La ONU estima que la guerra en Siria causa un sufrimiento extremo a 6 millones de niños

Por Publimetro Colombia

Ginebra, 23 ago (EFE).- La guerra civil en Siria ha llevado a más de seis millones de niños a una situación de sufrimiento extremo, con 3,1 millones de menores afectados por el conflicto, otros dos millones desplazados internos y un millón refugiados en algún país vecino, informaron hoy organismos de la ONU.

Tras anunciarse la “vergonzosa marca” alcanzada de un millón de niños que han abandonado Siria con sus familias -aunque muchos lo han hecho solos- para refugiarse en alguno de los países vecinos, el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Antonio Guterres, dijo que ésta será una generación marcada por el trauma y la rabia.

Más de 3.500 niños han atravesado las fronteras no acompañados o separados de sus familias.

Según los datos de su organismo -responsable del registro y de la concesión del estatus internacional de refugiado-, el 75 por ciento de los menores refugiados tienen menos de once años.

Guterres reconoció que a pesar de los esfuerzos del suyo y de varios otros organismos humanitarios “no se está haciendo lo suficiente” para brindar a los niños el apoyo psicológico y material que necesitan.

Precisó que del millón de niños refugiados se ha proporcionado ayuda psicológica a unos 167.000, una cifra que a pesar de ser muy elevada deja de lado a otros cientos de miles de niños víctimas de la guerra.

La directora ejecutiva adjunta de UNICEF, Yoka Brandt, recordó que hace exactamente un año había 70.000 niños refugiados y que en ese entonces nada hacia presagiar que la violencia escalaría a tal extremo que arrojaría a un total de dos millones de personas fuera de Siria.

El daño físico, el estrés, el miedo y el trauma son sólo una parte de los sufrimientos que los niños están experimentando en este conflicto.

A ellos se agregan los riesgos de ser víctimas de trabajo forzoso, matrimonios precoces, explotación sexual y tráfico de personas.

Brandt declaró también que treinta meses después de haberse iniciado el conflicto armado en Siria, las familias que decidieron acoger a familiares, amigos o, por solidaridad, a los recién llegados de ese país han agotado sus medios para salir adelante.

El deterioro de la situación en estas comunidades de acogida es un elemento adicional de estrés que pone en riesgo a los niños, opinó la representante del UNICEF, el brazo de protección de la infancia de Naciones Unidas.

A una pregunta de dónde colocaría el punto a partir del cual el número y situación de los refugiados será imposible de sostener, Guterres respondió que hace un año, ante la misma pregunta, hubiera respondido que el límite estaba muy por debajo de la realidad actual.

Por otra parte, reconoció que se han detectado casos de reclutamiento forzoso, tanto de niños como de adultos, en ciertos campamentos de refugiados, sobre todo en el de Zatari (Jordania), que con una población de 120.000 personas se ha convertido rápidamente en el segundo más grande del mundo.

Este problema también se ha hecho patente en Irak, indicó.

El alto comisionado dijo que otro problema “que no se puede minimizar” es el de la violencia sexual, sobre lo que es imposible recopilar estadísticas fiables debido a que se trata de un tema tabú que las mujeres prefieren ocultar por vergüenza.

Un aspecto que ayudaría a atajar este problema, indicó Guterres, sería aumentar la presencia de policías femeninas en los campamentos de refugiados.

Naciones Unidas, 23 ago (EFE).- La ONU urgió hoy al régimen sirio a autorizar una investigación del supuesto ataque químico en el país, pidió a la oposición que coopere con su misión de expertos y anunció que mañana llegará a Damasco su representante especial para Asuntos de Desarme, Angela Kane.

“El secretario general, Ban Ki-moon, urge a las autoridades a responder de manera positiva y sin dilación, teniendo en cuenta que han dicho públicamente que están preocupadas por lo sucedido”, dijo ante la prensa el portavoz de la ONU Eduardo del Buey.

Asimismo, anunció que la representante especial para Asuntos de Desarme llegará mañana a Damasco para negociar con las autoridades los permisos necesarios e hizo un llamamiento a la oposición a cooperar con la misión liderada por el profesor sueco Ake Sellstrom.

“Es de vital importancia que todos aquellos que comparten la preocupación y urgencia por investigar estas denuncias asuman por igual su responsabilidad en cooperar para que la misión pueda hacer su trabajo en un ambiente seguro”, indicó el portavoz.

Subrayó también que es “imperativo” que llegue la asistencia humanitaria de emergencia a todas las víctimas de la violencia, para lo cual volvió a pedir un alto el fuego y el cese de las hostilidades.

Desde Seúl, donde se encuentra de visita de trabajo, Ban aseguró hoy que la intervención del organismo en la crisis de Siria es “una cuestión de tiempo” porque “todos los preparativos técnicos y logísticos están completados”.

La opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS) invitó hoy oficialmente a la misión de expertos de la ONU a visitar las zonas supuestamente atacados con gases tóxicos, garantizándole seguridad en su nombre y el del Ejército Libre de Siria que combate en la zona.

Los rebeldes sirios denunciaron este miércoles que al menos 1.300 personas murieron en ese ataque del Ejército, acusaciones que fueron negadas por las autoridades de Damasco de manera inmediata.

Ese nuevo incidente en la zona de Guta Oriental, a las fueras de Damasco, es el decimocuarto ataque con armas químicas que se denuncia desde que empezó la guerra civil de Siria hace más de dos años, pero sería el más grave y mortífero.

El Consejo de Seguridad, el máximo órgano de decisión de la ONU, sigue sin ponerse de acuerdo para pedir formalmente que se lleve a cabo una investigación debido a los obstáculos de Rusia y China, según diplomáticos occidentales consultados por Efe.

El régimen de Bachar al Asad y los insurgentes se acusan desde hace meses de haber empleado ese tipo de armamento durante el conflicto en Siria, uno de los siete países que no ha firmado la Convención sobre Armas Químicas de 1997.

Desde que se inició la guerra civil en Siria, en marzo de 2011, han muerto más de 100.000 personas y casi 7 millones necesitan ayuda humanitaria de emergencia, según las últimas cifras de Naciones Unidas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo