El Consejo de Seguridad condena deterioro de situación humanitaria en Jonglei

Por Publimetro Colombia

Naciones Unidas, 23 ago (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU expresó hoy su “grave preocupación” por el aumento de la violencia en Sudán del Sur y condenó los ataques contra civiles en el estado de Jonglei y el deterioro de la situación humanitaria en esa zona.

“Condenamos con firmeza los ataques contra civiles y contra instalaciones de la ONU y otras organizaciones internacionales”, dijo el Consejo de Seguridad en un comunicado, leído ante la prensa por su presidenta, la embajadora argentina, María Cristina Perceval.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas deploró que esos ataques hayan provocado el desplazamiento de población civil “a gran escala” e hizo un llamamiento al Gobierno sursudanés a facilitar el acceso de la ayuda humanitaria para atender a los afectados.

Tras celebrar una ronda de consultas a puerta cerrada sobre la situación en ese país, sus quince miembros pidieron garantías para que la misión de la ONU en Sudán del Sur pueda moverse libremente por todo el estado de Jonglei.

“Llamamos a todas las partes, incluidas las milicias armadas, a abstenerse de seguir atacando a la población civil, y a que respeten sus obligaciones bajo el derecho internacional humanitario”, añadió el Consejo.

Tomaron también nota del compromiso del Gobierno de investigar y llevar ante la justicia a quienes ataquen contra civiles en Jonglei y reiteraron su preocupación por las violaciones de derechos humanos y abusos de los grupos armados y las fuerzas de seguridad.

Eso incluye también a algunos miembros del Ejército Popular de Liberación de Sudán (SPLA), el brazo armado de las autoridades sursudanesas, según el Consejo, que insistió en que cualquier responsable de violaciones de derechos humanos debe ser enjuiciado.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, transmitió a principios de agosto al presidente de Sudán del Sur, Salva Kir, que seguía estando muy preocupado por la situación de seguridad en el estado de Jonglei.

La Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) está presente en esa conflictiva provincia, en la frontera con Etiopía, para proteger a la población civil y escoltar a los convoyes de ayuda humanitaria.

Sudán del Sur, de mayoría cristiana y animista, se independizó de Sudán, de mayoría musulmana, en julio de 2011 gracias a un acuerdo de paz firmado en 2005 que puso fin a décadas de guerra civil, pero han seguido los enfrentamientos tribales y las tensiones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo