Los malienses acuden a las urnas para pasar la página de la crisis política

Por Publimetro Colombia

Bamako, 27 jul (EFE).- Los habitantes de Mali acudirán mañana a las urnas para elegir al nuevo jefe del Estado y retornar así al orden constitucional que se interrumpió por el golpe de Estado de marzo de 2012, que dejó sumido al país en una crisis política y de seguridad.

Tras el golpe de Estado de marzo de 2012, que depuso al presidente constitucional de Mali, Amadu Tumani Turé, la situación se fue deteriorando en el país, sobre todo en el norte, donde en marzo los rebeldes tuareg proclamaron la independencia del denominado Estado de Azawad, a lo que en junio de ese mismo año se sumó la acción de tres grupos yihadistas y salafistas.

Esos grupos -Ansar Al Din, Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), desplazaron a los tuareg del control de la región septentrional, donde establecieron un sistema basado en una interpretación rigorista de la ley islámica, y amenazaron con avanzar hacia el sur de Mali.

Ante la gravedad de la situación, el 12 de enero de 2013 Francia puso en marcha la denominada Operación Serval, en la que las unidades militares francesas consiguieron frenar el avance salafista.

A los comicios están convocados 6,9 millones de electores que votarán en 25.000 colegios electorales para elegir entre los 27 candidatos que se disputan la Presidencia del país.

Si ninguno de los candidatos superase la barrera del 50 por ciento de los votos, los dos más votados concurrirían a una segunda vuelta, prevista para el próximo 11 de agosto.

Según un sondeo efectuado la semana pasada, el favorito en estos comicios es el ex primer ministro y expresidente del parlamento Ibrahim Bubacar Keita, del partido Agrupación por Mali (RPM), seguido del exministro de Finanzas Sumalia Cisé, de la Unión por la República y la Democracia (URD).

La campaña electoral, que comenzó el pasado 7 de julio y se cerró ayer, viernes, se ha desarrollado sin incidentes importantes, salvo los episodios de violencia registrados hace diez días en la ciudad septentrional de Kidal, en los que murieron cuatro personas.

Los representantes de algunos partidos políticos han denunciado irregularidades como la puesta en circulación de casi dos millones de tarjetas electorales sin número, nombre y foto, pero, al parecer, listas ser usadas.

El ministro maliense de Administración Territorial, coronel Musa Sinko Culibali, reconoció recientemente que faltaba por distribuir alrededor del 15 por ciento de las tarjetas electorales, una operación que estaba sufriendo retrasos.

Las elecciones estarán supervisadas por misiones de observadores de la Unión Europea, la Unión Africana y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO).

En conferencia de prensa, el jefe de la misión de observadores de la UE, el belga Louis Michel, dijo ayer que los comicios se deben llevar a cabo en condiciones “aceptables”, de tal modo que el candidato que resulte elegido “tenga una amplia legitimidad”.

Los aspectos de seguridad corren a cargo de los 6.300 efectivos la fuerzas de la misión de la ONU para Mali (MINUSMA) y de los 3.200 militares franceses integrados en la operación “Serval”, puesta en marcha por París el pasado 12 de enero para detener el avance de los grupos salafistas que desde el norte amenazaban con alcanzar Bamako.

Actualmente, la mayor preocupación se centra en la ciudad septentrional de Kidal, ocupada desde el pasado febrero por los separatistas tuareg del Movimiento Nacional del Liberación de Azawad (MNLA) y en donde persiste la incertidumbre sobre si se podrá verificar la votación. Idrissa Diakité

Nuakchot, 27 jul (EFE).- El movimiento Monoteísmo y Yihad en África del Oeste (MYAO) amenazó hoy con atentar contra los colegios electorales que mañana acogen los comicios presidenciales en Mali, según un comunicado recibido por la Agencia Nacional de Información (ANI, privada) de Mauritania.

“Los centros y lugares de eso que se ha llamado elecciones serán objetivo de atentados por parte de los combatientes”, amenazó el MYAO, uno de los movimientos que durante meses ocupó el norte de Mali e impuso una estricta interpretación de la ley islámica.

También los cuarteles militares y de la Gendarmería (policía rural) son amenazados en el mismo comunicado.

Esta es la primera vez en que un movimiento islamista de los que están activos en Mali se pronuncia sobre la cita electoral de mañana, y si bien es imposible certificar la autenticidad del comunicado, lo cierto es que ANI ha sido utilizada en el pasado por estos grupos yihadistas para hacerse oír.

El MYAO, junto con Ansar al Din y Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), ocuparon el norte de Mali entre junio de 2012 y enero de 2013, momento en que fueron desalojados por una coalición militar africana capitaneada por Francia en la llamada Operación “Serval”.

Según el comunicado, los franceses “han intervenido en el norte de Mali con el único fin de impedir la aplicación de la Sharia (ley islámica), pues no intervinieron en los años 90 cuando la guerra en Mali era por un conflicto étnico”, en referencia a la rebelión tuareg contra el gobierno de Bamako para pedir autonomía en el norte del país.

El movimiento yihadista carga contra Francia por “abandonar” a sus rehenes en el Sahara y haber “tratado de liquidarlos para deshacerse de ellos”, y la afirmación de París de que despliega todos los esfuerzos para liberarlos no es sino “mentira y engaño”.

El MYAO asegura que “los muyahidín se encuentran bien”, puesto que la guerra no ha hecho sino “hacerlos más fuertes en su religión”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo