a condición de evitar que se funden partidos políticos con base religiosa.

Sabahi consideró que el Gobierno egipcio “está avanzando” en la aplicación de la hoja de ruta establecida por los militares y gran parte de las fuerzas políticas, tras deponer a Mursi el pasado 3 de julio.

Respecto al borrador para enmendar la Constitución que acaba de ser redactado un comité técnico, Sabahi denunció que este no garantiza la justicia social y no protege los derechos económicos y sociales de los egipcios.

Además, pidió que se recupere el sistema electoral basado en la representación proporcional por listas, en lugar de las candidaturas individuales como se votaba durante el régimen de Hosni Mubarak (1981-2011).

Por otra parte, criticó a los países que tachan de golpe de Estado la intervención militar que llevó a la destitución de Mursi y consideró la posible congelación de las ayudas internacionales a Egipto como un castigo contra el pueblo.

“Puedo comprender que Europa decida parar la exportación a Egipto de equipamiento de seguridad, pero cuando decide congelar su ayuda económica, eso es un castigo al pueblo por haber hecho la revolución”, apuntó.

Según el líder izquierdista, en paralelo a los últimos acontecimientos ha nacido una solidaridad panarabista que compensará a Egipto, ya que varios países árabes, como Arabia Saudí, expresaron su intención de cubrir las ayudas que pueden ser suspendidas.

Añadió que, en esa misma línea, Egipto se está abriendo ahora a polos diversificados en el mundo, para evitar la dependencia de la administración estadounidense, y que pretende establecer relaciones equitativas con todo el mundo, especialmente con países como el bloque BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). Mohamed Siali

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo